Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Río 2016: por un globo de papel se quemó el velódromo de los Juegos, que costó 40 millones de euros

La instalación se incendió en la madrugada de este domingo; el mantenimiento le cuesta al estado brasileño unos 3,5 millones de dólares al año

Domingo 30 de julio de 2017 • 11:14
0
El Velódromo de Río, en llamas
El Velódromo de Río, en llamas. Foto: O''Globo

RÍO DE JANEIRO (dpa).- El velódromo de Río de Janeiro, construido para los Juegos Olímpicos que se disputaron en el año pasado, se incendió esta madrugada, según informó el periódico "O Globo".

De acuerdo con el periódico, el fuego en el escenario deportivo habría comenzado cerca de la 1 y afectó en fundamentalmente al techo de la instalación, que forma parte del Parque Olímpico, el conjunto de estadios construidos en el barrio Barra da Tijuca para recibir pruebas de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Los bomberos que trabajaron en el velódromo no informaron cuál fue la causa que originó el incendio, que ya fue controlado, pero testigos relataron por redes sociales que el fuego habría comenzado después que un globo de papel, impulsado por una vela en su interior, cayera en la techo de la instalación.


La construcción del velódromo de Río de Janeiro costó aproximadamente unos 40 millones de euros, según informó el comité organizador.

El Ministerio de Deportes de Brasil expresó en un comunicado que la cartera "lamenta profundamente el incidente ocurrido esta madrugada en el Velódromo de Parque Barra, y, al mismo tiempo, critica esa práctica criminal de soltar globos de papel", ya que en el país sudamericano está prohibida esa actividad.

El comunicado también puntualizó que la cartera de Deportes aguardará la pericia del los Bomberos para evaluar "las medidas a ser adoptadas para la recuperación de ese importante bien nacional".

Por su parte, el ministro de Deporte, Leonardo Picciani, expresó en su cuenta oficial de Twitter su repudio a los globos de papel y compartió un video en el cual se ve a uno cayendo en la zona del velódromo.

Durante los Juegos Olímpicos del año pasado la instalación fue la sede de las pruebas de ciclismo de pista. Después de los Juegos, el establecimiento solo fue utilizado una vez más, para el Bike Rio Fest, evento que fue realizado en mayo.

El mantenimiento del velódromo le cuesta al estado brasileño unos 3,5 millones de dólares anuales y sólo en energía eléctrica consume el equivalente a casi un millón al año, debido a que el aire acondicionado no se puede apagar porque ayuda a preservar la composición especial de su piso.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas