Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué les pediría Ricardo Darín a los políticos argentinos y las chicanas de Gerardo Romano

Se presentó La Cordillera y los protagonistas hablaron con la prensa

Martes 01 de agosto de 2017 • 15:29
SEGUIR
LA NACION
0
Gerardo Romano, Ricardo Darín, Santiago Mitre y Dolores Fonzi
Gerardo Romano, Ricardo Darín, Santiago Mitre y Dolores Fonzi. Foto: Gerardo Viercovich

Se aproxima el estreno de una de las películas argentinas más esperadas del año: La Cordillera, de Santiago Mitre , protagonizada por Ricardo Darín y Dolores Fonzi , con Erica Rivas, Gerardo Romano y un elenco que reunió estrellas internacionales (Christian Slater, Elena Anaya, Paulina García, entre otros) y que tras su debut en el Festival de Cannes, viene generando mucho ruido.

La Cordillera cuenta la historia de Hernán Blanco, el presidente argentino, y su viaje a una importante cumbre en Chile, donde se decidirá el destino de los beneficios de la explotación petrolera en América latina. En ese viaje, el entramado de engaños y negocios políticos traza un sutil pero poderoso paralelo con la vida personal del protagonista. Su cruce de la Cordillera de los Andes revelará hasta dónde es capaz de llegar tanto el presidente como la persona detrás de la investidura.

Ricardo Darín y Dolores Fonzi protagonizan La Cordillera
Ricardo Darín y Dolores Fonzi protagonizan La Cordillera. Foto: Gerardo Viercovich

Si hay dos actores que no han temido dar sus opiniones sobre política en los medios ellos son Ricardo Darín y Gerardo Romano. Por eso, en un encuentro con la prensa, ambos artistas fueron indagados por los paralelismos entre sus personajes y la realidad, pese a que tanto Santiago Mitre, que además de dirigir es el autor del guión junto a Mariano Llinás, como los actores aseguraron que intentaron despojar la trama de toda similitud a un personaje de la realidad. "Incluso había tomas que nos daban la impresión de ser parecido a... y esas las volvíamos a hacer", reconoció Darín, sobre su construcción del presidente argentino.

Consultado sobre qué instaría a hacer a los políticos argentinos si tuviera el poder de su personaje, Hernán Blanco, Darín dijo: "Básicamente, les propondría toda la transparencia posible, un gran esfuerzo de una mirada hacia adentro, buscar el gen que los llevó a intentar fijarse solamente en el bien común. Y a no olvidar en ningún momento la sensibilidad ciudadana". De inmediato, recibió la chicana de Romano: "Estás hablando como el presidente", le espetó sonriendo.

Mientras Dolores Fonzi se embanderó detrás del mensaje de "no hay grieta en el cine", Romano, que entró en la sala haciendo la V, gesto asociado a la militancia peronista y kirchnerista, tuvo que responder a otra pregunta sobre sus afinidades políticas. Consultado sobre si para construir al jefe de Gabinete que encarna en el film se inspiró en Aníbal Fernández o en alguno de los jefes de gabinete de los últimos años, dijo: "Tengo dos caminos. Voy a tomar el más difícil: no se puede parecer a Sergio Massa porque sus legisladores votaron el 2x1, y así te podría seguir hablando de Marcos Peña y del triple crimen de Aníbal Fernández. O podría decirte que nada de eso, no ser nada explosivo y decirte que hice el personaje como hago cualquier personaje, teñido por la emoción de trabajar con Ricardo, Santiago y Dolores, y con esta producción, y participar de esta película que para mí, en esta etapa de mi vida es una caricia, linda, tierna".

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas