Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quisieron robar un auto con un chico de 11 años adentro, a la vuelta de su escuela

El director del colegio dijo que había sido un intento de secuestro, pero el padre del menor no consignó eso en la denuncia; buscan a una banda de cuatro delincuentes

Jueves 03 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
En esta cuadra de Longchamps quisieron robar un auto con un chico adentro
En esta cuadra de Longchamps quisieron robar un auto con un chico adentro.

Cuatro delincuentes armados que se desplazaban a bordo de dos vehículos con patentes falsas quisieron robar un auto con un chico de 11 años en su interior; su padre acababa de estacionar para llevarlo al colegio, en Longchamps. Si bien, el director de la escuela a que va el menor dijo públicamente que se había tratado de un intento de secuestro, calificadas fuentes policiales señalaron que los malhechores amenazaron al padre del menor con llevarse el auto con el chico dentro si no lo bajaba.

El episodio ocurrió el lunes pasado al mediodía en la esquina de Malvinas y Presidente Castillo, en aquella localidad del partido de Almirante Brown, a la vuelta del Colegio del Sur. Y causó conmoción en la comunidad de padres, alumnos y docentes del establecimiento.

"El padre del chico me contó que cuatro hombres armados en un Volkswagen Vento blanco se le habían cruzado delante de su Honda. Les dio las llaves del vehículo para que se lo llevaran, aunque le dijeron «no queremos el auto, queremos al pibe». [El chico] se aferró al volante y lloraba a los gritos, y como a esa hora había mucha gente y muchos padres que llevaban a los chicos al colegio, se empezaron a juntar y a mirar lo que pasaba. Dos de los delincuentes apuntaron a todos con pistolas, amenazándolos con que les iban a disparar si no se iban", dijo a la agencia de noticias Télam Pablo Bologna, representante legal del colegio.

"Cuando vieron que había tanta gente, se fueron en los vehículos en los que movilizaban", agregó el representante del establecimiento.

Según informaron fuentes policiales, a las 12.50 un vecino de la zona, de 42 años -identificado por sus iniciales, M.A.S., por protección-, llegaba a la zona del colegio en su Honda Civic. A la vuelta del establecimiento, el padre del niño fue interceptado por un grupo de delincuentes a bordo de dos vehículos: una camioneta Citroën Berlingo y el Volkswagen Vento blanco del que habló públicamente Bologna.

Dos sospechosos fuertemente armados se bajaron, uno de cada vehículo, y le apuntaron a la cabeza al padre del niño al tiempo que le exigían que entregara el vehículo.

Fuentes policiales indicaron que el padre del pequeño no consignó en la denuncia el intento de secuestro. Además, los informantes indicaron que el sumario quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 20, que investiga el caso como el intento de robo de automotor. Debido a que otros testigos afirmaron que el episodio no se había tratado de un intento de rapto, la investigación quedó en manos de la justicia provincial y no pasó a la fiscalía federal, como hubiese sido en caso de un secuestro extorsivo.

"Me enteré del episodio cuando entró en el colegio un alumno, llorando con su madre y diciendo que habían querido secuestrar a su amigo. Fui hasta el lugar y encontré al chico llorando, a su papá sentado en la vereda con la boca ensangrentada y el auto atravesado en medio de la calle", relató Bologna a Télam. M.A.S. debió ser llevado a un hospital por la gravedad de los golpes que recibió. Está fuera de peligro.

Ocho secuestros en un mes

Aunque existe una preocupación por los secuestros extorsivos, el último informe de la Procuración General de la Nación revela que en julio hubo ocho casos en todo el país, la menor cantidad en el año. En tres hechos intervino la justicia federal de Lomas de Zamora, que tiene jurisdicción en Almirante Brown.

Aun cuando no haya sido un intento de secuestro, el del lunes fue un episodio grave que puso en foco la existencia de una banda integrada por cuatro delincuentes armados que, a plena luz del día, fueron capaces de atacar cerca de un colegio y en una zona transitada.

Otro detalle que llamó la atención de los investigadores, además del uso de armas largas de alto poder de fuego, fue la estructura de la banda, que se movilizaba a bordo de un auto de alta gama como el Volkswagen Vento, que les permite contar con velocidad para el caso de que les fuera necesario evadir una persecución policial. Se cree que también usaron el utilitario para no llamar la atención en la zona.

Los testigos aportaron el número de patente de la Citroën. Al revisar si tenía pedido de secuestro, los policías supieron que se trataba de un vehículo "emponchado", como se le dice en la jerga del crimen al auto al que se le confecciona documentación falsa, pero con la patente de un rodado que no tenga pedido de secuestro o impedimento para circular. En el caso de Longchamps, la Berlingo había sido "emponchada" con la patente de una camioneta Toyota Hilux que estaba "limpia".

Entradera a un fiscal de Morón

Tres delincuentes armados robaron en la casa del fiscal de Morón Patricio Pagani y se llevaron varios objetos de valor. Según informaron la víctima y fuentes policiales a la agencia de noticias Télam, el hecho ocurrió el lunes en la vivienda del titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 5, situada en Arias y España, de Castelar.

Pagani precisó que el robo se registró a las 13.30 y en la propiedad no se encontraba la familia, pero sí la empleada doméstica y un albañil y un electricista que realizaban trabajos en el lugar.

Uno de los ladrones ingresó armado y redujo a quienes se encontraban adentro. Los llevó hacia el fondo de la casa antes de que sus dos cómplices entraran.

Luego, los delincuentes revolvieron distintos espacios de la casa, se llevaron varios objetos de valor y escaparon en un auto conducido por otro hombre que esperaba fuera de la casa, según dijeron los voceros policiales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas