Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La carrera especial del Turismo Carretera contará con un piloto especial: Walter Hernández

A punto de cumplir 52 años y a casi 25 de su conquista, el bonaerense vuelve para los 1000 kilómetros; quedó marcado por sus valores

Domingo 06 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Hace un tiempo corrió entre glorias de TC y ganó; con él, Romero
Hace un tiempo corrió entre glorias de TC y ganó; con él, Romero.

Con estos 1000 Kilómetros de Buenos Aires con los que celebra sus 80 años (hoy, desde las 10.15, en el autódromo porteño), el Turismo Carretera rescata muchas de sus historias de ocho décadas. Una en particular lo enaltece.

A punto de cumplir 52 años, Walter Hernández eligió esta prueba especial para volver a correr. A casi de un cuarto de siglo, ese único título en TC parece haber quedado lejos. Pero ese modelo de dignidad todavía late, y el piloto de Nicanor Otamendi lo recupera para las nuevas generaciones de fanáticos.

"Siguen reconociéndome en la calle, en cualquier punto de la Argentina. Me paran los padres para decirles a sus hijos «éste es Walter Hernández», y creo que eso tiene que ver más con los valores que puse en práctica y la trayectoria que con los resultados", dice a la nacion.

Hernández ganó el campeonato de 1993, en su primera temporada completa en la popular categoría y, fiel a sus principios, se negó a continuar corriendo en ruta al año siguiente, después del accidente mortal de Osvaldo Morresi; eso le valió una suspensión de la ACTC que acabó por hacerle perder el segundo título consecutivo.

"Estoy contento con lo que hice en el automovilismo: para mí es más importante haber sido competitivo durante tantos años siendo lo más correcto posible que haber sido campeón. De alguna manera estoy cosechando lo que sembré en las carreras", afirma Hernández, que dejó el TC en 2004 y sigue dedicándose a la producción de papas.

"Quizás me reconocen de esa manera porque la gente quiere ejemplos y no ve valores en los líderes; no digo que yo sea ese ejemplo, pero la gente me valora haber tenido palabra, mostrarme convencido de las decisiones que tomé", apunta.

Seis meses atrás decidió correr estos 1000 Kilómetros. Cerró el círculo con la invitación de otro campeón, Christian Ledesma ("lo conozco desde que tiene 8 años, cuando corría en karting"), para compartir la Chevy Nº 43 del equipo Las Toscas. "Tenía ganas de ver cómo era este TC nuevo, y aunque los motores son más potentes, los autos no son muy distintos a los que usábamos en los noventas. Tienen más pesada la dirección porque hay mucho más agarre, pero dan más seguridad que aquellos autos. Ojo, tampoco es que sean más fáciles; tenés que adaptarte", cuenta.

Para esa tarea Hernández encaró un programa de recuperación física: "Me entrené cada día de la semana durante dos meses". Ya no pudo hacerlo como en su época de profesional, cuando lo hacía al mediodía bajo el sol más duro. "El trabajo no me lo permite, así que salía a correr a las 7 de la mañana", indica.

Salvo el buzo antiflama, compró un atuendo completo ("por seguridad", aclara) y antes de esta carrera participó en tres ensayos a bordo de un coche de TC. "No sé cuánto se entrenaron los más jóvenes" repone, con la picardía que nunca perdió.

Cómo manejarán los jóvenes es una de las múltiples incógnitas que presenta esta carrera inédita en la época moderna del TC, y en la cual no hay favoritos. "Vamos a ver si manejo uno o dos turnos", señala Hernández, a quien no le llama la atención "la pasión que el TC sigue despertando en la gente".

Germán Todino, que cumplirá 17 años en la semana, será el piloto más joven de la competencia, manejando el Chevrolet Nº 39 de Camilo Echevarría: no había nacido cuando Hernández logró su corona. "Los pibes de hoy son más atrevidos", señala el veterano que está de regreso. Y completa: "Vienen con más experiencia en las categorías menores del TC. Pero habrá que ver qué hacen en carrera, je".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas