Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por intentar justificar a su hijo, Trump quedó más implicado en el Rusiagate

Intervino en el comunicado redactado por Trump Jr. para explicar su encuentro con los rusos

Miércoles 02 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

WASHINGTON.- Donald Trump quedó más implicado en el Rusiagate luego de que el diario The Washington Post reveló que intervino en la redacción del comunicado que su hijo, Donald Trump Jr., difundió para justificar un encuentro durante la campaña presidencial con una abogada rusa vinculada con el Kremlin.

Trump sonríe, ayer, en el ala este de la Casa Blanca
Trump sonríe, ayer, en el ala este de la Casa Blanca. Foto: AP / Alex Brandon

"El presidente intervino, como lo haría cualquier padre", justificó ayer la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders. "Ciertamente no dictó [el comunicado]. Pero, ya saben, él... como dije, intervino, ofreció una guía como haría cualquier padre", agregó.

Uno de los abogados de Trump, Jay Sekulow, había negado días atrás cualquier participación del presidente en la redacción del comunicado, que omitió adrede cualquier mención sobre el principal motivo por el cual Junior decidió recibir a la abogada: el ofrecimiento de información dañina sobre la rival de Trump, Hillary Clinton.

"Me encanta", había dicho Junior, sobre esa oferta, en un correo electrónico que le envió a la abogada para acordar el encuentro, y que el hijo del presidente reveló luego de difundir su declaración, cuando supo que The New York Times, que reveló la reunión, tenía una copia de los correos.

El nuevo capítulo en la saga rusa, que la Casa Blanca ha intentado desactivar sin éxito, sembró más preocupación en el entorno del presidente por sus posibles consecuencias legales.

Una de las líneas de investigación que persigue el fiscal especial del Rusiagate, Robert Mueller, toca las sospechas de obstrucción, por parte de Trump y miembros de su campaña, de la investigación oficial sobre la injerencia del gobierno de Vladimir Putin en la campaña presidencial.

Abogados y analistas políticos quemaron horas ayer en los medios encerrados en la discusión sobre la gravedad de la última revelación del Post y la admisión, matizada, de la Casa Blanca, y hasta qué punto compromete a Trump y lo deja indefenso ante una posible acusación de encubrimiento.

El Post indicó que Trump "dictó personalmente" ese primer comunicado de Junior desde el avión presidencial, en el vuelo de regreso desde la cumbre del G-20 en Hamburgo, Alemania. Esa declaración enfatizó que la reunión no tenía por objetivo discutir "un asunto de campaña", sino "un programa de adopción de chicos rusos" popular en Estados Unidos, que había sido terminado por el gobierno de Vladimir Putin.

Junior retocó luego la historia oficial y se vio forzado a difundir los correos electrónicos ante la inminente publicación de esos mensajes por parte del Times. Peor aún: el Post reveló que el yerno de Trump y uno de sus principales asesores, Jared Kushner, y su equipo de abogados venían discutiendo cómo lidiar con esa reunión desde mucho antes de que fuera revelada por la prensa.

Los abogados de Kushner se enteraron del encuentro durante los preparativos para su testimonio en el Congreso.

Hope Hicks, director de Comunicaciones Estratégicas de la Casa Blanca; Josh Raffel, uno de los voceros de la Casa Blanca que trabajan con Kushner, y su esposa, Ivanka Trump, se reunieron con los abogados de Kushner y abogaron por una mayor transparencia pública para lidiar con ese encuentro, según el artículo del Post.

Revelada la noticia, la Casa Blanca mantuvo su estrategia de intentar deslegitimar toda la saga rusa.

"Creo que la pregunta más grande es que todo el mundo quiere tratar de hacer de esto alguna historia sobre un engaño. Lo único que veo engañoso es un año de historias que han estado alimentando una falsa narrativa sobre esta colusión con Rusia, un escándalo falso basado en fuentes anónimas", fustigó la vocera presidencial, Sanders, tras justificar la participación de Trump en el comunicado de Junior.

Acto seguido, Sanders intentó sesgar la historia: acusó a los demócratas de pactar con Ucrania y acusó a la antigua candidata demócrata de venderle uranio estadounidense a una firma rusa que donó dinero a la Fundación Clinton.

Al final, para cerrar, volvió a acusar a los periodistas de "crear una narrativa que no existe".

El FBI tiene Nuevo director

El Senado de Estados Unidos confirmó ayer al ex funcionario del Departamento de Justicia Christopher Wray como director del FBI, casi tres meses después de que el antiguo director de la agencia, James Comey, fuera despedido por el presidente, Donald Trump. Wray, confirmado en el cargo con 95 votos a favor y cinco en contra, asumirá sus funciones en medio de la investigación federal sobre acusaciones de colusión entre la campaña presidencial de Trump y el gobierno de Vladimir Putin.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas