Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los rubros que mueven la demanda de locales

El sector gastronómico es el que más activo se mantiene en apertura de espacios comerciales; las cervecerías son las que buscan más metros

Lunes 07 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Las cervecerías artesanales están en auge en los barrios porteños y sus alrededores, ya marcan tendencia y se convierten en una ¿moda? que crece mes a mes. Según coinciden los brokers consultados, este tipo de negocios son la novedad del mercado y, junto con las cafeterías, son los que más demanda comercial generan. En un contexto que parecería mostrar una lenta recuperación del consumo -luego de la caída acumulada durante el último año- con una economía que aún no logra despegar, existen actividades comerciales que funcionan y se expanden. Además de los locales que ofrecen variedad de cervezas de elaboración personalizada, las hamburgueserías y cafeterías lideran el ranking de apertura de locales, en la mayoría de los casos de la mano de alguna franquicia conocida.

Las tiendas de helado artesanal en "palito" es otra de las novedades en alza y las automotrices en proceso de recuperación de las ventas también fueron ganando espacios en los principales ejes y centros comerciales. Por el contrario, los negocios del rubro textil y electrodomésticos resultan "los más golpeados" En tanto, los supermercados del tipo express de las principales cadenas que venían creciendo en cantidad de inauguraciones, comenzaron a mostrar un amesetamiento desde hace algunos meses. Esto como consecuencia de la caída en el consumo de alimentos, debido al gran impacto que la inflación tiene sobre este tipo de productos y además, por el efecto lógico de saturación al ya haber tomado varias posiciones durante los últimos años.

Según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), "la tasa de caída en las ventas minoristas se viene reduciendo fuertemente, aunque todavía no alcanza para revertir el ciclo recesivo. En la segunda quincena de junio se notó cierta mejora en el hábito de consumo de las familias y los empresarios creen que se debería estar cerca del piso de la retracción". Si bien las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 1,4% en junio frente a igual mes del 2016 y acumulan una baja anual de 3% para el primer semestre del año, en la comparación con mayo, las ventas crecieron 15%. Esto puede deberse en parte por la estacionalidad que suele tener el mes aunque para muchos negocios junio fue hasta el momento el mejor período de 2017, explicaron desde esa entidad.

En tanto, Melina Leiva, miembro de la división locales de Toribio Achával, confirmó que según su relevamiento más reciente "los rubros que se han visto mayormente afectados por los cambios en el escenario económico del último período, se encuentran en un proceso gradual de reactivación".

Para Miguel Grehan, director de locales de la inmobiliaria LJ Ramos, "existen algunas marcas de cafetería que siguen con en expansión. Si bien hay movimiento, es muy lento. Las marcas no están desesperadas alquilando locales". En cuanto a las novedades, Juan José Ramos, gerente de esa misma división, comentó que "la cervecería es una tendencia curiosa porque está instalada hace tiempo en todo el mundo -sobre todo en Europa- y funciona bárbaro. ¿Cómo no es algo que apareció antes acá? La cerveza se hace relativamente fácil, se vende bien y en cantidad. Las cervecerías que abrieron recientemente les va muy bien".

Este tipo de negocio y las heladerías artesanales de palito "son nuevos jugadores que están apareciendo en el mercado", confirmó Grehan mientras que su compañero de LJ Ramos señaló que en algunas zonas también avanzan empresas de servicios -como las prepagas de salud- que apuntan a "abrir locales con mucho interés". Grehan explicó que esto sucede porque "quieren buscar mejores posiciones" dado que, cuando el mercado está muy activo, son localizaciónes que "están a valores que no pueden pagar".

Juan Ignacio Mel, gerente comercial Mel Propiedades, que opera principalmente en los barrios de Palermo, Belgrano y Villa Urquiza, coincide en que las cervecerías artesanales están impulsando la demanda: "Tenemos algunos locales ubicados en el corredor Donado-Holmberg y otros en la calle Gurruchaga al 1000, en la zona de los outlets, donde se está reciclando un convento -que se finaliza en noviembre- para hacer principalmente locales y ya nos llamaron varias personas para poner diferentes franquicias de cervecería artesanal. Ese rubro está muy movido".

Las franquicias demandan

Los locales de marca reconocida en el mercado de cafetería y gastronomía ligera se multiplican bajo el sistema de franquicia. Según confirma este broker, "todos abren con algún nombre ya impuesto en el mercado" y puntualiza que lo han llamado para instalar "Tienda de Café y Starbucks, que a fines de 2016 tenían una campaña de expansión más movida".

Desde la inmobiliaria Toribio Achával también sumó su voz Judy Sygal: "Las franquicias de cadenas de cafeterías siguen siendo el negocio que más crece y el que encabeza el mercado de alquileres". Pero, además, "las hamburgueserías y los supermercados express lideran en aperturas de locales en la capital federal y el corredor Norte". A su vez, las cervecerías han sido "la revelación" del rubro gastronómico en el último año, lo que "generó nuevos polos cerveceros en los barrios y, actualmente, se puede encontrar un local de este tipo por cuadra en Palermo".

Requerimientos

En función de las necesidades operativas, económicas y exigencias normativas, para que este este tipo de negocios rinda requiere locales que -además de ser aptos para gastronomía- tengan "salida a los cuatro vientos, una planta comercial amplia como para instalar bastantes mesas, una buena vidriera que tenga más de cinco metros de exposición y, como mínimo, de entre 70 y 80 m2 de superficie. La gastronomía no acepta locales mucho más chicos", detalló Mel.

Para Sygal, la búsqueda de espacios para montar un negocio gastronómico está orientada a aquellos locales que posean un frente mayor a seis metros, con un mínimo de 150 m2 de superficie y -dependiendo el tipo de cocina que realice la marca- puede o no necesitar la colocación de un ducto de ventilación a los cuatro vientos. En la actualidad, "la mayoría de las cafeterías utilizan hornos eléctricos para calentar la comida que presentan en su carta", explicó.

Respecto a los requisitos para abrir un supermercado, los pedidos siempre están enfocados en un formato bastante estandarizado de superficies mayores a 150 metros cuadrados, con un frente mínimo de siete metros de frente de vidriera.

Respecto a las zonas que concentran la demanda gastronómica, Mel destacó el corredor Donado-Holmberg: "Es una zona que se pide muchísimo y que tiene potencial a futuro. Allí se están entregando todos los proyectos que se construían a la vez entonces hay un montón de oferta tanto de departamentos como de locales y, a medida que se vayan concretando, tendrá una inercia propia exponencial. La zona de los outlets también está tirando mucho. Las dos ubicaciones funcionan bien para gastronomía".

Según Leiva, el polo existente en Palermo, más específicamente en las subzonas Soho y Hollywood, "continúa consolidándose de forma sostenida, especialmente impulsado por el rubro gastronómico. Y dentro del Microcentro, cabe destacar también la creciente demanda sobre la calle Reconquista". En tanto, la arquitecta Sygal, de Toribio Achával, completó con un análisis sobre el circuito específico de las cervecerías: "Las zonas más solicitadas en ese rubro siguen siendo los barrios de Palermo Hollywood, Barrio Norte, Belgrano y Microcentro; este último, gracias a la peatonalización. Los locales en esquina son los más solicitados y cuanta más vidriera, mayor será el posicionamiento de la marca".

En promedio, los precios de alquiler en la calle Gurruchaga van de $ 950 a 1150 por metro cuadrado. En la esquina de Cabildo y Aguilar, "que es una zona bastante buena", se están pidiendo alrededor de $ 840 por metro cuadrado mientras que en Donado-Holmberg -por la gran oferta actual- el alquiler de un local estará alrededor de 500 pesos por m2. El precio de venta rondaría como mínimo entre US$ 2800 y US$ 3000 por metro cuadrado, dependiendo del tipo de local, acorde a los datos aportados por Mel.

Estos valores tienen un contraste notable con los precios que se ven en los focos comerciales principales, si bien Ramos aclaró que este tipo de negocios "no toman locales de primera línea porque no les da el capital para poder hacerlo, están en focos barriales y secundarios que también son importantes". Según su relevamiento, el alquiler de un local ubicado en Santa Fe y Callao puede estar hasta US$ 70 por m2 pero con la escalada que viene registrando el dólar los últimos meses estos valores "necesariamente se tienen que readecuar porque si se multiplica por un número más alto, es una suma muy grande".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas