Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Christian Coleman, el universitario que le ganó dos veces en un día a Bolt

Aconsejado por Justin Gatlin, llegó al Mundial de Londres luego de hacerse famoso en las redes sociales

Domingo 06 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Usain BOlt y Christian Coleman llegando a la meta
Usain BOlt y Christian Coleman llegando a la meta. Foto: AP / David J. Phillip

LONDRES.- Un universitario estadounidense con marcas que sacuden el historial de Usain Bolt, que logró ubicarse entre los cuatro hombres más rápidos de su país y en el noveno de la historia, y que desafía a jugadores de fútbol americano por Youtube. Christian Coleman no llegó de paseo a Londres. Su primer anuncio fue en las semifinales del Mundial: venció a Bolt. Fue el aviso que encendió las alarmas en pleno show de despedida. Después, confirmó su buen 2017 con la medalla de plata en la final (9s94/100), por detrás de Justin Gatlin -su mentor- y delante del jamaiquino. Mientras el atletismo busca cómo reemplazar a su figura en retirada, emerge un joven que avisa que su límite es "el cielo".

Con 9s82

100, Coleman tiene el mejor registro del año, logrado en un campeonato universitario el pasado 7 de junio, y ahora va por más. Ningún atleta corrió más rápido que él con 21 años y tres meses. Sólo Bolt lo hizo a esa edad, pero estaba cerca de cumplir los 22. Y fue en su estelar julio-agosto de 2008. Alguien vuelve a sacudir a las pistas. Y esta vez viene desde los campus.

En abril, los medios deportivos de Estados Unidos marcaron que el californiano John Ross, un receptor elegido por Cincinnati Bengals en el draft de la NFL, podría ser más rápido que cualquier velocista. ¿En qué dato se apoyaban? En que Ross corría las 40 yardas (36,5 metros) en 4s22

100. Y de allí partían para poner bajo la lupa los récords en los 100 metros. Pero Coleman aprovechó Youtube y las redes sociales y silenció a todos. La universidad de Tennessee publicó un video en el que Coleman clavaba el reloj en 4s12/100. Y la viralización hizo el resto, con millones de reproducciones y miles de reacciones.

No hay marcas que intimiden al joven nacido en Atlanta. Aunque todavía parezcan lejanos los 9s58

100 de Bolt en 2009. Allí parece estar el objetivo del mejor velocista de la universidad. Para entender su lugar en la escena internacional, alcanza con mencionar que sólo tres otros estadounidenses corrieron más rápido que él en toda la historia: Gatlin, Tyson Gay (ausente en la capital inglesa por su mala forma en los trials, tras el fallecimiento de su hija Trinity, de 15 años) y Maurice Greene.

Gatlin es su consejero. "Él llegó a través de los torneos universitarios, como yo, y pasó por el mismo tipo de cosas por las que estoy pasando ahora mismo, en lo que respecta a qué hacer con mi carrera y a la presión de ser uno de los mejores velocistas en la universidad", reveló antes de viajar al Mundial.

Ya en Londres, tomó nota y se consagró como el mejor alumno. El chico popular aprovechó la fiesta de despedida de la leyenda para anotar su nombre en el podio. "Es un momento histórico. Bolt es el hombre que llevó este deporte a un nuevo nivel. Es un ícono, una referencia para mí. Bolt me inspiró. Y es un honor haber cruzado la meta con él", señaló ayer, minutos después de conseguir la medalla plateada. Ya nadie se preguntará quién es Coleman. Lo verán en televisión, leerán sus proezas en los diarios. O lo buscarán en Youtube.ß

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas