Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detectan gusanos en alimentos destinados a la asistencia social

Son más de siete toneladas de dulce de membrillo que compró el ministerio que conduce Carolina Stanley; el organismo de control no advirtió que debían retirarse del mercado

Sábado 05 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Gusanos. Eso es lo que contenían 80 envases de medio kilo de dulce de membrillo de diez lotes que recibió el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para asistir a poblaciones vulnerables cubiertas por la emergencia alimentaria.

Ni la cartera a cargo de Carolina Stanley ni el distribuidor que le entregó la mercadería al ministerio ni la empresa productora conocían la información para adoptar medidas, según indicaron a LA NACION.

El Instituto Nacional de Alimentos (INAL) analizó las muestras a pedido del Ministerio de Desarrollo Social a comienzos del mes pasado, identificó gusanos en todos los lotes, lo consideró "un peligro biológico" y le asignó prioridad "alta" a la contaminación, de acuerdo con los 10 informes -uno por lote- a los que accedió LA NACION.

Detectaron gusanos en ochenta envases de medio kilo de dulce de membrillo
Detectaron gusanos en ochenta envases de medio kilo de dulce de membrillo. Foto: Archivo

El organismo, que depende de la Anmat, cargó los resultados en el Sistema de Información Federal para la Gestión del Control de los Alimentos (Sifega), una base de datos online a la que acceden las oficinas de control bromatológico del país. No indicó el retiro de los lotes contaminados del mercado ni alertó a la población de abstenerse a consumirlo. El instituto que dirige Matías De Nicola tampoco respondió hasta el cierre de esta edición en qué casos no procede ese retiro.

En los informes 1839 a 1848 que el INAL emitió el 14 del mes pasado, se indica que el producto contiene "nematodos" y que "no cumple" con las condiciones para su consumo y comercialización. También consta que el análisis lo solicitó el área de Coordinación de Monitoreo de Depósitos del ministerio.

Especialistas en parasitología consultados coincidieron en que el resultado es técnicamente vago. Se refiere a cualquier gusano con cuerpo redondeado que puede o no causar enfermedad. Opinaron que el INAL debió haber precisado de qué gusano se trata y otras características morfológicas, como si eran huevos, larvas o adultos.

Edgar Cerchiai, director adjunto del INTI Mendoza, explicó que en este tipo de producto pueden aparecer larvas o huevos de insectos. "Cuando no hay un buen tratamiento fitosanitario del campo, quedan en el cuerpo del fruto y, cuando se convierte en pulpa, pueden aparecer fragmentos. Pero no nematodos, porque no ingresan al fruto en el aire. Si aparecen es porque el membrillo cayó del árbol. De otra manera, no podría haber estado en contacto con el suelo", indicó Cerchiari. "Es la primera noticia sobre nematodos en dulce de membrillo que escucho en 30 años", dijo.

Las muestras analizadas pertenecen a los lotes 170 a 179 de dulce de membrillo El Gurí, de 500 gramos, de la empresa San Pedro Alimentos SRL, con vencimiento el 16 (lote 170), 21 (lotes 171 a 176) y 26 (lote 177 a 179) de junio del año que viene. Esos lotes son un "recambio" del alimento que el Ministerio de Desarrollo Social compró el año pasado. La entrega previa del proveedor tuvo una objeción por el rotulado, según informó la empresa.

Según explicaron desde el ministerio, el INAL aún no les comunicó los resultados. En general, llegan al Programa de Políticas Alimentarias, pero con tres conclusiones internas previas posibles.

Pero, ¿dónde están los 10 lotes? El ministerio no respondió la consulta de LA NACION. Fuentes dela cartera aclararon: "De este caso no vamos a hablar. No recibimos resultados".

Cada lote que comercializa la empresa Panymax S.A. (Prindal) en la planta de San Pedro Alimentos SRL incluye 1550 unidades, lo que quiere decir que hay 15.550 unidades del producto en el mercado (en total, 7700 kilos). La compañia informó a LA NACION que no fue notificada del resultado y confirmaron que los 10 lotes tienen fecha de elaboración de junio pasado y se destinaron en su totalidad al Ministerio de Desarrollo Social. "Los análisis de calidad que hicimos no indicaron contaminación. Hoy, cuando nos enteramos [por la consulta de LA NACION anteayer] mandamos a un laboratorio externo a analizar las muestras testigo de los lotes", explicó César Blanco Schmidt, de Panymax S.A. (Prindal). También dijo que la distribuidora no había sido notificada.

