Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buenos Aires: qué incentivos tributarios y financieros hay para pymes del agro

Lunes 31 de julio de 2017 • 00:00
SEGUIR
PARA LA NACION
0

El dictado de la ley 27.264, conocida como ley Pyme, ha generado a nivel nacional un alivio fiscal a las pequeñas y medianas empresas, entre ellas las agropecuarias, mediante la eliminación o reducción de ciertos tributos y el fomento a la inversión en nuevos proyectos mediante desgravaciones fiscales y/o la monetización de saldos fiscales inmovilizados.

La provincia de Buenos Aires, a su vez, cuenta con varios programas destinados a la promoción de la pequeña y mediana empresa, que incluyen al sector agropecuario, pudiéndose destacar el Régimen de Promoción Industrial, cuyos beneficiarios son -entre otros- las personas físicas y/o jurídicas residentes o constituidas en territorio provincial, o habilitadas e inscriptas para actuar en la provincia de Buenos Aires, orientadas al desarrollo de sus actividades productivas.

Entre otros, son sus beneficios la exención total de hasta diez (10) años según el plan de desarrollo industrial de los impuestos: inmobiliario, sobre los ingresos brutos, sellos, automotores, sobre los consumos energéticos, y otros servicios públicos.

Las actividades alcanzadas con dicha promoción, están clasificadas según el nomenclador de actividades del decreto 523 Anexo III. Con el objeto de definir el sector al que pertenece una empresa determinada, se adopta la "Clasificación Nacional de Actividades Económicas del Año 1997 del Sistema Nacional de Nomenclaturas (SINN)" del INDEC. Correspondiendo a las actividades agropecuarias el CLANAE Categorías A y B.

El Programa "Fuerza Productiva" tiene como finalidad potenciar el crecimiento de la empresa facilitando el acceso al financiamiento de inversiones, a través de una línea de crédito del Banco de la Provincia de Buenos Aires, con un aumento del subsidio de la tasa de interés que aplica el Ministerio de Producción en 2 puntos adicionales, lo que resulta en un subsidio total de entre 3,5 % hasta el 7, 5 por ciento.

Para el caso de la maquinaria agrícola, el programa aplica a toda empresa agropecuaria, contratista rural, etcétera, que desee comprar maquinaria, implementos rurales y equipamiento para el agro fabricado en la provincia de Buenos Aires o para la compra de biodigestores, aerogeneradores y paneles solares.

En todos los casos, la facturación anual debe ser menor a $ 84 millones de pesos y el subsidio del Ministerio se eleva a 6,5 puntos porcentuales, con la condición de que los bienes a adquirir sean nuevos.

La tasa de interés está subsidiada por el Ministerio de la Producción generando las tasas para el tomador, según las características de la línea, en el caso de inversiones en maquinaria agrícola (a valor del mes de julio de 2017) es del 27.39% (la tasa de referencia es la Badlar promedio del último mes, es variable y se repacta semestralmente a partir del desembolso del crédito) y el subsidio el 6,5%, representando un costo neto para la empresa pyme del 20,89 por ciento.

Los plazos y la amortización son:

Inversión: 36, 48 o 60 meses con hasta 12 meses de gracia para el pago del capital.

Capital de trabajo: 12 meses con hasta 3 meses de gracia para el pago del capital.

Capital de trabajo para micro y pequeñas industrias: 12 o 24 meses con hasta 6 meses de gracia para el pago del capital.

Los requisitos para acceder al programa Fuerza Productiva son:

Estar radicada en la provincia de Buenos Aires.En caso de que la actividad principal se desarrolle fuera de la provincia de Buenos Aires, la empresa podrá ser beneficiaria si los fondos provistos por el mismo se destinan, de manera comprobable, a un proyecto productivo a desarrollarse íntegramente en la provincia de Buenos Aires.

Tener situación impositiva y previsional regular (nacional y provincial) o dispuesta a regularizarse.

Ser sujeto de crédito. No poseer inhabilitación de firma.

Ser una empresa en marcha, en pleno funcionamiento y con proyección de futuro, o empresa nueva que demuestre acabado conocimiento de la actividad y solvencia económica.

Estar inscripto en el Registro Provincial de Microempresas o Registro Pyme, según corresponda.

El autor es contador público especializado en temas agropecuarios

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas