Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La semana resultó muy negativa para los precios de los granos en EE.UU.

La previsión de un clima favorable para los cultivos golpeó a la soja y al maíz; cuarto segmento bajista para el trigo

Sábado 05 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
Foto: Archivo

Lluvias y pronósticos de más precipitaciones para las próximas dos semanas sobre las principales zonas productoras de granos gruesos de los Estados Unidos fueron los factores responsables de la tónica bajista que condujo los precios de la soja y del maíz a completar la segunda semana bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago. Para el trigo, en tanto, la persistente liquidación de contratos de los fondos especuladores; la presión de existencias domésticas abundantes, y la fortaleza exportadora de países como Rusia configuraron el cuarto segmento comercial negativo para sus cotizaciones.

Ayer, al momento de fijar los valores de ajuste, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron pérdidas de US$ 0,46 y de 1,38 sobre los contratos agosto y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 348,79 y de 351,55 dólares. En el balance de la semana, estas posiciones resignaron un 5,15 y un 5,55% frente a los precios vigentes el viernes anterior, de 367,72 y de 372,22 dólares por tonelada.

Como previa del informe mensual de estimaciones agrícolas que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicará el jueves próximo, durante la semana se destacaron tres proyecciones privadas que marcaron la variabilidad de las cifras, que podría convertirse en una lógica en los próximos meses.

En efecto, el martes FC Stone estimó la cosecha estadounidense de soja en 115,26 millones de toneladas, con rindes de 32,08 quintales por hectárea; el jueves Informa Economics calculó 114,20 millones y 31,81 quintales, y ayer, Ag Resource proyectó 111,99 millones y 31,61 quintales. Todas las cifras quedaron por debajo de las dadas por el USDA en julio, de 115,94 millones y de 32,28 quintales. Pero pese a ello, los precios evolucionaron en baja.

"A diferencia de lo ocurrido durante la campaña anterior, donde el clima fue casi ideal de principio a fin, en este ciclo hubo alternancia de condiciones y, además, mucha heterogeneidad dentro del Medio Oeste. Esto se traducirá en una alta variabilidad de rindes y hará muy difícil un cálculo certero del volumen de la cosecha hasta bien entrada la recolección", explicó a LA NACION Adrián Seltzer, de la firma corredora Granar SA.

El especialista agregó que hoy se evidencian situaciones contrapuestas en los dos principales Estados productores de granos gruesos estadounidenses, con Iowa en un estado delicado en cuando a disponibilidad de humedad en casi el 70% de su territorio y con Illinois con déficit en apenas el 18% de sus suelos. "Una vez superada la volatilidad lógica del mercado climático, tras las primeras semanas de septiembre, tomarán la posta los reportes de rindes que los privados irán relevando casi a diario. Va a costar disipar la incertidumbre en esta campaña y eso se va a reflejar sobre los precios", advirtió Seltzer.

Para el maíz, el cierre de Chicago mostró ayer subas de US$ 1,18 y de 1,28 sobre los contratos septiembre y diciembre, mientras que sus ajustes fueron de 144,28 y de 149,99 dólares. Pero en el balance semanal, estas posiciones retrocedieron un 2,07 y un 1,81% respecto de los valores vigentes el viernes precedente, de 147,33 y de 152,75 dólares por tonelada.

Al igual que la soja, el cierre semanal del maíz fue negativo pese a que las estimaciones privadas auguraron un volumen sensiblemente inferior al oficial para la cosecha estadounidense. Según FC Stone la producción será de 345,20 millones de toneladas y según Informa Economics, de 351,85 millones, contra los 362,09 proyectados por el USDA el mes pasado.

En cuanto al trigo, ayer la posición septiembre en Chicago y en Kansas bajó US$ 1,11 y 0,09, al quedar con un ajuste de 167,09 y de 168,84 dólares. En la cuarta semana negativa consecutiva, dicho contrato resignó un 5,46 y un 4,47% frente al valor vigente el viernes pasado, de 176,74 dólares por tonelada, respectivamente.

Por mejoras en los rindes, la consultora rusa IKAR informó que la cosecha de trigo de Rusia podría llegar a los 77 millones de toneladas y sus exportaciones a los 31,50 millones, por encima de los 72 y de los 30,50 millones previstos por el USDA, respectivamente.

Mercado local

En la plaza doméstica ayer las fábricas pagaron $ 4300 por tonelada de soja para el Gran Rosario, sin cambios respecto del jueves, pero por debajo de los $ 4450 vigentes el viernes anterior.

Ayer también se mantuvo estable la oferta por la oleaginosa de la próxima cosecha, en US$ 250, pero ese valor implicó una caída del 3,85% respecto de los US$ 260 del cierre del segmento precedente.

Por tonelada de maíz ayer los exportadores pagaron $ 2450 para Bahía Blanca y $ 2400 para el Gran Rosario, sin cambios, en tanto que para Necochea la propuesta bajó de 2400 a 2350 pesos. Por cereal de la nueva cosecha la oferta se mantuvo en 147 dólares, sin variantes.

Acerca del trigo, los exportadores mantuvieron sin cambios sus ofertas por el cereal disponible, en $ 3000 para Bahía Blanca y para Necochea, y en $ 2900 para el Gran Rosario. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 2600 y 3230 pesos. El trigo nuevo, con entrega en diciembre/enero, se mantuvo en 170 dólares por tonelada.

Semana adversa para los granos en Chicago

-5,15%

soja

Las lluvias llevaron el valor de la soja a completar la segunda semana bajista consecutiva, al pasar de 367,72 a 348,79 dólares

-5,46%

trigo

El trigo completó la cuarta semana adversa seguida al caer de US$ 176,74 a 167,09. En Kansas pasó de 176,74 a 168,84 dólares

-2,07%

maíz

Para el maíz cerró ayer la segunda semana bajista consecutiva, en la que su valor descendió de 147,33 al 144,28 dólares

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.