Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mundial de Atletismo. Jennifer Dahlgren, con tres nulos y una lesión: reveló dónde nació su "bloqueo" y le abrió las puertas al retiro

En diálogo con LA NACION, no pudo ocultar su bronca por el desempeño en Londres y dijo que ahora definirá su futuro "año a año"

Sábado 05 de agosto de 2017 • 13:26
SEGUIR
LA NACION
0
Dahlgren puso en duda su futuro en el atletismo
Dahlgren puso en duda su futuro en el atletismo. Foto: Reuters

LONDRES.- Un nulo. Dos nulos. Tres nulos. Jennifer Dahlgren no puede ocultar su frustración. Se acerca a una de las tribunas del Estadio Olímpico y muestra la muñeca de su mano izquierda. La bronca, y las lágrimas posteriores, pasan por una caída en el segundo lanzamiento de la entrada en calor que la bloquearon para el resto de la jornada. Dahlgren, la atleta argentina con más participaciones en mundiales (7), terminó última en el Grupo B de la clasificación de lanzamiento de martillo femenino y dejó abierta la puerta del retiro. El año que viene se irá a Alemania para competir para un club, y después analizará los pasos a seguir. A los 33 años, dice que su futuro lo definirá temporada a temporada, pero el lamento por lo que pudo haber sido su último Mundial le coloca signos de pregunta al resto del ciclo olímpico, con el Mundial de Doha 2019 y los Juegos de Tokio 2020 en el horizonte. "Londres 2012 marcó una gran diferencia. Fue el primer torneo en el que sentí que podía ser finalista olímpica y ahí no supe manejar los nervios. Y me nació la semilla de la duda contra la cual lucho todo el tiempo. No el nulo. Eso es una consecuencia. Siempre trato de revertirlo, de mejorarlo, pero también llega un momento en el que es agotador. Siento que antes de 2012 tenía como más "ignorancia", pero después de Londres ya todo pasó por otro lado", se confiesa, en diálogo con LA NACION.

"Estoy súper frustrada, tuve la muy mala suerte de caerme en el segundo tiro de la entrada en calor, donde me lastimé la mano. Al toque se me inflamó, y después sentía que no podía tener el martillo en la mano, que se me abría, que no aguantaba esa tensión e hice lo que pude. La corrección técnica era que me faltaba darle amplitud al lanzamiento, y yo no podía porque me dolía la mano", explica. Sin haber cumplido la marca mínima para conseguir el pasaje a Londres, Dahlgren terminó entrando por ranking en las últimas semanas (es 30° del mundo e ingresaban las mejores 32). Dueña del récord sudamericano de la especialidad, su quiebre en los grandes eventos se dio en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando lanzó tres nulos y frenó los avances que venía mostrando en Atenas y Pekín. "Me costó mucho llegar a este Mundial. Y encima sentía que tenía todas en contra. Que me costó la clasificación, que no viajó mi entrenador, después la lesión. Con los tres nulos estoy muy frustrada. Te puede pasar en un torneo, pero ¿justo me tenía que volver a pasar en Londres?", comenta, en el mismo escenario donde hace cinco años se frenó su progreso. Tras los tres nulos en Londres 2012, registra 68,90 metros en el Mundial Moscú 2013 -no pudo superar la clasificación-, 67,68 en el Mundial de Pekín 2015 -no pasó el corte-, dos nulos y un lanzamiento de 63,03 en los Juegos de Río de Janeiro 2016 y los tres nulos de ayer.

Jennifer Dahlgren no pudo completar un lanzamiento en el Mundial
Jennifer Dahlgren no pudo completar un lanzamiento en el Mundial.

"Es mi séptimo mundial, fue mi objetivo del año estar acá y hacer una buena representación. La verdad es que no sé si voy a volver a otro, todavía no lo pensé. Si va a ser el último, no quería que fuera así", señala, y hasta prefiere olvidar las estadísticas que marcan que ninguno atleta argentino estuvo en más citas mundialistas que ella. "A mí no me interesa quién participa más. Yo quería venir a Londres a hacer un buen Mundial y seguir con mi carrera. Yo quería esar entre las 20. Clasifiqué 30 en el ranking, por lo que quería pelear ahí. Tirar 67 metros, una marca que era muy factible. Pero se arruinó todo", se lamenta.

Dice que es "una afortunada". Que estuvo en todos los torneos en los que se propuso estar. Y que ese privilegio es lo que se va a guardar cuando tenga que hacer un balance de su carrera: "Soy una afortunada. No tanta gente puede estar en tantos torneos. Desde los 15 años que empecé a lanzar martillo y estuve en todos los torneos que me propuse. En 20 años siempre estuve. Después, el resultado varió, pero es algo lógico. Soy una afortunada de estar en la elite mundial, pero también creo que es por el profesionalismo con el que me entreno, es no bajar los brazos, es superar situaciones como las de ese Mundial y hacer un análisis honesto de cómo se dieron las cosas".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas