Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El vuelo relámpago del Kun Agüero que lo subió a la lista de Jorge Sampaoli para las eliminatorias

Fuera de agenda, el delantero viajó de Manchester a Londres para decirle al técnico que cuente con él; el detrás de escena del regreso

Lunes 07 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Cierta vez, alguien muy cercano a la mesa chica de esta generación de futbolistas de la selección definió a Sergio Agüero con una palabra: “inimputable”. Suena agresivo. No quiso serlo ésta persona, en realidad se refería al grado de dispersión, de infantil simpatía del Kun. Como si no terminase de tomar dimensión de lo que ocurre alrededor suyo. Pero desde hace algunos meses el delantero comprendió cuán hostil es la cornisa. “No estar en el Mundial sería lo más doloroso de nuestras carreras y de nuestras vidas”, confesó después del cachetazo que le pegó Brasil al equipo que todavía dirigía Edgardo Bauza. Y ayer confirmó su sentido de pertenencia: temeroso de caer en el olvido, unió Manchester con Londres para decirle en la cara a Jorge Sampaoli que cuente con él.

Una breve charla telefónica entre el técnico y el Kun, el sábado por la noche, movilizó al delantero del City. Sampaoli estaba en la capital británica; Agüero, a 322 kilómetros. Ayer por la mañana, en su día libre, el futbolista entendió que la pelota estaba de su lado. Y era tiempo de actuar. Se tomó un vuelo y apareció por Londres. Se acercó hasta el hotel Hilton Wembley y durante algo más de una hora, con videos y charlas didácticas, Sampaoli y Sebastián Beccacece le explicaron y le mostraron al Kun sus mejores virtudes en función de las necesidades de la selección. El arribo de Agüero al lugar no pasó desapercibido: el hotel se encuentra a metros, cruzando el Play Park, del nuevo estadio Wembley, donde horas más tarde Arsenal superaría por penales a Chelsea en la final de la Community Shield. Cuando llegó Agüero, la zona estaba tapizada de fanáticos que lo reconocieron y por algunos minutos se desbordó la situación.

En las últimas seis temporadas, Agüero jugó 253 partidos en el City, marcó 169 goles, dio 51 asistencias y alzó 5 títulos. Sampaoli cree en él, y eligió desafiarlo. De alguna manera provocarlo, sí. La primera decisión del DT fue llamar a Higuaín y a Icardi y prescindir del Kun. No lo llevó a la gira por Australia y Singapur. Tampoco se reunieron en el predio de Ezeiza para analizar videos, durante la primera semana de julio, como sí lo hizo el DT con los otros ingleses, Sergio Romero y Nicolás Otamendi, antes de que viajaran a Manchester para reincorporarse a sus clubes tras las vacaciones. Por entonces, sólo hubo una charla informal porque el delantero pasó a saludar por el complejo. Y durante esta gira, la escala en Londres sólo contemplaba que el DT se encontrase con Dybala e Higuaín (ya que Juventus disputó anteayer un amistoso ante Tottenham) y con Manuel Lanzini. El descuido no fue casual. Y espoleado, Agüero reaccionó.

Fuentes cercanas a Sampaoli le confirmaron a LA NACION que el director técnico quedó muy satisfecho con la maniobra y el entusiasmo del Kun. Y la devolución del conductor será inmediata: aparecerá a finales de esta semana en la lista de convocados para los partidos contra Uruguay y Venezuela, el 31 de agosto y 5 de septiembre, respectivamente, en la reanudación de las eliminatorias. ¿Le quitará el lugar a Higuaín o a Icardi? No. Estarán los tres. Luego, la titularidad será otra discusión. El primer paso que se propuso el cuerpo técnico fue auscultar la rebeldía de Agüero, cuánto deseaba, a los 29 años, volver a exponerse. Porque el Kun ha sido uno de los más señalados por las críticas y por el público.

A finales del año pasado, en una encuesta para la nacion de D’Alessio IROL, sobre 800 casos mayores de 18 años, cuando la consultora le propuso a la gente que mencionara a dos jugadores cuyo ciclo en el seleccionado ya estaba concluido, Agüero concentró las principales recriminaciones: el 33% indicó que su tiempo se había agotado. El podio menos deseado lo completaron Higuaín (20%) y Di María (17%).

Poco antes, el Kun había padecido el partido con Paraguay, en Córdoba. La Argentina perdió 1-0 y el delantero falló un penal. “Desde la entrada en calor escuché silbidos y la cabeza te liquida. Si no estoy en la próxima convocatoria lo entenderé”, confesaba. Y desplegaba toda su angustia. “Hay que estar lo más liberados posibles para jugar tranquilos, como lo hacemos en nuestros clubes. En la Argentina tenemos miedo de eso”. Pero Bauza siguió llamándolo para los siguientes encuentros, con Brasil (0-3; jugó el segundo tiempo), Colombia (3-0; no entró), Chile (1-0; fue titular hasta el minuto 57) y Bolivia (0-2; entró para los últimos 35 minutos). Las flojas producciones y el crecimiento de Lucas Pratto en la consideración de Bauza le recortaron protagonismo a Agüero.

El renacimiento de Icardi sugirió otro paso atrás para el Kun con el desembarco de Sampaoli. La exclusión de la gira bautismal supuso una confirmación. Pero Sampaoli tenía otros planes. Faltaba descubrir si Agüero pensaba rendirse ante las apariencias o desafiarlas.

La cifra

82

partidos jugó Agüero en la selección desde que debutó con en la segunda etapa de Alfio Basile, en 2006. De su generación, únicamente suman más presencias Mascherano (136), Messi (118), Romero (88) y Di María (86). Ganó los mundiales Sub 20 de 2005 y 2007 y los Juegos Olímpicos 2008. Con 34 tantos, está cuarto entre los máximos goleadores de la historia de la selección, detrás de Messi (58), Batistuta (54) y muy cerca de Crespo (35). El ciclo más productivo del Kun en la selección fue el de Martino, cuando convirtió 13 goles en 21 partidos. En 2015 le anotó un hat-trick a Bolivia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas