Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aumenta el reclamo por la desaparición de un activista en Chubut

La ONU pidió al país que busque a Santiago Maldonado; no lo detuvo la Gendarmería, dice el Gobierno; incidentes en una marcha

Martes 08 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
Los activistas mapuches, en la cabaña de guardia de su campamento
Los activistas mapuches, en la cabaña de guardia de su campamento. Foto: Santiago Hafford

El Estado argentino debe adoptar una estrategia integral y exhaustiva para la búsqueda y localización de Santiago Maldonado, el joven artesano de 28 años que, según denuncian organismos de derechos humanos, está desaparecido desde hace siete días, después de un procedimiento de la Gendarmería para desalojar de un sector de la Estancia Leleque, en el departamento de Cushamen, en Chubut, a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia.

Eso pidió a la Argentina el Comité contra la Desaparición Forzada de Personas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ante un pedido de "acción urgente" presentado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

Anoche, una manifestación frente al Congreso de la Nación de organizaciones sociales que exigían la aparición con vida de Maldonado terminó con graves incidentes cuando encapuchados atacaron al personal de la Policía de la Ciudad que estaba en la zona. Los agresores incendiaron motos de la fuerza de seguridad. También atacaron a un equipo periodístico del canal de noticias C5N.

Fuentes oficiales dijeron a LA NACION que los agresores están identificados y formarían parte de un "grupo anarquista promapuche" que ya tuvo recientes intervenciones en la zona de Tribunales. Fueron no más de una veintena de sujetos que actuaron de forma violenta, coordinada y veloz. Al cierre de esta edición aún no había detenidos.

"El comité expresa su grave preocupación por la integridad física y psicológica de Maldonado, y requiere al Estado tomar de inmediato todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscarlo y localizarlo; se debe informar a los familiares y representantes de Maldonado, así como al comité, sobre su suerte y paradero, y tomar todas las medidas que sean necesarias para protegerlo, liberarlo y para permitir que sus familias y representantes tengan contacto inmediato con él, y asegurar la adopción de una estrategia integral y exhaustiva para la búsqueda y localización de Maldonado", se explicó en un comunicado.

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, a cargo de la investigación, y el Ministerio de Seguridad de la Nación sostuvieron que por el momento no hay elementos para sostener que la Gendarmería tuvo contacto con Maldonado, que estaba en Cushamen en solidaridad con la comunidad mapuche.

"El Juzgado Federal de Esquel informa que hasta el momento no se ha corroborado que Santiago Maldonado haya sido detenido por la Gendarmería en el procedimiento que se realizó el 1° de agosto en el sector de la Estancia Leleque de la Compañía de Tierras Sud Argentino SA ocupado por el Pu Lof en Resistencia", se explicó en un comunicado difundido por el Centro de Información Judicial (CIJ).

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo en Radio con Vos: "Los primeros que estamos buscando a Maldonado somos nosotros. No hay ningún indicio de que a Santiago se lo haya llevado la Gendarmería. No sabemos si estaba en esa protesta. La mayoría [de los manifestantes] tenía la cara cubierta".

Desde el CELS sostienen que hay tres testigos que afirmaban que, en medio del desalojo, la Gendarmería disparó balas de goma y de plomo. Según el relato, los manifestantes corrieron hacia un río y todos pudieron cruzar, salvo Maldonado. Y en ese momento a Santiago lo subieron a una camioneta blanca de la fuerza, según dijeron las fuentes consultadas.

El juez Otranto sostuvo que ordenó secuestrar los vehículos utilizados por la Gendarmería para someterlos a peritajes, pero desde el CELS denunciaron que las camionetas fueron lavadas y que se violentaron los precintos de seguridad puestos por la Justicia.

En esta nota:
Te puede interesar