Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Facundo Campazzo líder: "Gracias a Dios tenemos a Luis todavía"

El base es uno de los más veteranos en la nueva etapa de la selección... a los 26 años y, aunque sabe que deberá asumir el liderazgo, asume que el equipo depende mucho del capitán Scola

Martes 01 de agosto de 2017
Facundo Campazzo empieza a asumirse como referente
Facundo Campazzo empieza a asumirse como referente. Foto: LA NACION / Fernando Massobrio

En la planilla hay 17 nombres y fechas de nacimiento. Un aislado "1980" se cuela en ese plantel noventoso: Luis Scola. Un vistazo al resto muestra que los más viejos -viejos de 27 y 26 años- son de 1990: Nicolás Laprovittola y Roberto Acuña. Y que el cuarto, modelo 91, es Facundo Campazzo.

Ahí, salvo en Acuña, está la nueva conducción del seleccionado argentino de básquetbol, que durante años anduvo subiendo a podios o merodeándolos y ahora se reconstruye con un único vestigio de la Generación Dorada, Scola. El capitán ya tiene como laderos a los bases, Lapro y Facu, por nivel deportivo, experiencia con la camiseta nacional y puesto. Y ellos deberán encargarse del liderazgo.

"Primero, gracias a Dios tenemos a Luis todavía: él es nuestro líder. Después, cuando no esté más, eso va a darse por sí solo. Da un poquito de miedo eso, je...", respondió con su humor habitual Campazzo a LA NACION en el Cenard, donde el seleccionado empezó ayer la preparación para disputar la AmeriCup, nuevo trofeo que suprime los campeonatos FIBA Américas. Pero aunque es el cordobés es chistoso -y más con la alegría de un ascenso de Chacarita en fútbol tras siete años-, algo de realidad hay en esa contestación. No es menor tomar la posta de Manu Ginóbili, Andrés Nocioni y demás, aunque esté ahí Scola para sostener la antorcha.

Pero si algo no le falta a Campazzo, eso es carácter. Con su 1,79m se anima a todo en un deporte de gigantes y va al frente como pocos, como cuando brilló contra Brasil en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Ya asume la responsabilidad que empieza a ubicarse sobre sus hombros. "Nico [Laprovittola] y yo tenemos que, desde la base, ser los entrenadores en la cancha, tener voz de líder. Volcar al equipo nuestra experiencia y formar una nueva generación", advirtió.

La AmeriCup estará en juego en dos etapas. En la primera, la Argentina recibirá a fin de mes en Bahía Blanca a Venezuela, Canadá e Islas Vírgenes, y por ser local pasará al cuadrangular final, que se celebrará en Córdoba. Los mejores cinco accederán a los Juegos Panamericanos Lima 2019.

"Puede ser un arma de doble filo estar clasificado para Córdoba, ¿no? Tenemos que mentalizarnos en ganar en Bahía; estaremos ante nuestra gente y no tenemos el derecho a aflojar. No hay que pensar en Córdoba, sino partido por partido", alertó el "jugador más espectacular" de la liga española.

El DT Sergio Hernández citó a 17 jugadores que promedian 24 años; de ellos quedarán 12. "Está formándose un grupo lindo. Estamos en la etapa de conocer los sistemas, de conocernos entre nosotros, aunque ya pensando en el torneo. Hoy la cuestión es armar una química de grupo. Muchos jugadores están por primera vez. Tienen que venir a competir, a querer un lugar en el equipo. Eso va a hacer que mejoren ellos, la selección y los que ya están. Tenemos muchas caras nuevas, pero queremos competir contra los mejores, y más en casa", anunció Campazzo, que cuando dice "competir" a secas se refiere a ser competitivos, a jugar en alto nivel y tener buenas chances de victoria. Es un modismo lingüístico de Scola. Claro: la transición de líderes está en marcha.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.