Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump sale de vacaciones y ordena perseguir a los filtradores

Desde que asumió la presidencia se tomó 53 días de descanso; Sessions avanza sobre las filtraciones en la Casa Blanca

Sábado 05 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION

WASHINGTON.- Donald Trump cerró una de sus peores semanas en Washington con una ofensiva contra las filtraciones en su gobierno, y la salida que más disfruta: irse de la capital en el avión presidencial a jugar al golf a uno de sus resorts.

Deprimido en las encuestas, acorralado por el Rusiagate y con el grueso de su agenda empantanada, Trump dejó ayer por la tarde la Casa Blanca y se instaló en el Trump Golf Club de Bedminster, en Nueva Jersey, donde pasará las próximas dos semanas en unas "vacaciones de trabajo".

Su última semana laboral en Washington fue un microcosmos que sintetizó los primeros meses de su presidencia: internas y despidos en su gobierno; filtraciones, ataques contra la prensa y el Congreso en Twitter; un acto en el interior del país con liturgia proselitista; noticias auspiciosas de la economía, y nuevas revelaciones sobre la trama rusa, que ya acecha a su círculo íntimo.

Ante la seguidilla de filtraciones a la prensa desde su gobierno, Trump decidió desplegar la mayor ofensiva para intentar cortarlas desde el Departamento de Justicia, que dirige Jeff Sessions, uno de los funcionarios a los que más ha criticado, y sobre quien se llegó a especular con su renuncia.

Sessions anunció ayer que se había triplicado la cantidad de investigaciones sobre filtraciones, prometió la presentación de cargos penales para los funcionarios que entregaran información a los periodistas y dijo que se revisará la política de citaciones judiciales a los periodistas y que la libertad de prensa tiene límites.

"La cultura de filtraciones a la prensa debe parar", afirmó el fiscal general.

La ofensiva oficial despertó preocupación en organizaciones civiles. Ben Wizner, director de la poderosa Unión Americana de Libertades Civiles, dijo: "Una represión contra las filtraciones de información es una represión de la prensa libre y de la democracia".

Trump también volvió a quedar tapado en críticas por la cantidad de veces que estuvo viajando a alguno de sus resorts y el número de días que ha estado jugando al golf, su deporte favorito.

Como ciudadano y candidato presidencial, Trump se cansó de criticar a Barack Obama por jugar al golf, y también por tomarse vacaciones. En su libro Piensa como multimillonario escribió: "No te tomes vacaciones. ¿Cuál es el punto? Si no estás disfrutando de tu trabajo, estás en el trabajo equivocado".

Como presidente, Trump ha pasado más del doble de tiempo que Obama jugando al golf: 21 veces contra 11, según Politifact, un sitio dedicado a verificar la veracidad de las declaraciones de los políticos. Otro recuento, del diario The Washington Post, consignó que Trump habría pasado 53 días de ocio desde que asumió, casi todos en alguna de sus propiedades.

La revista Newsweek resumió la crítica en una durísima portada, que muestra a Trump sentado en un sillón con cara de aburrimiento, un control remoto en una mano y una lata de Coca-Cola bajas calorías en la otra con el título: "Chico vago".

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.