Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Luis Scola escribió en primera persona: de mirar la NBA en VHS a la gloria en Atenas 2004

El capitán de la selección de básquet recorrió su vida dentro de este deporte y se permitió bromear con el futuro de Ginóbili en un texto para The Player Tribune

Jueves 03 de agosto de 2017 • 12:38
0

Una historia de sacrificios, humildad, trabajo y pasión. Mucha pasión hay en la historia deportiva de Luis Scola, y es él mismo Luifa quien se atreve a repasarla en una extensa nota escrita en primera persona para el medio estadounidense The Player Tribune, en cuyo final desafía en forma de chanza a su amigo Emanuel Ginóbili: " Manu , ¿Te veo en Tokio 2020?"

Durante la nota expone además su crecimiento personal, su trayectoria en la NBA, su cambio en el físico para poder competir a ese nivel y sobre el gran símbolo del básquetbol argentino: Manu Ginóbili.

"Francamente estoy contento de que Manu haya anunciado que estará para su temporada número 16 de NBA . Así me dejan de preguntar" comienza el ex jugador de Houston Rockets.

"Creo que es seguro aclamar que Manu Ginóbili es el más grande basquetbolista del país. Pero cuando Manu era un chico era un jugador promedio. Ni siquiera alcanzaba las listas de la selección. Por eso tuvo que trabajar el doble. No era lo suficientemente alto, muy flaco. Hasta fue cortado de la lista de selección cuando tenía 15 años", explica.

Leer la nota completa.

"Había un gran problema en la Argentina durante las décadas del 80' y 90': no había trasmisión de los partidos de la NBA de ningún tipo. Entonces nos pusimos creativos y mirábamos los partidos por VHS que comprábamos en alguna reventa o feria. Pero después, cuando llegó al cable el país cambió para siempre", describe Scola en las primeras líneas.

El básquet aterrizó en su vida por incentivo de su padre, quien era jugador semi profesional. Fue él quien le mostró este deporte y la pasión por lo que uno hace, la dedicación y la entrega.

Su historia relata un paralelismo con el crecimiento de este deporte en el país. Fue su camada la que llevó al básquet a la cima, porque el segundo puesto en el mundial 2002 no fue suficiente y debieron seguir creciendo para lograr la medalla de oro en Atenas para culminar con el reconocimiento y la gloria para siempre. Él y sus compañeros.

"La camada anterior a nosotros conquistó el segundo puesto y no fue suficiente. Para ese equipo había demasiadas expectativas. El torneo que comenzó con la gestación de la Generación dorada fue el clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, que si bien no obtuvimos el pasaje estuvimos muy cerca. Ya en el país se empezaba a nombrar al equipo", dice el capitán de la selección.

"Para los Juegos de Atenas 2004 teníamos objetivos claros: llegar a estar entre los mejores 12. Y si bien le habíamos ganado a los grandes en 2002, para 2004 sabíamos que Estados Unidos era imbatible, pero sentíamos confianza en nosotros y estábamos creciendo mucho. Y el equipo hizo más que solo ganarles, llegó a la medalla.. Shockeamos al mundo."

Su liderazgo queda al descubierto en The Player Tribune. Luis Scola sigue vigente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas