Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El reto chino que pone a prueba la flexibilidad de tus dedos

Lunes 07 de agosto de 2017 • 21:26
0
Algunas de las imágenes que compartieron los usuarios de Weibo
Algunas de las imágenes que compartieron los usuarios de Weibo. Foto: Weibo

Weibo, una plataforma china similar a Twitter, es un caldo de cultivo para que los millones de usuarios del país se reten unos a otros. Algunas de las propuestas lanzadas requieren de ciertas habilidades. Muchas rozan el absurdo y otras hasta pusieron en alerta a los expertos por su peligrosidad. La última que ha triunfado en las redes sociales es una combinación de lo primero y de lo segundo: ser capaz de entrelazar los dedos de una mano para hacer una especie de nudo con ellos.

Una presentadora de la televisión estatal china, Li Sisi, publicó en su cuenta de Weibo -con 833.000 seguidores- una fotografía del reto y de su mano, una vez logró imitar el gesto. "Que levante la mano quien haya probado a hacer esto después de ver esta imagen", decía el mensaje.

Miles de personas en China están intentando lograr este desafío
Miles de personas en China están intentando lograr este desafío.

Desde entonces muchas personas publicaron fotografías de sus manos con los dedos retorcidos a la red social. La gran mayoría presume de haberlo logrado -aunque no sin dolor, dicen-, mientras que otros muestran cómo se han quedado en el intento. "Lo conseguí, pero casi me rompo los dedos", se expresaba uno. "No puedo hacerlo: cuando flexiono mi dedo índice, el anular también se dobla", decía otro.

Un reto casi imposible
Un reto casi imposible.

A las pocas horas otros usuarios mostraban a sus seguidores una gran variedad de gestos imposibles con sus manos y enseñaban, paso a paso, cómo hay que retorcer los dedos. Uno de los más comentados fue el que realiza el actor chino Zhang Yishan en una serie de televisión: dedos anular, corazón e índice levantados y unir el pulgar con el meñique, quedando el primero por debajo del segundo. Es un gesto que puede parecer fácil, pero muchos han coincidido en las dificultad de mantener el dedo meñique por encima del pulgar y no al revés.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas