Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La ex rectora del Mariano Acosta volvió a su despacho y la Ciudad fue a desplazarla

Estaba cesante, pero le depositaron el sueldo de julio; Educación dijo que es lo normal hasta cobrar la jubilación

Miércoles 02 de agosto de 2017
0

El conflicto entre Raquel Papalardo, la histórica rectora del Instituto Mariano Acosta, y el Ministerio de Educación porteño sumó un nuevo capítulo. Papalardo retomó ayer por la mañana su cargo, tras recibir su salario de julio. Por la tarde, personal del Ministerio de Educación porteño desconoció su autoridad e informó que la persona a cargo de la escuela es el antiguo vicerrector Daniel Altamiranda.

Raquel Papalardo fue declarada en cese el 30 de junio. Un mes más tarde, la ex rectora corroboró en su cuenta bancaria que le habían depositado el sueldo correspondiente a julio. "Se analizó la situación con los abogados y evaluaron esto como una clara manifestación de que hay continuidad laboral con el empleador", dijo Sabrina Antik, abogada y miembro de la cooperadora de la escuela. Consideraron que debía presentarse a ejercer el cargo.

Papalardo firmó un acta al retomar su cargo
Papalardo firmó un acta al retomar su cargo.

Las versiones sobre los motivos del cese varían según quien lo explica. Para los defensores de la ex rectora fue una "mala decisión y un escarmiento" del Ministerio de Educación. El conflicto comenzó cuando, el 20 de abril, un policía entró portando su arma reglamentaria a la escuela, el mismo día en que los alumnos estaban realizando una clase abierta en defensa de la lucha de los docentes. Tras el incidente, el centro de estudiantes del Mariano Acosta, con el apoyo de la rectora y de legisladores de la oposición, trabajó en la presentación de un proyecto de ley para regular la presencia policial en las escuelas.

El ministerio desmintió que se hubieran comunicado con la rectora tras ese conflicto. Informó que el proceso de jubilación de Papalardo respondía a las gestiones normales que se deben desarrollar para cualquier docente.

Consultados sobre por qué se le pagó el mes de julio, dijeron que "es lo mismo que se hace con cualquier docente que se va a jubilar: se le paga hasta que pueda empezar a cobrar su jubilación". Si bien este caso era diferente porque la rectora estaba en cese de sus funciones, pero el ministerio no realizó más aclaraciones.

Ayer, por la mañana, Papalardo concurrió a la escuela y, ante la presencia de un escribano, se levantó un acta donde dejaron asentado que la docente estaba nuevamente en ejercicio de sus funciones de rectora. Estuvieron presentes todas las autoridades del instituto, docentes, algunos padres, miembros de la cooperadora y Angélica Graciano, secretaria de Educación de UTE/Ctera. No hubo oposición de ninguno.

En el acto de comienzo del turno tarde, Papalardo dio un discurso. "Fue muy emocionante que volviera a estar en su cargo", dijo Cecilia Balaguer, vicepresidenta de la cooperadora. La rectora expresó que su intención era poder cerrar una etapa, terminar algunos proyectos que habían quedado en suspenso y poder concluir en forma ordenada su gestión.

Sin embargo, la situación cambió por la tarde. Se presentó personal de la Dirección de Legales del Ministerio de Educación porteño junto con un escribano público y le informaron que no podía hacer posesión de su cargo. Fuentes del ministerio informaron a LA NACION que Papalardo debía retirarse de la escuela y agregaron que "ya llegó la resolución de la Anses que dice que le salió la jubilación".

Los alumnos del nivel secundario se declararon en asamblea tras conocer la reacción del ministerio. "Hoy estamos en un conflicto serio porque los alumnos no responderían a las directivas del vicerrector", dijo Papalardo. También se convocó a las familias y al consejo directivo a una reunión en el patio del colegio para definir los próximos pasos en su defensa.

"Ella va a seguir trabajando hasta el 31 de agosto", dijo Graciano. Según es tradición, el último día de trabajo de un docente la persona arría la Bandera acompañada por la comunidad educativa. "Eso es lo que pretendemos", indicó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas