Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La creciente presión internacional por la Constituyente aísla aún más a Venezuela

Hay diez países que desconocieron los resultados; EE.UU. anunció sanciones y la Unión Europea podría seguir el mismo camino; apuran una cumbre de cancilleres en la región para analizar la crisis

Martes 01 de agosto de 2017
0
Manifestantes opositores hicieron una vigilia ayer por los muertos
Manifestantes opositores hicieron una vigilia ayer por los muertos. Foto: AP / Ariana Cubillos

MADRID.- El frágil vínculo con el mundo del gobierno de Nicolás Maduro terminó de romperse después del domingo sangriento en el que se celebró la votación para imponer una Asamblea Constituyente que borre a la oposición de las instituciones.

Venezuela quedó ayer expuesta a un creciente aislamiento internacional que empieza a materializarse en sanciones que podrían causar un daño todavía mayor a la paupérrima economía del país. Estados Unidos tomó la delantera al anunciar sanciones directas al presidente Nicolás Maduro.

"Las elecciones ilegítimas de ayer confirman que Maduro es un dictador que ignora la voluntad del pueblo venezolano", denunció Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Donald Trump.

Fue el mayor impacto de un día marcado por una interminable sucesión de comunicados diplomáticos de condena al proceso constituyente y a la violencia que se cobró una decena de vidas. Además de Estados Unidos, una decena de países de América latina y las principales potencias de Europa advirtieron que no se quedarán de brazos cruzados mientras Maduro acelera en su deriva autoritaria.

Estados Unidos, España y varios países latinoamericanos (entre ellos la Argentina) directamente anunciaron que desconocen los resultados de las elecciones.

cerrar

Washington y la Unión Europea (UE) miden la magnitud de su reacción. Dos números para entender el riesgo que significa una eventual escalada de sanciones internacionales: el 70% de lo que consumen los venezolanos proviene del exterior, mientras que las exportaciones de petróleo son responsables del 96% de la generación de divisas.

Trump ya había enviado un fuerte mensaje a Maduro cuando dijo que si seguía adelante con las cuestionadas elecciones a la Asamblea Constituyente aplicaría castigos "rápidos y firmes".

Estados Unidos es el principal comprador de hidrocarburos venezolanos (con importaciones de 800.000 barriles diarios sobre una producción de 1,9 millones). Pero también le vende grandes cargamentos de petróleo refinado que Venezuela necesita para su mercado interno. La medida que anunció Mnuchin no involucra al negocio petrolero. Trump, en apariencia, se reserva una bala de plata para más adelante.

La Casa Blanca enfrenta el mismo dilema que la UE en su intento de influir en la crisis venezolana: sienten la necesidad de actuar contra Caracas, pero al mismo tiempo saben que un ahogo comercial agigantará la dramática situación humanitaria que vive el país. Además de darle otra excusa a Maduro -la "intervención externa"- para radicalizarse.

Reacción

En Europa, el gobierno español de Mariano Rajoy empuja para forzar una reacción diplomática contundente contra el presidente venezolano. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, confirmó ayer que su país "no podrá reconocer ni dar validez" a los actos jurídicos que emanen de la asamblea elegida el domingo.

"Estudiaremos junto con sus socios de la UE y países amigos de la región las medidas adicionales que puedan ser efectivas para promover una restauración de la institucionalidad democrática y constitucional en Venezuela", dijo.

cerrar

En tono similar se expresó el gobierno de Alemania. Condenó "el uso desproporcionado de la fuerza", consideró que las elecciones de anteayer se celebraron "sin las debidas garantías democráticas" y advirtió que existe el peligro de "debilitar y desprestigiar" a autoridades elegidas legítimamente, en alusión a los legisladores de la oposición a quienes se pretende destituir.

Francia e Italia también reprobaron el clima de violencia en el que se llevó a cabo la votación. Y en Londres, el secretario del Foreign Office, Boris Johnson, alertó en un comunicado: "Venezuela está al borde del desastre y el gobierno de Nicolás Maduro debe detenerse antes de que sea demasiado tarde".

¿Pero avanzará Europa con las sanciones? La UE se toma su tiempo, en busca de un criterio común. "Los acontecimientos de las últimas 24 horas reforzaron la preocupación de la Unión Europea sobre el destino de la democracia en Venezuela", dijo ayer la vocera de la Comisión Europea, Mina Andreeva. Más explícito, el presidente del Parlamento comunitario, Antonio Tajani, llamó a la comunidad internacional a "no quedarse callada ante tantos muertos", dijo que los eurodiputados no reconocerán las elecciones y no descartó "otras medidas más severas".

Las autoridades europeas quieren coordinar sus acciones con los países latinoamericanos críticos de Maduro. En la región crece la presión con el paso de las horas. El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo que el Mercosur "no está lejos de aplicar la cláusula democrática" que desencadenaría la suspensión de Venezuela del bloque.

cerrar

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, también desconoció los resultados: "El proceso realizado ayer es absolutamente nulo, dado que la elección de la Asamblea Constituyente se llevó a cabo masacrando los principios básicos de la transparencia, neutralidad y universalidad que deben caracterizar comicios libres y confiables".

El gobierno de Brasil pidió en una nota oficial que Maduro deje sin efecto la instalación de la asamblea. Denunció la "ruptura" del orden democrático en Venezuela y acusó a Maduro de "violar el derecho al sufragio universal". En similar sentido, Chile expresó su "decepción" por "la decisión ilegítima" que significó a su juicio celebrar la elección del domingo.

Colombia -que ayer anunció el retiro de su embajador en Caracas- y Perú impulsan una cumbre regional para debatir una posición firme en defensa del orden institucional en Venezuela. México, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Paraguay ratificaron que tampoco reconocerán los resultados de la elección de constituyentes. Lo mismo que Canadá, cuya ministra de Exteriores, Chrystia Freeland, condenó "la acción significativa y antidemocrática llevada a cabo por el régimen venezolano".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas