Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Es abanderada, su casa se inundó y la echaron del colegio porque no puede pagar la cuota

Vive en Comodoro Rivadavia y su familia todavía se recupera de las fuertes tormentas de abril; su madre, además, gasta $5000 mensuales en medicamentos para la epilepsia

Miércoles 02 de agosto de 2017 • 09:53
0

El domingo 2 de abril Celeste vio cómo su casa, como la mayoría en su barrio, era tapada por el agua y el barro. Las fuertes tormentas que azotaron Comodoro Rivadavia llevaron casi un metro de agua hasta su hogar y su familia perdió todo. Cuatro meses después, la ciudad todavía lucha para recuperarse, pero esta adolescente de 19 años tiene un nuevo problema.

Su madre gastó todo el dinero que tenía en recuperar sus pertenencias. Compró lo que pudo, pagó el gas, la luz, el agua y la plata se terminó. Hace varios meses que no llega a pagar la cuota del colegio Cervantes, donde Celeste cursa el quinto año y donde, además, es la abanderada.

cerrar

Pero el sueño de terminar la secundaria está en peligro. El lunes, de vuelta de las vacaciones de invierno, a Celeste no la dejaron entrar al aula. Un preceptor le comunicó que la directora del colegio había decidido dejarla libre por no estar al día con la cuota.

"Todavía no pude hablar con la directora porque no volvió de sus vacaciones. Está en Europa", contó está mañana Gloria Smith, la mamá de Celeste, en diálogo con Más Despiertos, por LN+.

La familia difundió una cuenta bancaria para quienes quieran donar dinero que ayude a Celeste a terminar sus estudios. La joven sueña con estudiar medicina en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, según publicó el diario El Patagónico.

Quienes quieran ayudar a Celeste pueden comunicarse al teléfono 02974942845, o bien donar dinero a la cuenta 0830006534002978370023 (Banco Chubut).

Así quedó Comodoro Rivadavia tras las tormentas

Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Barrio Juan XXIII. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad que fue declarada zona de desastre. Foto: Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Ruben Ojeda observa lo que quedo de su casa en el barrio Juan XXIII. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Comodoro Rivadavia, ciudad declarada zona de desastre. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Centro de evacuados improvisado en un gimnasio de Comodoro Rivadavia. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Centro de evacuados improvisado en un gimnasio de Comodoro Rivadavia. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Centro de evacuados improvisado en un gimnasio de Comodoro Rivadavia. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas