Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Día de gloria para Van Niekerk, el sudafricano señalado para animar al atletismo en la era post-Bolt

"The Dreamer" soportó la presión mediática de los días previos y fue el claro vencedor de los 400 metros, con un tiempo de 43s98/100

Martes 08 de agosto de 2017 • 18:31
SEGUIR
LA NACION
0
Van Niekerk ganó el oro en 400 metros en su primer paso para suceder a Bolt
Van Niekerk ganó el oro en 400 metros en su primer paso para suceder a Bolt. Foto: Reuters

LONDRES.- Wayde Van Niekerk , recuerden su nombre. Así podría empezar el próximo anuncio promocional de la IAAF. Y no fallaría en el mensaje: el sudafricano, de 25 años, es la punta de lanza que tiene la federación internacional de cara al atletismo post- Bolt . La manera de seguir rompiendo barreras, de ampliar la popularidad. Ayer, mostró su primera buena reacción: soportó la presión mediática de los días previos y fue el claro vencedor de los 400 metros, con un tiempo de 43s98/100. "The Dreamer" llegaba por dos oros y por el testimonio del jamaiquino, y dio la talla. Se suman a las medallas doradas en los Juegos de Río de Janeiro y el Mundial de Pekín. Es el dueño de la distancia.

En la pista no estuvo Isaac Makwala, su principal rival. El botsuano fue uno de los afectados por la intoxicación del Guoman Tower Hotel y se quedó afuera por recomendación del equipo médico de la IAAF. Antes de la final se difundieron videos de periodistas de la cadena ITV News de Makwala intentando entrar al parque olímpico y siendo rechazado por la seguridad. Su intención era participar, más allá de la palabra oficial. La situación generó críticas a los organizadores y un fuerte apoyo al africano en las redes sociales.

Van Niekerk, recordman de los 400m con 43s03/100 (Río de Janeiro 2016), dominó la carrera de punta a punta. Por detrás llegaron Steven Gardiner (44s91), Abdalelah Haroun (44s98), Baboloki Thebe (44s66), Nathon Allen (44s88), Demish Gaye (45s04) y Fred Kerley (45s23). Nadie pudo siquiera pisarle los talones.

No tendrá el carisma de Bolt, pero el hombre que carga con el cartel de sucesor empieza a sonreír. Lo hizo el lunes, cuando en la serie 3 de la clasificación de 200 metros llegó a la meta cara a cara con el británico Daniel Talbot (ambos con 20s16/). Van Niekerk había sacado diferencia para llevarse el heat, pero prefirió la compañía del local y los aplausos del público. Y volvió a relajarse ayer, en la final de los 400 metros, programados en horario central y ante un Estadio Olímpico colmado. Se fue con la mayor ovación y con el primer oro del par que vino a buscar a Londres -ahora va por el doblete de Michael Johnson, el único atleta con oros en 200 y 400 en mundiales o Juegos Olímpicos-. Ya vencedor de la prueba, hizo la entrevista con el presentador oficial tirado en el piso, en uno de los costados de la pista. No será el showman, ni tendrá los pergaminos de Bolt. Pero el mundo empieza a conocer de quién se trata. Y él aporta a la causa.

Isaac Makwala, rechazado en la entrada

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas