Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El antes y después de un hombre transgénero que se convirtió en un ejemplo

Jaimie Wilson comparte su transformación en Instagram y emociona al mundo con los relatos de su lucha

Martes 08 de agosto de 2017 • 17:21
0
Así fue la transformación de Jaimie tras una larga lucha
Así fue la transformación de Jaimie tras una larga lucha.

Jaimie Wilson vive en Ann Arbor, Michigan, Estados Unidos. Tiene 21 años y hoy se convirtió en un símbolo de la lucha LGBTIQ en el mundo. Pero detrás de ese reconocimiento, hay una larga y costosa lucha para alcanzar la transición que lo llevara a ser quien él realmente quería. Ahora, luego de un largo tiempo de transformación, se decidió a relatar lo que debió pasar hasta convertirse en Jaimie.

A los 15 años, Jaimie se dio cuenta de que había nacido en el cuerpo equivocado, pero le costaba reconocerlo. Vivía inmerso en una familia tradicional y conservadora, típicamente americana.

I'm very thankful for the support you all have shown me with my music. I don't always talk about it, but music has been a journey of its own for me. I started writing and performing from the time I was little. Before my transition I had big opportunities happening for me with my music. I had a decision to make...Be myself and lose all my music opportunities, or keep living the life my family wanted of me and get to further my music career. I ultimately chose to be myself. Which did have its consequences. I lost my voice for months because of hormone replacement, I could not sing at all for what felt like forever. I felt like I was being punished for being myself. One day I picked up guitar and started to write again. That's when I realized music never failed me. Music never ran away when times got shitty or gave up on me, so why should I give up on it? I began to practice and finally found my voice. I never thought I would get another shot with my music, but so many amazing things are happening and I couldn't be more grateful. So I want this to be my way of sending out a message that if you're ever faced with the decision to be YOU or be someone that other people want you to be...always chose to be yourself. You may not realize it now, but the struggle is worth it and you will end up in places you never imagined. You all make my dreams come true and make this all possible so THANK YOU ???? #trans #transmen #transman #transgender #transisbeautiful #blueeyes #headshot #ftm #femaletomale #lgbt #lovewins #loveislove #nohate #dream #instadaily #progress #transformationtuesday #queer #instagood #bodypositive #gay #selfmademan #instaselfie #instahub #instagay #selflove #goals #loveyourself #pride

A post shared by Jaimie Wilson (@tboy61915) on

"Cuando tenía 15 supe por un hecho de que era hombre", señaló el joven a Unilad. "Pero como nací y crecí en un hogar muy conservador y religioso tuve que poner mi identidad y mis sentimientos a un lado hasta que pudiera hacerlo por mi cuenta. Sabía que la situación no sería buena o segura si lo revelaba tan joven", contó.

Jaimie explicó que cuando aún ocultaba su vibraciones internas concurría a la sección masculina de las tiendas y compraba ropa de hombre. Se probaba la vestimenta y se miraba al espejo. Así era como quería ser. "Tenía un cajón en mi habitación en el que guardaba toda mi ropa masculina y, cuidadosamente, había puesto una capa de ropa femenina encima de modo que si mis padres pasaban por mi habitación no la encontraran", reveló.

"Honestamente, era extremadamente terrorífico, porque no pensé que alguna vez fuera a estar apto para la transición. Pensé que era algo con lo que tendría que vivir por el resto de mi vida. No le contaba a nadie cómo me sentía por temor a perder a todos", relató su drama. Cuando nadie podía verlo se vestía y se imaginaba cómo quería ser. "Me sentía yo".

Pero finalmente se decidió. En Instagram compartió las imágenes de su increíble transformación. "La transición física fue el mejor sentimiento. Recuerdo cuando corté mi largo cabello y me sentí como nuevo", manifestó. Pero también debió transitar el camino de las hormonas, lo que le permitió ahondar más en los cambios que podía observar. "Fue como vivir durante 19 años la vida de otra persona", remarcó.

"Perdí muchos amigos", reconoció Jaimie con dolor. "Lo veo de esta forma. Sólo cambié mi apariencia, entonces quien me rechaza por mi transición claramente sólo le agradaba por cómo me veía por fuera, no cómo era por dentro. porque eso no cambió".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas