Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La tensión se traslada al Parlamento, donde la oposición busca asimilar el golpe

Los diputados temen ser desplazados del recinto cuando se instale la Constituyente; la fiscal general, el otro objetivo del oficialismo, denunció ayer la "ambición dictatorial" de Maduro

Martes 01 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La Guardia Nacional custodiaba ayer los accesos de la Asamblea Nacional
La Guardia Nacional custodiaba ayer los accesos de la Asamblea Nacional. Foto: AP / Ariana Cubillos

CARACAS.- Las amenazas de Nicolás Maduro provocaron que los diputados opositores se parapetasen ayer desde muy temprano en el Palacio Legislativo, decididos a hacer valer el mandato del pueblo, pero conscientes de que su misión es casi imposible. "La dictadura trata de doblegarnos, pero nosotros somos diputados aquí y también en la calle", certificó Juan Requesens, uno de los diputados jóvenes que están en el frente de las protestas desde hace 122 días.

La tensión era palpable dentro del Palacio Legislativo. Los diputados saben que el todopoderoso Diosdado Cabello quiere tomar las instalaciones en las próximas horas. Un espeso cordón de la Guardia Nacional rodeaba ayer el edificio para limitar el paso de periodistas y trabajadores, mientras radicales chavistas amenazaban, insultaban e incluso golpeaban a los periodistas ante la mirada complaciente de los militares. Más que protección, aquello parecía un cerco.

La euforia violenta de los radicales contrastaba sin embargo con una neblina de depresión que flotó durante todo el día entre la parte de la sociedad que quiere la salida de Maduro, aun a sabiendas del "fraude" producido el domingo. Las protestas de ayer quedaron diluidas por la llovizna que también acompañó el día.

cerrar

Julio Borges, presidente del Parlamento y conocido por su olfato político, quiso iniciar el rearme moral desde la propia Asamblea, motor en el inicio de las protestas. "El Parlamento dará la pelea y hará frente al fraude constituyente", anunció. "Los venezolanos sabemos que ésos son ocho millones de fantasmas", añadió, para no dejar dudas de la posición opositora: el gobierno cometió un descomunal fraude durante las elecciones de la Constituyente. Horas después, los parlamentarios fueron abandonando el hemiciclo, dispuestos a madrugar de nuevo para el pleno de hoy.

"El plan es mantener la actividad en la Asamblea como espacio legítimo del pueblo. Pero creo que nos van a echar. No tengo claro el momento, pero la pretensión de eliminar el Parlamento ha estado presente desde 2015 (elecciones parlamentarias)", confesó el diputado Ángel Medina Davis a la nacion.

La pulseada continuará hoy, aunque la sentencia ya parezca firmada contra la Asamblea y contra la fiscal rebelde, Luisa Ortega, que ayer denunció la "ambición dictatorial" de Maduro, tras desconocer el "presunto resultado de la inmoral Constituyente".

Unas "elecciones viciadas" han proporcionado a Maduro la herramienta ideal para ejercer plenos poderes y sacarse de encima a sus enemigos. Poco importan los indicios de fraude que rodean a los oficiales ocho millones de votos. Tampoco parece importar el baño de sangre derramado en varios estados del país.

cerrar

La propaganda puede manipular con sus cortinas de humo, pero no puede resucitar a los caídos, como Daniela Machado, de 15 años. La chica murió en San Cristóbal, cerca de la frontera, tras recibir un balazo de paramilitares encapuchados, según la prensa local.

La fiscalía contabilizó 10 asesinatos sólo en la jornada, que la oposición amplía a 16 sumando los del sábado en la tarde y en la noche. El total oficial llega así a 121 fallecidos, uno por día desde que estalló la ola de protestas contra Maduro, y casi 2000 heridos. El Foro Penal añade 5000 detenidos y más de 500 presos políticos. Unas cifras escalofriantes en un país donde "se acabaron las elecciones, la separación de poderes, la libertad de expresión y manifestación", denunció Ortega.

La cuestión es que nadie puede verificar si esos sorprendentes ocho millones son realidad. Los comicios, amañados desde sus bases electorales, estuvieron rodeados de irregularidades que permitían el voto múltiple. Ni siquiera los periodistas podían trabajar dentro de los colegios electorales.

Los resultados adelantados por la oposición no llegaban a los dos millones y medio de votos, 12,4%. Entre unos y otros, el independiente Torino Group arrojaba en su exit poll un estimado de 3.600.000 votos, un 18,5%.

El chavismo cantó así una victoria imposible de verificar.

Números que no cierran

8.089.320 participaron anteayer, según las autoridades

Son los que participaron en la elección de los delegados de la Asamblea Constituyente, el 41,53% del padrón, informó la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena

3.600.000 votaron anteayer según la oposición

Según los cálculos más holgados. Otros sectores de la oposición estiman que hubo 2,5 millones de votos.

7.505.338 votaron por Maduro en 2013

La Constituyente obtuvo más votos que Maduro en 2013. En las elecciones legislativas de 2015, el chavismo obtuvo menos de seis millones de votos

8.191.132 votaron por Chávez en 2012

La Constituyente, según el gobierno, superó holgadamente el plbiscito opositor de hace unas semanas y quedó a un paso del récord de Chávez

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas