Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Vaticano pide al gobierno de Maduro que suspenda el inicio de la Asamblea Constituyente previsto para hoy

La Santa Sede expresó su "profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis" en ese país y señaló que el papa Francisco "sigue de cerca" la situación

Viernes 04 de agosto de 2017 • 08:32
El Papa recibió a Maduro en junio de 2013
El Papa recibió a Maduro en junio de 2013. Foto: Archivo

Horas antes de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por el presidente Nicolás Maduro en Venezuela , el Vaticano pidió hoy su "suspensión", al tiempo que demandó al líder bolivariano que asegure "el pleno respeto de los derechos humanos fundamentales".

"La Santa Sede manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos", señaló en un comunicado la Secretaría de Estado del Vaticano.

En ese marco, afirmó que el papa Francisco "directamente y a través de la Secretaría de Estado, sigue de cerca dicha situación y sus implicaciones humanitarias, sociales, políticas, económicas e incluso espirituales" y que "asegura su constante oración por el país y por todos los venezolanos, mientras invita a los fieles de todo el mundo a rezar intensamente por esta intención".

"La Santa Sede pide que se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la paz, fomentan un clima de tensión e hipotecan el futuro"

Además, la Santa Sede llamó "a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales", agregó el texto, a horas de la instalación de la Constituyente que busca Maduro para una reforma constitucional.

En ese sentido, el Vaticano pidió también el pleno respeto "de la vigente Constitución; se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro".

En otro párrafo, la Santa Sede, que en 2016 tuvo un intento de mediación en el país sudamericano que el propio papa Francisco reconoció que "no funcionó", pidió que "se creen las condiciones para una solución negociada de acuerdo con las indicaciones expresadas en la carta de la Secretaría de Estado del 1 de diciembre de 2016, teniendo en cuenta el grave sufrimiento del pueblo a causa de las dificultades para obtener alimentos y medicamentos, y por la falta de seguridad".

"La Santa Sede dirige, finalmente, un apremiante llamamiento a toda la sociedad para que sea evitada toda forma de violencia, invitando, en particular, a las Fuerzas de seguridad a abstenerse del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza", finalizó el comunicado del dicterio vaticano que encabeza el cardenal italiano Pietro Parolin.

El contexto

Está previsto que hoy se instale la Asamblea Constituyente, conformada por 545 miembros, sesione desde hoy en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional controlada por la oposición, y entre sus potestades está la de disolver los poderes públicos, además de su función principal de redactar una nueva Constitución.

La Fiscalía General de Venezuela solicitó ayer que se suspenda el inicio, luego de que SmartMatic, la empresa que le proveyó las máquinas de votación en las elecciones del domingo último, denunció inconsistencias en la cifra de la participación en los comicios, que, según el gobierno, fue de ocho millones de personas. El Poder Electoral aún no ha divulgado los resultados finales de la votación.

Esta madrugada, además, el régimen volvió a dictar arresto domiciliario para el alcalde opositor Antonio Ledezma, quien estaba encarcelado en la prisión militar de Ramo Verde desde el pasado martes.

Venezuela está sumida en una profunda crisis institucional y económica que despertó una ola de protestas desde el pasado 1° de abril contra el gobierno de Maduro. Hasta el momento murieron más de 120 personas por la represión de las fuerzas de seguridad en las manifestaciones.

El Mercosur, mientras tanto, se prepara para activar mañana su cláusula democrática para suspender a Venezuela por tiempo indefinido del bloque comercial.

Agencias Télam y Reuters

En esta nota:
Te puede interesar