Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De últimos a primeros: Silva y Catalán Magni, consagrados por el TC

El binomio de Ford ganó los 1000 Kilómetros en Buenos Aires, que celebraba los 80 años de la categoría, ante casi 67 mil espectadores

Lunes 07 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Incertidumbre, ansiedad, nerviosismo, estrategias que se encienden y se desploman... Los 1000 Kilómetros del Turismo Carretera movieron durante las 5horas 30minutos y 54segundos de competencia un carrusel de emociones. Fueron 178 giros de adrenalina, para los de adentro y también para el público. El autódromo Oscar y Juan Gálvez, además de un maquillaje, reflejó que es el escenario por excelencia del automovilismo nacional. Sin la infraestructura ni el modernismo de otros circuitos, pero con la mística que ningún otro trazado del país puede regalar. La pasión que derrocha el TC es imperecedera, puede mutar, pero jamás se descompone. La categoría, desde hace un tiempo, se empeña en superar la vara con carreras denominadas especiales. Entonces, el Gran Premio de los 80 años debía ser otro mojón, como los 500 Kilómetros de Olavarría, la carrera del Millón de pesos... Con su extensísimo recorrido, la Carrera del Siglo entretuvo a las 67 mil personas que le impusieron un colorido extraordinario al triunfo de Juan Manuel Silva, un referente de Ford, un piloto que se emparenta con las victorias en las citas particulares.

Apenas 524 milésimas separaron de la bandera de cuadros a Silva de Guillermo Ortelli, el campeón defensor que precisaba relanzarse para no quedar descolgado de la puja por clasificarse para la Copa de Oro. Ese desenlace cerrado, además, sumó un capítulo más a la batalla histórica de Ford y Chevrolet. Dos nombres con peso específico, que conocen lo que significa la gloria y el clamor popular. Dos pilotos que defienden la vigencia de la Vieja Guardia, rivales en la Fórmula Renault, en los albores de los 90, también en el TC2000. "Siempre es bueno ganarle, porque es un referente", se sinceró el Pato, que en La Plata, en 1998, en su debut en el TC, sorprendió con una victoria. El mismo Silva que ganó la carrera N°1000, en Paraná, en 2003. "Esta fue una carrera increíble, en todo sentido. El TC cumplió 80 años, yo llevó 26 en la categoría y esta victoria no sé si será la más importante, pero sí de las de más trascendencia en la historia. Porque yo fui campeón, pero en en el video conmemorativo aparecí por la carrera mil y no por tener una corona", reflexionó el chaqueño, que tuvo en Juan Tomás Catalán Magni a su compañero de fórmula para el éxito.

Silva pica adelante en la largada de la carrera, en el repleto autódromo porteño, dónde el TC vivió su fiesta de cumpleaños
Silva pica adelante en la largada de la carrera, en el repleto autódromo porteño, dónde el TC vivió su fiesta de cumpleaños. Foto: Télam

Los 44 años del Pato y los 18 del hijo de Julio Catalán Magni, el dueño de la estructura que se llevó los 90 puntos que entregó la carrera al ganador, combinaron sabiduría y frescura. Ahora, Silva, tercero en el certamen y ya siendo vencedor en la temporada, requisito que se necesita para ser campeón, se atreve a soñar con un nuevo título.

Fue el propietario del equipo quien lo empujó hace seis años a Silva a seguir, cuando el piloto ya no sentía la misma motivación para subirse a un auto. "No quería correr más y hoy le devuelvo ese apoyo con esta inmensa alegría que significa ganar y, además, hacerlo con su hijo y en el Catalán Magni Motorsport", comenta Silva, exultante. Para Juan Tomás, treparse a lo más alto del podio significa superar, en ese rubro, a su padre, que jamás pudo celebrar una victoria en el TC. "El Pato podía elegir a un piloto más y se la jugó por mí solo, eso me enorgullece. Cumplí con lo que me pidió él y el equipo, y aunque me pasaron varios autos siempre mantuve la calma. Fue un sueño, un fin de semana redondito", dijo Juan Tomás, que saltó al TC Pista -marcha 3ero en el torneo-; en 2016, fue campeón en el TC Mouras.

La carrera tuvo desde el inicio las pulsaciones elevadas. No se largaba con una grilla dispuesta de ese modo (3-2-3-2), desde Las Flores 1986. El Pato ocupaba el tercer cajón, junto con Ortelli y Matías Rossi. Sin cumplirse un giro, protagonizó el primer encontronazo de la carrera: Gastón Mazzacane (Chevrolet) lo superó con una maniobra que tuvo un roce y lo llevó a hacer un trompo en la Horquilla del circuito N°12. Cuando retomó, estaba último. "Me choca en un lugar que no se puede creer, pero no perdí la visión de la carrera, quedaban 177 vueltas", señaló el ganador. "Esta clase de carreras hay que entenderlas y saber correrlas", agregó, sobre la filosofía que lo llevó a trepar la escalera.

El espectáculo en la pista tuvo en Juan Martín Trucco (Dodge), con su compañero Elio Craparo; y en Mariano Werner (Ford), con sus escuderos Marcos Muchiut y Juan Ronconi, a dos protagonistas que debieron resignar puestos en el final por problemas mecánicos. Entonces, José Manuel Urcera (Chevrolet), que eligió a Mariano Altuna y terminó 3ero, y Facundo Ardusso (Torino), con Tomás Urretavizcaya, le dieron forma al póquer de nombres que más puntos cosechó, junto con Silva y el escolta Ortelli. Tampoco faltaron las maniobras descontroladas -el Auto de Seguridad entró nueve veces- y el despiste de José Savino -se quedó sin frenos- en el acceso a la Horquilla, en el octavo giro provocó un susto, porque el auto voló por encima de los neumáticos de contención. Otra situación descontrolada se vivió con la carambola que desplegaron Patán, Jerónimo Teti, Juan Scoltore y Walter Hernández, todos pilotos invitados, aunque de diferentes jerarquía.

El paseo de las cupecitas de los hermanos Gálvez, del Trueno Naranja de Pairetti, del Siete de Oro de Roberto Mouras, de Traverso y la Chevy... fue el acto de iniciación de un espectáculo que con sus matices aprobó el exigente examen. La carrera de los 80 años del TC, los 1000 Kilómetros, tienen su dueños en Silva y Catalán Magni.

Datos, de ayer a hoy

Juan Tomás Catalán Magni, el 6to ganador debutante: Jorge Recalde, Tito Bessone, Guillermo Ortelli, Juan Manuel Silva, Julián Santero y ahora Juan Tomás Catalán Magni, los pilotos que debutaron con un éxito en el TC.

Josito Di Palma, al frente; Ortelli, entre los 12: Con el 16to puesto, Josito Di Palma suma 262 puntos y se mantiene líder del campeonato; Ardusso, 255, y Silva, 244,5 completan los tres primeros lugares. Ortelli (194,5) desplazó a Ponce de León y es 12do en la lucha por clasificarse para la Copa de Oro.

El presidente de la Nación, al estilo Indianápolis: El presidente Mauricio Macri no faltó a la cita y ensayó la frase con la que se inician las 500 millas de Indianápolis: "Señores pilotos del Turismo Carretera, pongan sus motores en marcha".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas