Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alerta en La Plata por la cantidad de muertos en accidentes viales

Una ONG sostiene que suman 157 las víctimas en 18 meses, una cada tres días; la intendencia afirma que son menos, pero admite el problema; nombraron más inspectores y colocarán cámaras para fotomultas

Lunes 31 de julio de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
0
Escena dantesca: en la noche del viernes, dos jóvenes murieron en la avenida 32
Escena dantesca: en la noche del viernes, dos jóvenes murieron en la avenida 32. Foto: ONG Corazones Azules

LA PLATA.- Un estudio de la ONG Corazones Azules puso en evidencia la crítica situación en materia de seguridad vial que atraviesa esta ciudad. En los últimos 18 meses murieron 157 personas en accidentes de tránsito; la cifra da un promedio de un fallecido cada tres días y medio. Los principales protagonistas de estas tragedias son los motociclistas, que representan casi el 40% de las víctimas mortales.

El municipio, que conduce el intendente Julio Garro (Cambiemos), reconoce la problemática. Aunque las estadísticas oficiales son levemente menores: en total, sostiene, en el último año y medio hubo 120 muertos. No obstante, sólo contabilizan los fallecidos en la vía pública, sin abarcar los heridos que llegan a los hospitales producto de algún choque y fallecen a las pocas horas o a días de estar internados.

El informe de Corazones Azules advierte que La Plata se ha convertido en la ciudad con más muertos en el tránsito en relación con el número de habitantes de todo el país. Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación explicaron que este dato no puede ser corroborado oficialmente porque el organismo sólo tiene información de lo que ocurre en rutas nacionales.

El presidente de la ONG, Pedro Perrotta, explicó a LA NACION que se compararon las cifras obtenidas en las fiscalías del Departamento Judicial de La Plata y con números de otras ciudades del país. "Así, pudimos determinar que La Plata es la ciudad con más muertos viales del país en relación con su población. El año pasado, por ejemplo, tuvimos 95 fallecidos sobre una población de 649.000 habitantes (uno cada 6831). En la ciudad de Buenos Aires, la relación fue mucho menor porque hubo para el mismo período 109 fallecidos para una población que supera las 2.890.000 personas (uno cada 26.513)", dijo Perrotta.

El estudio precisa además que a los 95 fallecidos de 2016 se suman 62 muertes ocurridas en el primer semestre de este año. La magnitud del problema es tan grave que en el primer semestre de este año hubo más de 1800 accidentes de vehículos en La Plata.

A las cifras de este informe se suman los estudios que cada año realiza la ONG Luchemos por la Vida. Si bien el mapeo que hace esta institución es a nivel nacional y provincia por provincia, coincide en que las cifras de muertes en las calles platenses son similares a las que ellos contabilizan en sus informes.

"Nuestro relevamiento en todo el país del año pasado nos dio un total de 7268 muertos en accidentes de tránsito. Es una cifra tremenda que permanece estática y no se ha logrado bajar desde hace mucho tiempo. En países como Suecia y Holanda, con campañas de seguridad y controles pudieron bajar más de un 55% las muertes en accidentes viales", explicó Alberto Silveira, presidente de Luchemos por la Vida.

Ante la alarmante situación, Corazones Azules pidió al Concejo Deliberante platense que declare la emergencia vial en toda la ciudad y reclama también mayores controles en la vía pública, al igual que cientos de vecinos que sufren el problema de la inseguridad vial, especialmente los fines de semana, cuando ocurren graves accidentes.

"Faltan más controles. No puede ser que tengamos un número tan elevado de muertos. No queremos polemizar con el municipio, pero desplegar un operativo con 20 móviles de control sale mucho más barato que tener que poner en marcha todo el sistema de salud y emergencia cuando ocurre un accidente. Y ni hablar si se trata de un fallecido", dijo Perrotta.

El plan oficial

La ampliación de las esquinas busca reducir la velocidad, pero recibe críticas
La ampliación de las esquinas busca reducir la velocidad, pero recibe críticas. Foto: Santiago Hafford

El secretario de Convivencia y Control Ciudadano del municipio, Roberto Di Grazia, aseguró a LA NACION que se están extendiendo los controles por distintos sectores de la ciudad. "Hay más presencia de controles en las arterias principales. También se trabaja con campañas en las escuelas con material didáctico. Se hace mucho hincapié en la franja de adolescentes y de jóvenes que están por sacar el carnet de conducir. Y ahora estamos por instalar nuevas cámaras de seguridad que incluyan sistema de fotomultas en el perímetro y los accesos a La Plata", dijo el funcionario.

Sin embargo, las tragedias continúan. En la noche del viernes pasado, dos jóvenes perdieron la vida y otro cuatro resultaron gravemente heridos cuando al parecer corrían una picada por la avenida 32. Los dos vehículos, un Peugeot 306 azul y un Volkswagen Bora gris, terminaron totalmente destruidos; uno de ellos, incrustado en un árbol. Las víctimas se suman a los 157 fallecidos contabilizados por Corazones Azules.

"En el momento de ese accidente no es que no había nadie controlando las calles. Estábamos haciendo operativos en 7 y 54. Pero la verdad es que no damos abasto: heredamos una terrible situación de años durante los que no hubo inversión en materia de tránsito ni en educación vial", dijo Di Grazia.

El funcionario aseguró que, además de instrumentarse políticas de prevención, se destinaron 60 nuevos inspectores de tránsito al ordenamiento y el labrado de infracciones, que antes sólo estaban abocados al control del estacionamiento medido. "No se trata de recaudar, queremos poner en orden la ciudad. Por eso también instalamos mojones refractarios en las diagonales", dijo Di Grazia.

Este tipo de medida generó cierta controversia y rechazo entre los vecinos, pues en algunas esquinas redujeron hasta más de dos metros el ancho de la calle, lo que cotidianamente provoca embotellamientos y dispersión. Di Grazia está al tanto de la polémica. "Se hizo precisamente para darle mayor seguridad al peatón. No es algo que agrada, pero en otras partes del mundo funciona para que los automovilistas respeten al transeúnte", concluyó el funcionario.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas