Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mitzy Capriles, esposa de Ledezma, tras el arresto de su marido en Venezuela: "Es una reacción al fracaso de las elecciones"

"Lo sacaron de madrugada, a rastras, sin mediar palabras ni orden escrita. No es otra cosa que un secuestro", relató a LA NACION

Martes 01 de agosto de 2017 • 16:00
0
Mitzy Capriles de Ledezma
Mitzy Capriles de Ledezma. Foto: Reuters / Sergio Perez

MADRID.- Mitzy Capriles se despertó con un sobresalto cuando amanecía en España. Otra vez noticias dramáticas desde Venezuela: un comando de inteligencia del gobierno bolivariano acababa de llevarse por la fuerza y con destino incierto a su esposo, Antonio Ledezma, alcalde de Caracas que cumplía arresto domiciliario por razones políticas.

"Lo sacaron de madrugada, a rastras, sin mediar palabras ni orden escrita. No es otra cosa que un secuestro", relata Capriles a LA NACION en la tarde de Madrid. Doce horas después, todavía no tenía confirmación oficial de dónde lo habían trasladado ni sabía en qué condiciones de salud se encuentra.

Sí había leído la explicación del Tribunal Supremo sobre un supuesto plan de fuga de los opositores Ledezma y Leopoldo López que justificaba la detención. "Hay 30 hombres rodeando el edificio día y noche. ¿Cómo iba a fugarse? Pero aunque no hubiera ni uno solo, Antonio jamás lo haría. No es un cobarde."

-¿Qué sabe de su marido?

-Aparentemente está otra vez en la cárcel militar de Ramo Verde. Pero no han aceptado que los abogados entren a verlo. Yo exijo que Maduro nos dé cuenta de cómo entró al penal. Quiero que un médico forense atestigüe su estado. Ramo Verde es un lugar que ha servido para torturar, física y espiritualmente, a quienes están presos allí.

-¿Cómo fue la detención, por lo que le contaron?

-Muy violenta. Simple y llanamente llegaron al edificio sesenta y tantos hombres de la policía represiva. Subieron a buscarlo veintitantos de ellos, armados hasta los dientes. Le tocaron el timbre para tomarle una foto y cuando abrió la puerta se lo llevaron sin decirle nada. Era medianoche, él estaba en piyama. Lo arrastraron, porque él hizo oposición.

-El Tribunal Supremo dice que planeaba fugarse...

-Una falacia total. Tal vez se refiera a la fuga en que se van a ver involucrados muchos de los que están ahora en el poder cuando tribunales de todo el mundo no los dejen en paz por los delitos de lesa humanidad que están cometiendo. A Antonio jamás se le pasó por la cabeza fugarse. Llevaba arrestado en casa dos años y dos meses; tuvo todo ese tiempo para haberse fugado si fuera ese su deseo. Esto es un atropello que prueba una vez más que estamos viviendo una muy clara y evidente dictadura que no tolera el disenso.

-¿Qué mensaje cree que quiere transmitir Maduro con las detenciones de su esposo y de López?

-Es una reacción al fracaso de las elecciones fraudulentas del domingo. Se las tira de hombre fuerte. Pero es una forma de enmascarar que mandando de esa manera cada vez manda menos. Vemos aquí también la mano de Diosdado Cabello, que está a cargo de la policía represiva y es uno de los impulsores de endurecer el régimen.

-¿Qué opina del papel que ha desempeñado en la crisis el Vaticano y en particular el papa Francisco?

-Del Papa pensamos que podría hacer mucho más. Soy profundamente católica y no cuestiono a toda la Iglesia. Lo que sí cuestiono es que tenemos la total seguridad de que puede hacer mucho más. Tenemos un sentimiento, digamos, de stand by.

-¿Cómo evalúa la posición del gobierno argentino?

-Para nosotros Mauricio Macri es un amigo. Ha sido un hombre tenaz en dejarle claro al mundo que no sería cómplice de Maduro. Nos hace sentir acompañados y creo que quedará inserto en la historia de Venezuela por su valentía.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas