Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Menem, auspiciosa depuración de la política

La Cámara Nacional Electoral aceptó de manera fundada la impugnación de la postulación del ex presidente a su tercer mandato como senador por La Rioja

Martes 08 de agosto de 2017
0

En un ejemplar fallo, la Cámara Nacional Electoral (CNE) hizo ayer lugar a la impugnación de la precandidatura a un tercer mandato como senador nacional por La Rioja del ex presidente Carlos Menem, quien recibió dos condenas y afronta un enjuiciamiento y otros procesamientos.

Han sido cuatro las fundadas impugnaciones a su postulación a senador nacional. Las primeras tres fueron rechazadas por el juez federal riojano Daniel Herrera Piedrabuena. Los argumentos utilizados por ese magistrado fueron, en el primero de los casos, que no correspondía que un ciudadano bonaerense impugnara a uno riojano, ya que no se trata de "un elector hábil". Las otras dos las desestimó por haber sido planteadas fuera de término. Todas ellas tenían el mismo objetivo: denunciar que no puede ser candidato quien está condenado por contrabando de armas mientras era presidente de la Nación, quien como jefe del Estado suscribió decretos secretos de contenido falso y quien se halla actualmente sometido a juicio por el desvío de la investigación del encubrimiento del ataque a la AMIA.

Menem, de regreso al llano
Menem, de regreso al llano. Foto: Archivo

En los últimos días, la Sala II de la Cámara de Casación, en un fallo dividido, sumó un agravante más a la situación judicial del actual senador: revocó el sobreseimiento que lo beneficiaba en la causa por el atentado a la Fábrica Militar de Río Tercero, hecho vinculado en forma directa con el contrabando de armas, y ordenó a la Cámara Federal de Córdoba que dictara un nuevo fallo.

A esa lista de graves imputaciones y condenas se agregó una presentación de la diputada nacional Elisa Carrió (Cambiemos), quien formuló ante la Cámara Nacional Electoral un pedido de amicus curiae para que se impugne la candidatura de Menem para las PASO del domingo próximo. Según el Código Nacional Electoral -fundamentó la legisladora oficialista-, ningún procesado por delitos de lesa humanidad puede ser candidato y Carlos Menem ya cuenta con un procesamiento firme en la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA, considerado de lesa humanidad.

Ayer, la Cámara Electoral aplicó el antecedente del caso de Raúl Romero Feris, quien en diciembre de 2003 había sido inhabilitado por ese mismo cuerpo judicial como candidato a senador nacional por Corrientes por no reunir "la condición de idoneidad suficiente", pues pesaban sobre él dos sentencias condenatorias de primera instancia por delitos contra la administración pública, que incluyen la accesoria de inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos estatales.

El tribunal electoral, además, fundamentó su sentencia en virtud de la pena de siete años de prisión y 14 de inhabilitación para ejercer cargos públicos que le correspondería a Menem si la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal por el contrabando de armas fuera confirmada por la Corte Suprema de Justicia.

El fallo de la Cámara es un avance que reivindica a la Justicia. Hubiera sido positivo que los pares de Menem en la Cámara alta fuesen quienes lo separaran por falta de idoneidad. Pero lamentablemente sus compañeros de bancada parecen no comprender la gravedad de la situación. Mediante un comunicado conjunto, el jefe del bloque del PJ, Miguel Ángel Pichetto, y el gobernador riojano, Sergio Casas, advirtieron que si la CNE finalmente impedía la participación de Menem en las próximas elecciones primarias, cosa que sucedió, se estaría "ante un hecho que lesionaría enormemente al PJ de La Rioja, pues se vería privado de su principal candidato faltando escaso tiempo para la elección". Nada dijeron de la grave situación judicial de Menem, que lleva décadas.

Bajo la supuesta defensa de la libertad de la ciudadanía para elegir sus candidatos, ese comunicado deja entrever la preocupación de que corra la misma suerte que el senador Menem una larga lista de legisladores y candidatos en serios problemas con la Justicia. La no obtención o la pérdida de fueros parlamentarios dominan en parte el eje de una inquietud política que se quiere mostrar como institucional cuando en realidad es perversamente corporativa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas