Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Deciden no usar aviones oficiales para la campaña, aunque Macri viajó a Jujuy en un Tango

Desde el Gobierno aseguran que Pro financiará los traslados del Presidente que sean para "proselitismo puro"; sin embargo, la visita de ayer al Norte tuvo un fuerte tono electoral

Jueves 03 de agosto de 2017 • 11:46
SEGUIR
LA NACION
Macri fue ayer a Jujuy en un Tango
Macri fue ayer a Jujuy en un Tango. Foto: Archivo

"Dilema Tango". La mesa chica del Gobierno entró en una disyuntiva en los últimos días por el uso de los aviones oficiales, ahora que Mauricio Macri entró en modo de campaña. Para ahuyentar los fantasmas del "caso Scioli", el círculo íntimo decidió no usar la flota estatal "para el proselitismo puro". Pero puede haber zonas grises . El Presidente continúa utilizando el Tango 10 para los actos en las provincias, que en muchos casos combinan agenda oficial con discursos de un marcado tono electoralista.

El Tango 10 es la única nave que sigue activa tras dar de baja la mayor parte de la flota oficial, Macri viajó ayer a Jujuy en esa aeronave según pudo corroborar LA NACION. "Tenemos que terminar con el clientelismo", advirtió el Presidente en su discurso en Alto Comedero. "Lo de Jujuy fue una visita oficial, vedamos el uso del Tango para todo lo que sea campaña pura de aquií a las PASO", justificaron en la Casa Rosada ante la consulta de LA NACION.

"El cierre de campaña y todo los traslados que Mauricio haga por las elecciones serán costeado por el partido", aseguraron las fuentes. Según especificaron, el "punto de inflexión" será el sábado: a partir de allí no habrá lugar para destinar recursos del Estado a los viajes de Macri.

La idea es que el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis (el funcionario a cargo de gestionar la flota oficial), se corra de las contrataciones vinculadas al itinerario de Macri y que esa tarea pase a manos de José Torello, apoderado de Pro y encargado de supervisar los números en el macrismo.

El Presidente encaró un raid en la última semana, con la premisa encarnar la campaña y visitar "una provincia por día" de cara a las elecciones legislativas. En cada distrito Macri combinó mensajes políticos con actos oficiales. El Tucumán visitó a productores locales, en Santa Fe se reunió con el gobernador Miguel Lifschitz, mientras que en Corrientes tuvo un encuentro con el mandatario Ricardo Colombi.

cerrar

Fue Marcos Peña quien llevó el debate por el uso de los Tango a la mesa de Gobierno. Se hicieron, incluso, consultas informales a la Oficina Anticorrupción. "Decidimos dividir las cosas, la sociedad viene muy herida por el despilfarro de los recursos del Estado en el kirchnerismo. Un gesto de este tipo es más importante que un gasto más que tenga que hacer el partido", señalaron desde la cúpula de Pro.

Por una cuestión de seguridad presidencial, desde el comando de campaña decidieron alquilar aviones privados Peña también entro en el régimen restringido. Técnicamente, cuando se pone al hombro la campaña, tampoco puede subirse a la flota oficial y debe embarcar a vuelos comerciales. "A Tucumán viajó por Aerolíneas Argentinas en clase económica", aseguró una fuente oficial.

Los gastos en aviones privados tambien estarán diferenciados, aunque puede haber itinerarios que combinen temas electorales con actos oficiales organizados por Presidencia. Según pudo conocer LA NACION, a principios de junio, cuando el Presidente voló a la provincia de Corrientes para celebrar el triunfo el radical Eduardo Tassano en la intendencia de la capital provincial, el vuelo fue costeado con fondos públicos : se contrató a la empresa Air Tango SA por US$ 9900. Fue la contratación 9135288-2017 según los datos que informó Marcos Peña en su última presentación en el Congreso.

Otra fuente oficial explicó: "Es un tema complejo, porque hay distintos factores a tener en cuenta. Por un lado, es fundamental cuidar la seguridad del Presidente. Por el otro, está el dilema ético, por la utilización del recurso del Estado para hacer campaña. El problema es la falta de herramientas legales para resolverlo: la ley electoral no es clara en estos puntos".

Vuelos oficiales

Más allá de los operativos de campaña, el Gobierno aún combina el uso del Tango 10 con el alquiler de aeronaves privadas, a la espera de que culmine la compra de un nuevo avión presidencial que permita vuelos internacionales.

En el último semestre, de acuerdo a la información oficial que analizó LA NACION, el Gobierno contrató aviones privados en 20 oportunidades para el traslado del Presidente. Gastó 6 millones de dólares, 157.000 euros y 7,2 millones de pesos.

La empresa más contratada fue The Charter Store, que ofreció a Macri aviones para su gira europea de julio, su visita a Lima y su ultimo viaje a los Estados Unidos. Para vuelos de cabotaje fueron contratadas Air Tango SA, Unicos Air y Baires Fly, una firma ligada a Mac Air, la ex empresa de aviones de la familia Macri.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.