Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En la fiesta de los Cóndor, el cine local dejó otra vez a la vista sus tensiones

En medio de cambios en el Incaa, en el que acaba de asumir como presidente Fernando Juan Lima, volvieron los reclamos en favor de la producción local

Miércoles 09 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La foto final, con todos los ganadores de la noche
La foto final, con todos los ganadores de la noche. Foto: Alfredo Luna / Cóndor

Las tensiones y las dudas que envuelven al cine argentino desde hace varios meses quedaron de nuevo a la vista en las últimas horas. Los reclamos reaparecieron anteanoche durante la entrega de los premios Cóndor de Plata 2017, casi al mismo tiempo en que se confirmó en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) la designación de un nuevo vicepresidente, decisión clave para la normalización completa del organismo.

Anteanoche, al recibir el Cóndor a la mejor película por La luz incidente, su director, Ariel Rotter, convocó a toda la comunidad audiovisual a mantenerse alerta para defender la producción cinematográfica local y la ley de cine. En tanto, el nuevo vicepresidente del Incaa, Fernando Juan Lima, que estuvo presente en esa ceremonia, dijo ayer a LA NACION que el deber que tiene el Estado de apoyar al cine tiene que ver con nuestro diseño constitucional. "En el Incaa se hace política cultural y para nosotros, el cine es una política de Estado", señaló.

Detrás del reconocimiento (con evidente retraso) a la mejor producción cinematográfica argentina de 2016, lo más importante de la velada organizada anteanoche en el CCK por la Asociación de Cronistas Cinematográficos (ACCA) fue la transformación de una entrega de premios en un renovado foro de discusión sobre el presente y el futuro del cine argentino.

La más explícita en ese sentido fue la productora y directora Lita Stantic, que habló sobre los problemas que atraviesa la exhibición de las películas argentinas luego de recibir el premio a la trayectoria. "Es un problema serio que viene desde hace más o menos ocho años. El público cambió, pero aparte de eso no están bien programadas las películas de autor independientes. Pido por esas películas, algunas con premios muy importantes, que mucha gente no pudo ver", dijo.

cerrar

El nuevo vicepresidente del Incaa asistió a la ceremonia y entregó otro de los reconocimientos, en este caso a la Cinemateca Argentina por los 50 años de la sala Leopoldo Lugones, que volverá a funcionar dentro de una semana luego de tres largos años de cierre por obras en el Teatro San Martín. Juan Lima dijo a LA NACION que compartía los puntos de vista de Rotter y de Stantic.

"El cine no podría existir sin apoyo estatal ni en la Argentina ni en ninguna otra parte del mundo. Eso ocurre incluso en Estados Unidos. Por eso tenemos que alejar definitivamente todos los fantasmas. No hay opción. Estamos obligados por la Constitución Nacional a apoyar a la cultura y al cine. El tema es hacerlo de manera inteligente y eficiente, porque las cosas siempre pueden mejorarse. Tenemos que seguir construyendo sobre lo ya construido, que es mucho", explicó el flamante funcionario.

Todo cine es político: Andrea Testa y Francisco Márquez
Todo cine es político: Andrea Testa y Francisco Márquez. Foto: Alfredo Luna / Cóndor

La ceremonia de anteanoche estuvo marcada, de un lado, por la reanudación del debate por el cine argentino que la comunidad audiovisual inició en abril cuando el Ministerio de Cultura resolvió el desplazamiento del entonces presidente del Incaa, Alejandro Cacetta. Al mismo tiempo, dos de los ganadores, el actor Lautaro Delgado y el guionista Francisco Márquez, pidieron la aparición con vida del activista Santiago Maldonado. "Yo no creo en la existencia de la palabra «grieta», y mucho menos en el mundo del cine", dijo Claudio Minghetti, secretario general de la ACCA.

Y del otro, por la normalización en el organigrama del Incaa a partir de la designación de Juan Lima (abogado, magistrado, crítico de cine, con una tesis doctoral consagrada a los planes de fomento y las ayudas oficiales al cine) como vicepresidente del organismo que conduce Ralph Haiek.

Todo cine es político: Lautaro Delgado
Todo cine es político: Lautaro Delgado. Foto: Alfredo Luna / Cóndor

"Hay que poner el acento en la distribución, que está muy concentrada, y en la exhibición -completó Juan Lima-. Tenemos hoy muy pocas ventanas y hace falta un circuito de exhibición alternativo. A veces, los estrenos argentinos se caen el martes previo al estreno anunciado originalmente, incluso con la campaña de publicidad ya hecha. Hay excelentes películas que deben encontrar a su público y en eso debe estar el Incaa ."

Para el funcionario, decir que la gente elige ver tanques en lugar de cine argentino es una verdad a medias. "No hay verdadera elección cuando hay 780 copias contra dos. Cuando uno se entera de que la película se va a ver dos o tres días antes del estreno. Cuando una película se exhibe en sólo dos horarios. Supongamos que sale todo perfecto y hacemos muchas más películas argentinas. ¿Dónde se dan? ¿Cómo las vemos?".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas