Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Que el ascenso sea contagioso

Lunes 31 de julio de 2017
0

Heinze (39 años) y Coyette (41) apenas recorren la carrera de entrenador, pero pisan convencidos. Fieles a una propuesta arriesgada y a la moderación pública. Audacia y discreción. Ellos se exhibieron poco y sus equipos mostraron mucho. Argentinos arrolló y Chacarita acompañó. Hace dos meses, el Funebrero cayó 3-0 con el enemigo Brown de Madryn, pero Coyette no titubeó. Mantuvo la valentía y el sentimiento. Como en 2009, cuando decidió retirarse como futbolista tras devolver a ‘Chaca’ a primera. Y regresó para lograrlo nuevamente.

Estimula la proyección de Coyette. Sólo elogios cosechó al frente del Sub 15, pudiendo desprenderse del derrumbe en tiempos de Humberto Grondona. Moderno pero artesanal, recuerda la riqueza del legado de Pekerman. Porque Coyette fue campeón en Qatar 95, como en Malasia 97 se coronaron Aimar, Placente, Diez y Scaloni, hoy involucrados en la refundación de los juveniles. Cuando se creía que el derrame de Pekerman terminaría en la generación de Messi y Mascherano, los beneficios también brotan en un técnico tan tenaz como noble y docente. Una escuela en ascenso, que invita al contagio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas