Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La firma que gestiona el voto electrónico confirmó el fraude del régimen chavista

La empresa Smarmatic, contratada por Hugo Chávez en 2004, dijo que los resultados de los comicios para elegir la Constituyente fueron manipulados; el Mercosur decidirá la suspensión el sábado

Jueves 03 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
Los diputados opositores denunciaron fraude, ayer, en la Asamblea
Los diputados opositores denunciaron fraude, ayer, en la Asamblea. Foto: AP / Ariana Cubillos

CARACAS.- "Sabemos, sin ninguna duda, que el resultado de las recientes elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente fue manipulado." Smarmatic, multinacional venezolana encargada del sistema de voto electrónico en tiempos de revolución, oficializó ayer la existencia del megafraude llevado a cabo en los comicios del domingo pasado.

Las elecciones, usadas históricamente por Hugo Chávez para legitimar el autoritarismo y los abusos de su gobierno, se han convertido ahora en un bumerán que alcanza de lleno a su sucesor. "Se confirma el fraude electoral más grande de la historia de América latina en porcentaje y millones de votantes", sostuvo Luis Almagro, secretario general de la OEA.

Antonio Mujica, director de Smarmatic, añadió desde Londres que la diferencia entre la participación real y la anunciada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) "es de al menos un millón de votos".

"Es una aseveración irresponsable con base en estimaciones sin fundamentos en la data que maneja exclusivamente" el CNE, aseguró su presidenta Tibisay Lucena.

Estigmatizada por la oposición desde que en 2004 fuera contratada por Chávez, Smarmatic añadió que no puede dar ninguna garantía de que la cifra del fraude sea sólo de un millón de votantes, ya que sería necesaria una auditoría para determinar la participación real. La misma auditoría que el chavismo ya negó tras las denuncias de fraude realizadas por Henrique Capriles luego de las elecciones presidenciales de 2013, que auparon a Nicolás Maduro al poder.

El CNE anunció el domingo que el madurismo había conseguido 8.089.320 votos, pese a las estimaciones de la oposición (en torno de dos millones y medio de votantes). La agencia Reuters aseguró ayer que una hora y media antes del cierre oficial de los colegios electorales, sólo habían votado 3,7 millones de venezolanos, cifra que concuerda con el boca de urna realizado por la encuestadora Torino Capital.

El chavismo aprovecha las últimas horas de cada elección para concretar su famosa "operación remate", que consiste en arrastrar hasta las urnas a quienes no lo han hecho durante el día y tienen algún tipo de vínculo con la administración. En 2012, cuando fue la votación récord en favor de Chávez, un millón de personas participó en el operativo final.

Veinte técnicos de la empresa abandonaron Venezuela antes de la declaración de ayer, temerosos de pasar a engrosar la lista de 620 presos políticos. Desde la semana pasada había trascendido la molestia de Smarmatic, que al igual que la gran mayoría de empresas y aerolíneas mantiene deudas abiertas de gran cuantía con la administración chavista. La suya ronda en los 100 millones de dólares.

En un escenario idílico, el chavismo habría alcanzado los 5,6 millones de votos conseguidos en las parlamentarias de 2015. Pero simplemente entre cuatro y cinco millones hubieran sido un éxito electoral dadas las circunstancias, si no fuera porque la oposición cantó 7,5 millones en la consulta popular del 16-J.

Presión internacional

En tanto, ayer siguió creciendo la presión internacional contra el régimen chavista. El Mercosur anunció que habrá una cumbre de cancilleres este sábado en Brasil para decidir la suspensión política de Venezuela del bloque "por la ruptura en el orden democrático" de ese país.

Fuentes del Gobierno confirmaron a LA NACION que es muy probable que se aplique el protocolo de Ushuaia, que prevé desde sanciones hasta expulsión de un país en el que se altere el orden demócratico.

En el mismo sentido, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo que se avanzará en una suspensión "de orden político".

La Unión Europea también anunció ayer que no reconoce la Constituyente, situándose al frente de 43 países de América y Europa, frente a los cinco que apoyan a Maduro: Rusia, Cuba, Nicaragua, Bolivia y El Salvador.

Que casi todo el mundo supiera en Caracas la existencia de un fraude, evidente ante las urnas semivacías del domingo y el rechazo a la gestión revolucionaria, no redujo el impacto de la noticia. Luis Emilio Rondón, único rector no chavista del CNE, y técnicos electorales ya habían denunciado la falta de controles y la ausencia de tinta indeleble para marcar el dedo de los votantes, así como la autorización a última hora del propio CNE, que permitía votar en cualquier centro electoral del municipio.

De esta forma, el voto múltiple no se podía controlar: el sistema permite que una persona vote cinco veces antes de bloquearse. Sólo la presencia de testigos opositores lo hubiera impedido.

Los comicios para la Constituyente, con la que Maduro pretende perpetuarse en el poder, pasan a encabezar el ranking de escándalos electorales de América latina. En 2010, el poder electoral haitiano impuso a Jude Celestin como uno de los dos candidatos que pasaba a segunda vuelta. La OEA y el Caricom demostraron el fraude, organizado por el presidente Preval para beneficiar a su yerno Celestin. Michel Martelly, el candidato apartado por el poder, conquistó la segunda vuelta y se convirtió en el presidente del Haití posterremoto.

La Asamblea Nacional aprobó de inmediato solicitar a la fiscalía la investigación penal del fraude, además de realizar una auditoría a Smarmatic. "La verdad siempre se impone", concluyó Julio Borges, presidente del Parlamento. La oposición ha convocado hoy a una concentración en Caracas en respaldo a la Asamblea.

Las tres manipulaciones denunciadas en las cifras de participación

Agregar votos al cómputo real

La presidente del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, agregó "al menos" un millón de votos al resultado totalizado por el sistema en la noche del domingo 30 de julio. Este resultado fue avalado además por las rectoras Sandra Oblitas, Tania D'Amelio y Socorro Hernández

Obviar los controles de seguridad requeridos

Al nuclear a los electores en un poco más de las mesas de votación que tradicionalmente y minimizar los controles de seguridad para la identificación de los votantes en el reporte de totalización se pudieron sumar votos que sirven para abultar la cifra de participación. Determinar la magnitud de esta manipulación requiere de una auditoría posterior

Coaccionar a los votantes

La coerción y amenazas contra los empelados públicos y los 14 millones de personas que fueron censadas por el carnet de la patria. Determinar la magnitud de esta práctica resulta muy complejo, aunque el reporte de votos en blanco que se generaron el 30 de julio pudiese servir para evaluar una parte de esta estrategia

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.