Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Recomiendan la salida del bloque, pero no avanzar con una sanción económica

Los ingresos porla industria petrolera representan el 80%del PBI del país

Martes 01 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

Los expertos en cuestiones internacionales afirmaron que hay que expulsar a Venezuela del Mercosur, pero avanzar con mucho cuidado en la aplicación de sanciones económicas, que podrían perjudicar a la población de ese país sin afectar al régimen de Nicolás Maduro.

En diálogo con LA NACION, diversos analistas consideraron que el Mercosur podría dar un primer paso con la suspensión o la expulsión de Venezuela del bloque. Y advirtieron sobre las consecuencias de un recorte de las compras de petróleo por parte de los Estados Unidos, que, por ahora, no se aplicarán. Los ingresos por el petróleo representan el 80% del PBI venezolano.

Según la consultora DNI, en 2013 la Argentina exportaba a Venezuela por 2343 millones de dólares -Venezuela era el quinto mercado para las exportaciones argentinas- y en 2016 exportó 706 millones y fue el vigésimo tercer mercado para nuestras exportaciones.

Graciana Del Castillo, del Council of Foreign Relations, dijo desde Nueva York que "si las sanciones afectaran al sector petróleo, incluyendo a Pdvsa o a su subsidiaria Citgo en Estados Unidos, el impacto económico sería fuerte dado la importancia de este sector en las finanzas públicas, el PBI y, sobre todo, las exportaciones y el acceso a divisas".

"Hasta ahora, las sanciones financieras que impuso el Tesoro el miércoles pasado, afectan a individuos específicos relacionados al gobierno de Maduro con medidas como la cancelación de visas, el congelamiento de activos y que no tendrían impacto sobre Venezuela o su población en general. En este sentido, las sanciones son similares a aquellas que las dos cámaras del Congreso aprobaron y que Obama firmó en 2014, y luego endureció a principios de 2015", explicó. Ahora, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, "advirtió que podría haber más sanciones, aunque creo que la probabilidad de que se pongan sanciones a la exportación de petróleo venezolano es baja por la misma razón de que no se impuso en 2014", indicó.

Riordan Roett, profesor de la Universidad John Hopkins, dijo desde Washington que "el Mercosur debería expulsar a Venezuela: el régimen de Maduro violó todos los estándares de la democracia" y consideró que "hay que esperar alguna acción por parte de los Estados Unidos".

"El primer paso debería ser limitar la venta de productos y de petróleo liviano; ésta sería una decisión más ligera que la prohibición que está considerando la Casa Blanca. Trump debe ser cauteloso: una presión excesiva sobre Pdvsa generaría un riesgo de default con consecuencias imprevisibles", afirmó.

Cualquier acción punitiva por parte de los Estados Unidos "le dará a Maduro un argumento para entrar en default y ayudará a su discurso de culpar al imperialismo americano por la caída de la economía", agregó.

Monica de Bolle, investigadora del Peterson Institute for International Economics, indicó también desde Washington que "Venezuela no va a explotar, va a implosionar, pero es difícil saber cuándo, porque tiene recursos de Rusia y China, y está haciendo lo suficiente como para mantener a las fuerzas armadas de su lado, a lo que se suma la división de la oposición".

"Esta es la peor crisis humanitaria en América latina, mucho peor que la de la Argentina en 2001. Venezuela tiene que ser expulsada del Mercosur y de la OEA, pero hay que poner más énfasis en la cuestión diplomática que en las sanciones económicas, que pueden herir más a la gente de ese país", advirtió.

Respecto de lo que puede hacer Estados Unidos, aclaró que la administración Trump "no tiene una estrategia para la región y Venezuela no es una amenaza para la seguridad nacional, mientras que el Congreso está concentrado en los problemas domésticos y en los problemas con Rusia".

Claudio Loser, director del Centennial Group, dijo que "las sanciones económicas afectarían a la mayoría de los venezolanos, pero también a mucha gente en otros países, sin mayor expectativa de solución del conflicto interno".

"Con limitaciones a las exportaciones del país, la población venezolana sufrirá fuertes consecuencias, dado la dependencia total del país respecto del petróleo. Desde este punto de vista sólo se justificaría una acción tan drástica, si se pensara que los principales afectados son los miembros del gobierno, el ejército y los allegados al chavismo, cosa que no es clara", expresó.

El director de la consultora DNI, Marcelo Elizondo, dijo que "sería bueno que el Mercosur adopte una decisión drástica respecto de Venezuela para recuperar su institucionalidad como bloque. Su salida no afectaría las condiciones del comercio regional".

El director de Abeceb, Dante Sica, afirmó que "a partir de las elecciones de ayer vendrá un proceso de mayor aislamiento, un proceso que con sanciones se agravará".

El ex vicecanciller Fernando Petrella aclaró que "para Estados Unidos no es tan fácil aplicar sanciones sobre el petróleo, porque tiene que buscar combustible alternativo para su mercado".

Por su parte, el experto de la UTDT Juan Gabriel Tokatlian dijo que hay que considerar "la existencia de alternativas disponibles para el gobierno ante la posibilidad de sanciones económicas y políticas que puedan desplegar distintos países. Y ese eventual salvavidas no vendrá de China, sino probablemente de Rusia".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas