Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El fiscal especial del Rusiagate avanza sobre la Casa Blanca

Solicitó por primera vez informaciónal gobierno sobre una figura clave del caso

Domingo 06 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

WASHINGTON.- El equipo que lidera Robert Mueller, el fiscal especial a cargo de la investigación del Rusiagate, ya solicitó información a la Casa Blanca y comenzó a entrevistar testigos sobre Michael Flynn, el primer asesor de seguridad de Donald Trump y uno de los hombres del presidente más escrutados en la saga rusa.

El dato, revelado por The New York Times, ofreció la última señal sobre el avance de la investigación de Mueller y arraigó las sospechas que acechan al gobierno de Trump: se trata de la primera vez que los investigadores federales solicitan documentos a la Casa Blanca.

Flynn, quien acompañó a Trump durante casi toda su campaña presidencial, duró menos de un mes al frente del Consejo de Seguridad Nacional. Flynn debió renunciar cuando se supo, a través de la prensa, que había mentido al vicepresidente, Mike Pence, sobre una conversación telefónica que mantuvo durante la transición con el entonces embajador de Rusia, Sergei Kislyak.

Mueller y su equipo intentan dilucidar si Flynn recibió un pago secreto del gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan durante los últimos meses de la campaña presidencial. Antes de sumarse al gobierno de Trump, Flynn trabajó como consultor internacional con su firma Flynn Intel Group. La compañía recibió 530.000 dólares para desacreditar a un opositor de Erdogan. Los investigadores quieren dilucidar si el gobierno turco estuvo detrás de ese pago, según el Times.

Además, los investigadores buscan información sobre los discursos pagos que Flynn brindó en Rusia en 2015 y sobre el resto de los clientes de su consultora.

La información que se filtra desde el círculo de Mueller a la prensa ofrece pautas sobre los avances de una investigación que obsesiona a Trump y atormenta a su gobierno, y ha crispado su vínculo con republicanos en el Congreso y con su fiscal general, Jeff Sessions.

"Puede ser que hayamos cruzado una línea, y esa línea es que vamos a ir de que las personas defiendan al presidente a personas preocupadas por defenderse a sí mismas", señaló Michael Genovese, profesor de la Universidad Loyola Marymount, en una entrevista con la cadena CNN.

En su último acto con liturgia proselitista antes de partir de vacaciones, Trump insistió en que toda la saga rusa era una "fabricación". Sus abogados han intentado desligarlo una y otra vez de todas las acusaciones y prometieron colaborar con la investigación oficial.

Además, la información que surge con cuentagotas de los despachos oficiales sirve en cierta medida como una suerte de blindaje para el propio Mueller y su equipo en medio de las especulaciones de que Trump podría intentar despedirlo reemplazando a Sessions, quien se recusó de la investigación del Rusiagate, y nombrando en su lugar a alguien dispuesto a echar a Mueller.

Ante esas especulaciones, en el Senado ya se presentaron dos proyectos de ley que cuentan con el respaldo de demócratas y republicanos para blindar a Mueller. Aunque con distintos matices, ambos proponen que un panel de tres jueces tenga la última palabra a la hora de decidir echar a un fiscal especial, y no el fiscal general. El Congreso ya forzó a Trump a imponer nuevas sanciones a Rusia.

El receso del verano boreal de agosto frenará por un rato la vorágine política en Washington, donde Trump y su gobierno han forcejeado durante sus primeros seis meses de mandato para impulsar su agenda nacionalista.

Trump pasará las próximas semanas en su resort de Nueva Jersey jugando al golf, en lo que definió como unas "vacaciones de trabajo" con su círculo íntimo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas