Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Excarcelan al ex jefe de la Policía de la Ciudad y llegaría al juicio en libertad

El juez Ricardo Farías entendió que el acusado ya no puede entorpecer la causa tras dejar el comando de la fuerza porteña; la medida sería apelada por el fiscal José María Campagnoli

Miércoles 02 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Excarcelaron a José Potocar
Excarcelaron a José Potocar. Foto: Archivo

El primer jefe de la Policía de la Ciudad, José Potocar, procesado como organizador de una asociación ilícita que extorsionaba a comerciantes y empresarios de Núñez y Saavedra a cambio de una seguridad privilegiada, recibió una buena noticia desde tribunales: el juez Ricardo Farías, a cargo de la causa, ordenó su excarcelación y podría llegar en libertad al juicio oral y público.

"Nuestra intención es que la causa llegue rápido a juicio para demostrar la inocencia en tribunales de Potocar", sostuvo a LA NACION el abogado penalista Christian Poletti, que junto con su colega Raúl Alcalde defiende al ex primer jefe de la fuerza de seguridad creada por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La excarcelación se concretará hoy, después de que la defensa de Potocar haga efectiva la caución real de 100.000 pesos dispuesta por el juez.

"Debo mencionar que habiendo transcurrido más de un año de investigación y la reciente resolución dictada por el superior en cuanto a la situación procesal de Guillermo Calviño y la falta de producción de las medidas ordenadas por el superior -declaraciones testimoniales-, estimo que no se actualiza el peligro respecto de Potocar, quien por lo demás ya no resulta ser el jefe de la Policía de la Ciudad, lo que me persuade de la procedencia de su soltura sin perjuicio de asegurar ahora sus ulteriores comparecencias a los llamados del tribunal, por lo que debe caucionarse suficientemente su libertad fijando un monto adecuado a esos fines, y a sus condiciones patrimoniales", sostuvo el juez Farías en la resolución conocida ayer, a la que tuvo acceso LA NACION.

Calviño, que era el superior inmediato de Potocar y estaba procesado con prisión preventiva, fue beneficiado el 21 del mes pasado con una falta de mérito firmada por la Sala de Feria de la Cámara del Crimen, integrada por Marcelo Lucini, Rodolfo Pociello Argerich y Mariano Scotto. La decisión donde se ordenó la libertad del ex jefe policial fue adoptada por mayoría, con los votos de Lucini y Pociello Argerich.

Según pudo saber LA NACION, la decisión del magistrado de excarcelar a Potocar no fue bien recibida en la fiscalía descentralizada de Núñez-Saavedra, a cargo de José María Campagnoli. El representante del Ministerio Público investiga la supuesta asociación ilícita desde abril del año pasado. Campagnoli podría apelar la resolución de Farías.

Potocar está detenido en el Edificio Centinela de la Gendarmería Nacional desde el 25 de abril pasado, cuando se cumplía un año de la investigación. El 10 de mayo pasado, el jefe policial fue procesado con prisión preventiva.

"Estimo que el aquí imputado, quien para ese entonces ostentaba el cargo máximo en la Dirección General de las Comisarías [en el momento que comenzó la investigación], dependencia que se encuentra a cargo de las ocho circunscripciones y de las 54 comisarías de esta ciudad, conformó y dirigió una organización que funcionaba paralelamente a sus funciones específicas con el objeto de que se cometan diversas conductas delictivas en procura de obtener beneficios de origen ilícito", sostuvo el juez Farías en la resolución. El magistrado también trabó un embargo sobre los bienes del acusado por 450.000 pesos.

La decisión de Farías de procesar a Potocar fue confirmada por la Sala VII de la Cámara del Crimen a fines de mayo pasado.

Cinco detenidos y un prófugo

Cuando Potocar salga del Edificio Centinela, sólo quedarán detenidos los acusados Susana Aveni, que llegó a ser comisaria inspectora de la Policía Federal y que hasta su detención era comisionada mayor en la Policía de la Ciudad; el sargento primero Adrián Otero; el cabo Alejandro Malfetano; el sargento Sergio Ríos, y el suboficial escribiente Marciano Quiroga.

Desde el 2 de noviembre pasado la causa tiene un prófugo: se trata del comisario Norberto Villarreal, que cuando comenzó la investigación del fiscal Campagnoli y su equipo de colaboradores era el jefe de la comisaría 35°, centro de operaciones de la supuesta asociación ilícita.

En el despacho de Villarreal fue secuestrado un cuaderno con anotaciones hechas a mano. Para el fiscal Campagnoli y su equipo de colaboradores, todo indicaba que se trataba de la constancia en clave de cómo se distribuía el dinero exigido a comerciantes y empresarios a cambio de una seguridad privilegiada y de la extorsión de los cuidacoches, más conocidos como "trapitos".

"El análisis conjunto de los elementos de prueba recolectados permite tener por corroborado el ilegal mecanismo de recaudación dineraria [sic] desplegado por las autoridades de la comisaría 35°", sostuvo Campagnoli en un dictamen de septiembre pasado, cuando pidió la detención de Villarreal.

Un escrito, la prueba clave

Para la fiscalía, el sistema de reparto de dinero aparece en un cuaderno secuestrado en la comisaría 35ª
Para la fiscalía, el sistema de reparto de dinero aparece en un cuaderno secuestrado en la comisaría 35ª.

Los principales sospechosos

Guillermo Calviño, falta de mérito: La Cámara del Crimen consideró que no hay elementos suficientes para que sea procesado o sobreseído el ex jefe de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana

José Potocar, excarcelado: Pese a ser ordenada su libertad, el ex encargado de la Dirección General de Comisarías seguirá procesado como parte de una presunta asociación ilícita integrada por policías

Susana Aveni, detenida: La comisario inspectora estaba al frente de la Circunscripción VII, un área que supuestamente recibía la recaudación ilegal generada por los integrantes de la comisaría 35a

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas