Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Plata: la joven que se disparó sigue en estado grave

Investigan si había anunciado el hecho en un sitio web

Jueves 03 de agosto de 2017 • 19:05
SEGUIR
LA NACION
La policía científica retirándose del Colegio Nacional de La Plata
La policía científica retirándose del Colegio Nacional de La Plata. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

LA PLATA.-El violento ruido del proyectil eyectado por el revólver calibre 38 irrumpió en la clase de geografía. ¡Se disparó! gritaron esta mañana los alumnos de 4to año del Colegio Nacional Rafael Hernández. La niña que buscaba quitarse la vida tiene 15 años. La bala entró por la boca, perforo el cerebro y salió por el cráneo.

Antes de apretar el gatillo la alumna escribió una nota en un cuaderno de geografía, con tinta rosa: "Chau pedazos de mierda. Hay un juego en la mochila. El que lo encuentra se lo queda".

La menor habría preparado la escena días antes. "El jueves voy a suicidarme en la escuela y lo voy a trasmitir por directo". El sugestivo mensaje escrito en un sitio web no lleva firma, pero tiene demasiadas coincidencias con el triste episodio que conmovió a la comunidad educativa del prestigioso Colegio Nacional de esta capital.

"Bueno les cuento. Voy a robarle el revólver a mi papá antes de salir para el colegio y pienso pegarme un balazo en la primera hora, así que si no se quieren perder el directo van a tener que estar despiertos a las 7.0 de la mañana", dice el mensaje.

"Tengo 5 balas, si en ese momento se da para matar 3 o 4 compañeros joya. Pero mi misión principal es el suicidio. Bueno, no me quiero extender mucho más, díganme por donde puedo trasmitir el directo ahora, asi ya voy arreglando todo para el jueves", dice el mensaje que circuló entre los alumnos de la centenaria escuela.

Un posteo en redes sociales donde la chica aclara que deja un juego para quién tome su mochila
Un posteo en redes sociales donde la chica aclara que deja un juego para quién tome su mochila.

El mensaje es anónimo. No es una prueba judicial, como sí lo es la carta que figura en las actuaciones que realizó la comisaría primera de La Plata.

Pero otros indicios dan cuenta de un acto premeditado. Tres de las mejores amigas de la menor que disparó habían recibido un mensaje por teléfono para sugerir que no fueran a la clase de geografía.

Las autoridades del Colegio expresaron su "consternación". Asimismo, resaltaron que "minutos después del incidente, y gracias al rápido accionar del cuerpo médico, la joven fue trasladada en ambulancia y con vida al Policlínico General San Martín".

"Se trata sin dudas de un hecho que nos llena de conmoción y golpea a toda la comunidad educativa y especialmente a sus compañeros. Por ello, desde el Colegio Nacional estamos trabajando para ofrecer la mayor contención a los alumnos frente a esta situación particularmente traumática", dijeron.

El estado de salud de la joven

El cuadro de la adolescente que fue traslada con vida por el SAME al hospital San Martín se complicó esta tarde. "Tiene mucha sangre desparramada dentro del cráneo", informó el director del Hospital Alberto Urban, antes de la segunda operación que se le realizó para intentar salvarle la vida.

"Hay daño cerebral", dijo. En caso de que la adolescente logre superar el trance se esperan secuelas cognitivas.

La investigación

No tenemos ningún indicio para clasificar el caso como bullying", aseguró a LA NACION Julio Mazzota, secretario de Asuntos Legales de la UNLP. "Acá no hubo nunca ninguna señal. Profesores y preceptores expresaron sorpresa", dijo.

El arma utilizada por la chica
El arma utilizada por la chica.

"La nota del cuaderno parece mas dirigida a la familia que a los alumnos. Pero evidentemente esto es un llamado de atención y vamos a hacer jornadas de reflexión en todos los colegios de a Universidad", añadió.

"Vi muy golpeados a los chicos. No es fácil de superar para los que estaban en ese momento", dijo, y aseguró que "se les brindó asistencia psicológica".

"La profesora estaba muy mal. Era la profesora que más feeling tenía con la alumna", dijeron las autoridades de la Universidad.

El debate quedó instalado respecto del ingreso del arma a Colegio situado en 1 y 47 de esta capital:" ¿Cómo lo podemos evitar? En la misma mochila que llevan los útiles llevan el arma. ¿Qué diría Unicef si pusieran detectores? Es un debate que nos supera y que debemos abordar", dijo el representante de Asuntos Legales de la UNLP. "Ya disparamos un protocolo para hablar con padres y docentes", agregó.

La Universidad pidió postergar las declaraciones testimoniales de los alumnos. Pero hoy, frente al colegio, los adolescentes repetían la historia una y otra vez: "Nunca había pasado algo igual. Había policías y una ambulancia. Nos pidieron que salgamos", dijo un alumno de 5 año que pidió no dar su nombre. "Parace que le hacían la vida imposible", dijo otro alumno de 6 año. "Nunca antes había oído que un alumno haya entrado al Colegio con una pistola", decían los alumnos, plenamente consternados.

"El gabinete psicopedagogo falló. Está desmantelado", dijeron los alumnos a LA NACION. Las autoridades negaron rotundamente esta versión

Ante la ausencia de explicaciones por este hecho, reinó el aturdimiento en la comunidad educativa y en la familia de la menor. En el Hospital San Martín se vivieron escenas desgarradoras. "Es mi culpa", gritaban los familiares, quebrados en lágrimas y agobiados por el dolor de la lamentable noticia.

El director del Hospital se comunicó con las autoridades del ministerio de Salud y de la Universidad y ofreció asistencia psicológica para los alumnos y la familia.

"El tema de las armas y los adolecentes es un tema que el sistema educativo tiene miedo a abordar", concluyó Pablo Morosi, autor del libro "Junior. La historia silenciada del autor de la primer masacre escolar de Latinoamérica".

Te puede interesar