Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un sensor de sudor del tamaño de una curita podría cambiar cómo medimos nuestro estado físico

Permite generar sudoración en una zona específica para medir el estado del paciente sin obligarlo a hacer un esfuerzo físico

Miércoles 09 de agosto de 2017 • 00:55
0
El sensor de sudor, todavía en etapa de prototipo
El sensor de sudor, todavía en etapa de prototipo.

Además de la sangre, la orina y la saliva, el sudor es una alternativa para que los médicos obtengan información actualizada sobre el estado de nuestro cuerpo: permite conocer niveles de hidratación, estrés, depresión y glucosa en sangre (e incluso puede convertirlo en energía). Pero tiene un escollo: generar esa sudoración, que toma tiempo y requiere un esfuerzo por parte de la persona analizada.

Un grupo de investigadores de la universidad de Cincinnati creó un sensor del tamaño de una curita, capaz de hacer que en la zona donde está aplicado genere sudor localizado: usa una combinación de un compuesto llamado carbacol junto a una mínima descarga eléctrica sobre la piel para activar las glándulas sudoríparas, y luego toma ese sudor para analizar su composición.

El método es indoloro, según sus desarrolladores, y simplificaría la medición del estado de un paciente mientras realiza tareas convencionales, además de ser incorporado, a largo plazo, en otros dispositivos de cuantificación de la salud; por ahora es un prototipo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas