Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Turquía empezó el megajuicio contra 500 presuntos implicados en el golpe fallido

El gobierno de Erdogan los acusa por la intentona de hace un año, que dejó 250 muertos

Miércoles 02 de agosto de 2017
0
Los acusados llegan ayer al tribunal de Sincan, cerca de Ankara
Los acusados llegan ayer al tribunal de Sincan, cerca de Ankara.

ANKARA.- En el marco de las medidas ejemplarizadoras que el gobierno del presidente turco, Recep Tayyp Erdogan, viene implementando desde el fallido golpe de Estado de julio del año pasado, casi 500 personas empezaron a ser juzgadas ayer por cargos de conspiración.

Camino a la corte instalada en la cárcel de Sincan, cerca de la capital turca, a decenas de acusados se los hizo pasar cerca de un grupo de manifestantes oficialistas que les arrojaron piedras y botellas vacías al grito de "¡asesinos!".

El proceso tiene lugar en una sala que se acondicionó expresamente para el juicio, con capacidad para 1500 personas.

Los acusados son sospechosos de haber organizado el golpe de Estado fallido desde la base aérea de Akinci, al noroeste de Ankara, presentada como centro de mando de los golpistas.

Según la acusación, desde esa base se emitió la orden de bombardear el Parlamento y el palacio presidencial en la noche del 15 al 16 de julio. En el fallido golpe murieron cerca de 250 personas, sin considerar a los golpistas.

El ideólogo de las acciones golpistas según el gobierno, el clérigo Fethullah Gülen, vive en Pensilvania, Estados Unidos, y negó todos los cargos.

Entre los manifestantes congregados ayer había familiares de los fallecidos y heridos durante el golpe. Algunos de ellos tiraron sogas a los acusados, y exigieron que el gobierno restaure la pena capital y que los convictos sean ahorcados. Otros intentaron romper el bloqueo policial para llegar hasta los sospechosos.

De los que comenzaron a ser sometidos ayer a proceso, 461 están detenidos, hay siete prófugos y el resto comparece en libertad. Muchos enfrentan sentencias de cadena perpetua por delitos graves, como asesinato e intento de derrocamiento.

Desde el día del fallido golpe, el gobierno de Erdogan lanzó una enérgica campaña contra la oposición en la que fueron encarceladas 50.000 personas y otras 110.000 han sido despedidas de sus puestos públicos.

Adil Oksuz, considerado el jefe operacional del golpe fallido, está prófugo. Justo después de la intentona había sido detenido, pero fue liberado por orden de un juez.

Quien sí estaba presente ayer en el juicio era el empresario Kemal Batmaz, detenido en una prisión cerca de Ankara. El ex jefe de la aviación Akin Ozturk también comparecerá en el proceso como acusado.

Erdogan, el general Hulusi Akar -jefe de personal, que fue retenido como rehén junto con otros altos comandantes durante el intento de golpe, antes de ser liberados- y el principal partido de oposición, el Partido Popular Republicano (CHP), también solicitaron ser litigantes, según la prensa turca.

Agencias AFP y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas