Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Adiós

Héctor M. Guyot

SEGUIR
LA NACION
Jueves 03 de agosto de 2017
0
Foto: AFP / Hannah McKay

Este hombre que se aleja tocado por una finísima lluvia tiene 96 años. La cabeza apenas inclinada y el sombrero en alto sugieren una despedida. Y lo es. En medio de un acto oficial, la fotógrafa tuvo el acierto de tomarlo solo y de espaldas, en el preciso momento en que se retira y deja atrás 70 años de servicio. En ese gesto, el hombre también le dice adiós a las 780 organizaciones de las que es presidente o miembro. No aceptará más invitaciones públicas en su agenda, de la que a partir de ahora, por fin, pasa a ser dueño. Le ha costado una vida, pero se lo ha ganado. También deja, y esto es lo esencial, de ser un acompañante. En su último compromiso como miembro de la familia real, el duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, asistió ayer a un desfile militar en el Palacio de Buckingham, seguramente igual al primero al que le tocó asistir cuando era joven. Lo nuevo para el príncipe Felipe empieza a partir de ahora. Como le pasa a cualquier jubilado, en suma.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas