Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los movimientos sociales desafiaron al Gobierno, seis días antes de las elecciones

En una fuerte demostración de fuerza, reclamaron el tratamiento de una ley de emergencia alimentaria y la distribución de recursos para atender la problemática social

Martes 08 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La movilización a la Plaza de Mayo reunió a Barrios de Pie, la CTEP y la CCC, que partieron de San Cayetano
La movilización a la Plaza de Mayo reunió a Barrios de Pie, la CTEP y la CCC, que partieron de San Cayetano. Foto: Daniel Jayo

Seis días antes de las elecciones primarias, el triunvirato piquetero -compuesto por la CTEP, Barrios de Pie y la CCC- dio ayer una amplia demostración de fuerza en la calle, con un mensaje claro al Gobierno: la presión seguirá en tanto no se avance con el tratamiento de la ley de emergencia alimentaria y no destinen todo el presupuesto prometido para atender la problemática social.

Si bien el diálogo con el Ministerio de Desarrollo Social es fluido, el desembolso eventual de recursos quedó fijado para después de las elecciones, cuando el escenario político esté más claro. Por ello, los piqueteros apelaron a su poder de convocatoria y, junto a las centrales sindicales, se apoyaron en la fecha de San Cayetano para pedir "pan, paz, tierra, techo y trabajo", en una movilización de Liniers a la Plaza de Mayo.

La marcha reunió una importante cantidad de gente -los organizadores calcularon unas 200.000 personas- y generó un inmenso caos de tránsito en distintos sectores de la ciudad a medida que avanzaba hacia el microcentro.

El principal reclamo giró en torno de la sanción de una ley de emergencia alimentaria, reclamada por las organizaciones sociales.

El proyecto, que algunos diputados nacionales trataron la semana pasada en una mesa de trabajo en el Congreso, prevé la creación de un consejo nacional de emergencia alimentaria, con participación de autoridades y tres representantes de los movimientos sociales, y la creación de nuevos comedores.

Respecto de la ley de emergencia social, aprobada a fines del año pasado, la CTEP advirtió reiteradamente que el Gobierno sólo aplica el 30% del presupuesto previsto para este año. Denuncia que avanza muy lentamente el registro nacional de barrios populares, que facilitarían una integración urbana.

Frente a los reclamos, en el Gobierno aseguran que hay diálogo permanente con las organizaciones sociales y que "no funcionan las amenazas".

En medio de las negociaciones, los movimientos sociales acentuaron ayer sus reclamos con la marcha a la Plaza de Mayo.

A las 8.30, sobre la avenida Rivadavia, en Liniers, una columna de manifestantes comenzó a reunirse a unas cuadras del santuario de San Cayetano. La cabecera estaba compuesta por Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie; Juan Grabois, representante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP); Esteban Castro, secretario de la misma organización, y Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Unos metros más adelante caminaba Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita, junto con el diputado de ese espacio Leonardo Grosso. Se movilizaron también representantes sindicales como Hugo "Cachorro" Godoy (ATE) y Juan Carlos Schmid (CGT).

Los piqueteros marcharon hasta la Plaza de Mayo, donde los esperaba una nutrida comitiva. A su paso, la columna central fue cortando el tránsito en su totalidad, lo que generó muchas dificultades para circular. En la intersección de la Avenida de Mayo y la 9 de Julio, el Metrobus estuvo cortado momentáneamente, mientras pasaban los manifestantes. La policía vigiló el avance de la marcha.

Con un escenario montado dando la espalda a la Casa Rosada, cerca de las 15.30, Menéndez tildó de "cínica" a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que, horas antes, había criticado la movilización. El resto del discurso lo destinó a críticas al Gobierno, en plena recta final a las PASO: "Hace un año planteamos la necesidad de una ley de emergencia social y lo logramos con la unión entre todos y con las centrales obreras. Pero ahora todo el panorama empeoró y tenemos cada vez más chicos en nuestros comedores. Necesitamos que el Gobierno revea su política económica o estaremos en la calle una y mil veces", amenazó.

Alderete pronosticó una situación de creciente conflictividad callejera, un plan que atenta contra la idea del Gobierno de mantener el orden hasta que termine el período electoral, en octubre. "El hambre no espera hasta después de las elecciones. Vamos a profundizar la lucha y no nos iremos de las calles", dijo.

El discurso final estuvo a cargo de Esteban Castro, secretario de la CTEP. "Desde el año pasado fuimos logrando conquistas, pero, una vez más, volvieron a subir los precios. Vamos a seguir peleando en la calle", dijo. Y agregó: "Este gobierno lleva la marginalidad a los que se quedan sin trabajo y es cada vez más difícil salir. Necesitamos discutir un programa de los trabajadores que ponga el eje en resolver los problemas de la Argentina". Por último, anunció el acompañamiento de los movimientos sociales a la marcha de la CGT del 22 del actual.

Qué se alcanzó y qué falta

Logros

Bautismo en la calle: La CTEP, la CCC y Barrios de Pie confluyeron por primera vez en una movilización masiva el 7 de agosto de 2016

Apoyo sindical: Marcha junto a la CGT frente al Congreso en reclamo de la creación de un millón de puestos de trabajo

Reconocimiento: Las organizaciones acordaron con el Gobierno impulsar una ley de emergencia social, que tuvo eco en el Congreso

Desafíos

Emergencia alimentaria: Los movimientos sociales buscarán lograr la sanción del proyecto de ley que promueve una mayor participación en las políticas de Estado

Emergencia social: Los líderes piqueteros denuncian que sólo se está aplicando un tercio de los recursos previstos en la ley

Alianzas: Prevén más la presión en la calle y consolidar el acercamiento con las centrales sindicales

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas