Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aumentó en Buenos Aires la asistencia a víctimas de delitos

Un programa del Ministerio de Justicia bonaerense prestó en los últimos 12 meses colaboración judicial, social y psicológica a 2408 afectados por trata, violencia de género y homicidios

Domingo 30 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

En los primeros seis meses de este año aumentó la cantidad de víctimas de delitos que es asistida mediante el programa especial de ayuda a cargo del gobierno bonaerense. El programa comenzó en julio de 2016 y desde entonces se prestó colaboración a 2408 damnificados por redes de trata, violencia de género y homicidios, con 1265 casos registrados entre enero y julio de este año. En el primer semestre del año pasado, antes del lanzamiento del plan, la atención alcanzaba sólo a 629 víctimas.

El aporte estatal para las víctimas de delitos graves se apoya en la asistencia jurídica, psicológica y social. Dependiéndose de las características de cada caso se determina una intervención parcial o de las tres áreas dispuestas para dar colaboración con las personas afectadas por la violencia.

"La gobernadora nos ha instruido para fortalecer la prevención y, en los lamentables casos que hay personas afectadas, dar la asistencia a las víctimas o sus familiares, de manera de que el Estado esté presente para por lo menos atenuar las consecuencias de lo que no pudo evitar", afirmó el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari.

El programa de asistencia está a cargo de la Subsecretaría de Acceso a la Justicia, cuya titular es Rosario Sánchez,y divide su tarea en dos áreas: delitos graves y trata de personas.

Durante el primer semestre de 2016, el gobierno bonaerense asistió a 629 víctimas de delitos graves. Entre julio y diciembre de 2016, primeros seis meses de funcionamiento del plan, la cifra aumentó hasta 1143, es decir, con un incremento de 82 %. Y en los primeros seis meses de 2017, se incorporaron otros 1265 casos. Las autoridades explicaron que para contar con esa asistencia debe existir una causa judicial que de inicio al expediente.

En los primeros seis meses de este año aumentó la cantidad de víctimas de delitos que es asistida mediante el programa especial de ayuda a cargo del gobierno bonaerense
En los primeros seis meses de este año aumentó la cantidad de víctimas de delitos que es asistida mediante el programa especial de ayuda a cargo del gobierno bonaerense. Foto: Gza. ConceptoDefinicion.de

También se presta colaboración a familiares de las víctimas fatales de accidentes de tránsito. Esta semana se inició la asistencia por las dos muertes provocadas por la colisión de un tren contra un colectivo en la localidad de Mariano Acosta.

En cuanto a delitos vinculados con la trata de personas, la cantidad de personas asistidas tuvo un leve aumento en el segundo semestre del 2016, cuando se registraron 411 casos frente a los 401 atendidos en los primeros seis meses de ese año. Sin embargo, en 2017 se visualizó una disminución de asistencia en ese grupo de víctimas, con 210 personas asistidas. Para las autoridades bonaerenses, eso ocurrió por merma en los casos de trata judicializados.

En este tipo de situaciones, la Subsecretaría de Acceso a la Justicia se acerca a la víctima. "El fiscal o el juez nos avisa cuándo y dónde van a realizar un procedimiento para que nosotros estemos preparados para brindar asistencia ni bien se rescata a la víctima", dijo la subsecretaria Sánchez a LA NACION.

Si bien no hay un plazo promedio de tiempo para la asistencia, en el Ministerio de Justicia explicaron que normalmente son los expedientes de trata de personas los que más se extienden debido a que las causas judiciales pueden llevar varios años. "Lo más difícil siempre es preparar a la víctima para que afronte el juicio", añadieron.

Cada unidad del equipo, según explicó Sánchez, se encuentra compuesto por un abogado, que debe ser del mismo departamento judicial en donde se tramita la causa, una asistente social y un psicólogo. Lo que no quiere decir es que durante todo el proceso esos tres profesionales sean utilizados por las víctimas. "Hay caso en donde los familiares contrataron un abogado particular, pero se continuó con la asistencia social y el psicólogo", añadió la funcionaria.

Descentralización

La administración bonaerense cuenta con veinte Centros de Asistencia a la Víctima y Acceso a la Justicia, a los que se sumarán siete más antes de fin de año. La descentralización del programa es una de las explicaciones para el aumento de casos tratados.

Antes se concentraba la atención en una sede en La Plata. Ahora, el 80% de las víctimas asistidas ingresó en el programa acercándose a uno de los centros repartidos en varios municipios.

Tal y como sucede con las fiscalías de instrucción, se está elaborando un mapa para saber cuáles son los departamentos judiciales donde debe reforzarse la presencia de esos centros.

Por ejemplo, en las últimas semanas se agregó un nuevo equipo en Lomas de Zamora, lugar donde fue detectado un foco importante de casos de violencia de género. Las otras zonas con mayores problemas en ese sentido son La Matanza, Moreno, Quilmes y La Plata. "Es porque allí hay mayor densidad poblacional", explicó la subsecretaria de Género y Diversidad Sexual, Daniela Reich.

Auxilio en el 144

Cada día se reciben 1900 llamados al teléfono 144, previsto para la inmediata asistencia a víctimas de violencia de género. De esa cifra, más de 600 derivan en diversas denuncias, con unas 150 que corresponden específicamente a violencia de género. Las autoridades bonaerenses afirmaron que las comunicaciones en esa línea de asistencia también aumentaron al incrementarse la cantidad de operadores del sistema.

"Es mucho lo que se ha avanzado en cuanto a toma de conciencia social en materia de lucha contra la violencia de género. Sin embargo, todavía hay deudas legislativas y judiciales que no pueden esperar a que ocurran hechos mediatizados -como en general ha ocurrido hasta ahora- para instrumentarse", aseguró Ferrari a LA NACION.

Las estadísticas que provee el programa también dan un panorama de la situación de delitos que vive la provincia. Según las cifras correspondientes al segundo trimestre de 2017, en el territorio bonaerense hubo 133 casos graves de violencia de género, 90 abusos sexuales y 12 femicidios.

El objetivo de la contención

Gustavo Ferrari

Ministro de Justicia Bonaerense

"Buscamos que el Estado esté presente para por lo menos atenuar las consecuencias de lo que no pudo evitar", dijo el ministro de Justicia bonaerense, que tiene en su área el programa de asistencia a las víctimas de delitos graves.

Más centros de atención

El gobierno bonaerense cuenta con 20 Centros de Asistencia a la Víctima y Acceso a la Justicia, instalados en varios municipios. Las autoridades esperan abrir este año otras siete oficinas. La atención estaba centralizada antes en un centro en La Plata.

Equipos de trabajo

Cada grupo que se ocupa de la atención de un caso está integrado por un abogado, un psicólogo y un asistente social. La víctima puede recibir apoyo de esos profesionales.

Te puede interesar