Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Afirman que mejoró el cobro de una tecnología transgénica

Hay "voluntad de pago del productor", según Monsanto; el Estado controló el 93% del grano

Viernes 04 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
Juan Farinati, presidente de Monsanto
Juan Farinati, presidente de Monsanto. Foto: Marcelo Manera

ROSARIO.- El sistema de control sobre las semillas de soja en puertos y acopios que puso en marcha el año pasado el Gobierno, para reemplazar los controles propios que hacía la multinacional Monsanto para asegurarse el cobro de su tecnología Intacta (resistente a insectos), está teniendo un nivel de control por encima del 90%. En tanto, el porcentaje de pago que está alcanzando la compañía por esa tecnología también creció y es superior al 80%. Los datos fueron aportados por la empresa en el marco del 25° Congreso de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) y el 7° Congreso Mundial de Agricultura de Conservación, que termina hoy en esta ciudad.

El año pasado, cuando la tecnología Intacta comenzó a difundirse en la pampa húmeda (primero había sido lanzada en el Norte), la compañía amplió sus controles propios para poder cobrar. Eso derivó en una fuerte pelea con las entidades del agro y el Gobierno, y tras idas y venidas terminó interviniendo con una resolución que estableció que sólo el Estado podía hacer los controles. La tarea quedó en manos del Instituto Nacional de Semillas (Inase), que utilizó una experiencia privada que se había creado en el marco de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y se denomina Bolsatech.

A un año de la implementación del control, en Monsanto destacaron el esquema. "El sistema que lidera el Inase está teniendo un control muy alto. Al 93% de la soja que se cosecha se le hace el control de la tecnología", dijo a LA NACION Juan Farinati, presidente de la compañía en el país. El 7% restante en relación al control es la semilla guardada para volver a usar en la siguiente campaña. Para comparar, a esta altura de la campaña pasada, cuando empezó el control del Estado, la eficiencia del control estaba en el 82%. Ahora está once puntos arriba.

En Monsanto también destacan que el productor está pagando la tecnología. "El porcentaje de pago que alcanzamos a la fecha está por encima del 80%", destacó Farinati. Para esta época del año pasado, cuando empezaba el sistema, el pago estaba en el 40%, si bien el control empezó tarde.

"Hay un cambio muy importante en la voluntad de pago del productor; está actuando positivamente", remarcó el ejecutivo. Según el presidente de Monsanto, no han tenido casos de productores a los que tuvieran que llevar ante la Justicia para reclamar el pago.

Vale recordar que la industria semillera y los productores formaron una mesa de trabajo para avanzar en un entendimiento sobre el pago de regalías. Hay consensos para que se introduzca el pago por un nivel del uso propio de la semilla, aunque no está determinado el método.

"Hay un entendimiento de que debe haber un pago tanto en biotecnología como en germoplasma. Se está discutiendo cómo llevarlo adelante", dijo.

Para Farinati, "el tema de la ley es muy importante, pero tenemos que ver una ley que nos proyecte a 30 años y sea también para otros cultivos [como el trigo]". Según el directivo, en soja otros países le sacaron ventajas a la Argentina en materia de rindes. Señaló que mientras en los últimos 25 años el país creció un 30% en ese aspecto, Brasil lo hizo un 100% y Estados Unidos, un 50 por ciento.

En la empresa prevén que el uso de su tecnología Intacta seguirá creciendo. El año pasado tuvo una cobertura del 15% del área total, y para la nueva campaña estiman que ese porcentaje se ubicará entre el 20 y el 25% de la superficie.

En tanto, según Farinati, en la nueva campaña de maíz, que empieza en septiembre próximo, el área para grano crecería entre 5 y 10%. Explicó que los productores apostarán al cultivo porque "está bien en rentabilidad y ha demostrado rindes, y una estabilidad en muchas regiones. De ser un cultivo sólo en lotes buenos pasó a ser un cultivo en muchos lotes", señaló.

Tras la pelea con el Gobierno

Controles

Luego de la polémica el año pasado por los controles que hacía la empresa de manera privada sobre la semilla, el Estado tomó para sí esa potestad.

Sistema

Se desarrolló un sistema, denominado Bolsatech, y el Estado hizo un convenio para ponerse al frente de los controles y recolectar información.

93%

Controlado

Es el porcentaje del grano de soja que fue controlado.

80%

Los que pagaron

Es el nivel de pago que logró a la fecha la compañía, y se espera siga creciendo en los meses siguientes. El año pasado a esta altura, ese porcentaje era del 40%, si bien se empezó tarde el control.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.