Sin embargo, en el Sifega, el INAL indicó hace más de 15 días que "solicitó inspección al establecimiento elaborador" y que propuso "una auditoría en el establecimiento elaborador/fraccionador". Eso debería haberlo hecho la Oficina de Alimentos del Ministerio de Salud bonaerense porque el domicilio es de la provincia. "Se recibió la denuncia y se caratuló de alta importancia. Se están esperando los análisis de la muestra para tomar una resolución", indicaron ayer fuentes de la cartera sanitaria.

Licitación

Al Ministerio de Desarrollo Social le entrega el producto la distribuidora Copacabana S.A., que es el proveedor del Estado que, con otras 12 empresas, ganó la Contratación Directa por Compulsa Abreviada por Emergencia N°117/16. La licitación se hizo a pedido de la Subsecretaría de Abordaje Territorial para cubrir necesidades de la población vulnerable. En los informes del INAL también se indica que se trata de un alimento de esa licitación.

En la licitación del año pasado, el Ministerio de Desarrollo Social compró 14 alimentos no perecederos "para asistir de forma urgente e inmediata la compleja situación social de crisis alimentaria". La compra directa se amparó en la emergencia alimentaria vigente hasta diciembre próximo.

Copacabana es una de las 13 empresas adjudicadas. Los detalles de la compulsa se publicaron en el Boletín Oficial del 2 de noviembre del año pasado. A la distribuidora se pagó $ 36.611.478,84 por casi un millón de litros de aceite, 400.000 kg de arroz, 200.000 unidades de dulce de batata y 350.000 paquetes de lenteja, además de 200.000 unidades de dulce de membrillo de medio kilo. Para este producto, la distribuidora ofreció las marcas Emeth o El Gurí por $ 3.296.000. La licitación fue por un total de $ 210.680.380,04.

Uno de los informes que refieren a la contaminación

Foto: LA NACION

"Alimento contaminado. Art. 6 inc. 6 del Código Alimentario Argentino"

Es un artículo que define al "alimento contaminado". El que contenga virus, bacterias, parásitos u otros microorganismos riesgosos para la salud, además de sustancias químicas u otras extrañas. También de sustancias naturales en concentraciones tóxicas

"Se observa la presencia de nematodes"

Cualquier gusano redondeado. Algunos son parásitos para el ser humano o los animales (causan enfermedad). Viven en el suelo y afectan las raíces de las plantas. Aquí no se indica de qué parásito se trata.

Procesos de adquisión y control de productos

El Ministerio de Desarrollo Social emite la orden de compra.

El proveedor tiene un período en el que debe entregar la mercadería, con entregas parciales de diferentes lotes y fechas de vencimiento.

La mercadería ingresa a los depósitos oficiales en estado "En laboratorio".

Se toman una cantidad de muestras de acuerdo con el tamaño del lote y se envían al Instituto Nacional de Alimento (INAL) para analizar su composición y estado.

El INAL envía los resultados al ministerio, donde se califican de acuerdo a una de tres categorías: aprobado apto para el consumo, aprobado con observaciones y rechazado.

Se envía el informe al Programa de Políticas Alimentarias, que debe dar su conformidad para que la mercadería pase del estado "En laboratorio" a "Aprobado" y pasar a ser parte del "Disponible" del stock.

Si los resultados del INAL contienen "Observaciones", el Programa de Políticas Alimentarias es el que determina si la mercadería es o no apta para distribuir.

Si el INAL determina que el lote está "Rechazado" (no cumple con criterios microbiológicos), se repite el análisis si el proveedor lo solicita. Si el resultado es el mismo, se le solicita al proveedor el recambio del producto y se vuelve a analizar.

Mercaderías rechazadas

De acuerdo con el Código Alimentario Argentino y otras leyes

2016

Arroz: tenía defectos en los granos.

Fideos: estaban contaminados con microorganismos riesgosos para la salud, otras sustancias ajenas a la composición o naturales, pero una concentración mayor que la permitida que podría ser tóxica.

Harina de maíz: no era libre de gluten.También se rechazaron harina de trigo, leche en polvo, lentejas, puré de tomates y mermelada.

2017

Aceite: no cumple con las denominaciones legales o comerciales autorizadas o el producto es ilegal.

Yerba: no cumple con las características del producto permitidas para consumo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas