Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Crece la embestida contra la fiscal rebelde en Venezuela: fuerzas de seguridad rodean el Ministerio Público

Lo denuncio Luisa Ortega esta mañana por Twitter; el oficialismo anunció ayer que avanza en su destitución

Sábado 05 de agosto de 2017 • 09:44
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, al frente del Ministerio Público
Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, al frente del Ministerio Público. Foto: AP

CARACAS.- La Guardia Nacional Bolivariana se ha desplegado a primeras horas de la mañana en los alrededores de la sede principal de la Fiscalía General de la República en Caracas. Los militares, una treintena, han cerrado los accesos a la sede, situada en la Avenida Urdaneta. Los trabajadores no pueden ni entrar ni salir del recinto.

"Rechazo el asedio al Ministerio Público Venezolano. Denuncio esta arbitrariedad ante la comunidad nacional e internacional", reaccionó de inmediato Luisa Ortega, la fiscal rebelde.

La maniobra militar sucede al día siguiente de la jura de la Asamblea Nacional Constituyente, que tiene como uno de sus principales objetivos quitarse del medio al poder público que ha denunciado de forma reiterada el "terrorismo de estado" durante las protestas y la ejecución de un plan de Nicolás Maduro para tomar el control total del país.

Últimas Noticias, órgano de prensa del chavismo, adelantó ayer que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), martillo del madurismo contra la oposición y la Asamblea Nacional, ultima una sentencia que ordenará la destitución de Ortega e iniciará su procesamiento.

El Alto Tribunal había preparado previamente el terreno en connivencia con el Palacio de Miraflores, al imponer de forma ilegal una vicefiscal, Katherine Harrington, quien sería la sucesora de la fiscal que a finales de marzo denunció al país y al mundo la "ruptura del orden constitucional", tras las sentencias del Supremo en contra del Parlamento.

Estos movimientos de última hora confirman que Maikel Moreno, presidente del TSJ, no quiere dejar en manos de la plenipotenciaria Constituyente el golpe definitivo contra una fiscal que esta semana también se atrevió a denunciar el fraude electoral de los comicios del 30-J y los vínculos de una rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) con el escándalo de Odebrecht. Fue el propio TSJ quien desechó la suspensión de la juramentación de los 545 constituyentes, ante los indicios del "mayor fraude electoral de la Historia de América Latina", como lo llamó Luis Almagro, secretario general de la OEA.

"Debe ser que tomando la Fiscalía va a haber producción nacional, se acabará el hambre, la corrupción y la gente vivirá bien y tranquila", denunció Stalin González, jefe la bancada de la oposición en la Asamblea legítima.

Nicolás Maduro también profirió ayer su propia sentencia política contra esta "cómplice de la insurgencia armada", quien fuera una de las más estrechas colaboradoras de Hugo Chávez : "Hablemos claro frente al país, si aquí hubiera habido una Fiscalía que actuara apegada a la justicia y con valentía, hace mucho tiempo que esos criminales [opositores] estuvieran capturados, castigados y encarcelados".

El primer mandatario llamó a que la Constituyente imparta justicia de verdad, en un acto con motivo del 80 aniversario de la Guardia Nacional. En el mismo, se mostró dispuesto a presidir el 100 aniversario de la institución militar, el principal brazo armado del gobierno durante los 127 días de oleada de protestas contra su gobierno.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas