Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Maitén: por ataques, una comunidad mapuche reclama que vuelva Gendarmería

El Maitén: por ataques, una comunidad mapuche reclama que vuelva Gendarmería. Foto: LA NACION / Santiago Hafford / Enviado Especial
Asamblea en El Maitén contra el accionar del grupo Mapuche RAM. Foto: LA NACION / Santiago Hafford / Enviado Especial
Así, destruida, quedó la estación Bruno Thomae de La Trochita. Foto: LA NACION / Santiago Hafford / Enviado Especial
Susana Lara y Yanina Sanpedro recorren las estación Bruno Thomae incendiada por el grupo RAM. Foto: LA NACION / Santiago Hafford / Enviado Especial
Susana Lara y Yanina Sanpedro recorren las estación Bruno Thomae incendiada por el grupo RAM. Foto: LA NACION / Santiago Hafford / Enviado Especial
Miércoles 09 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

EL MAITÉN, Chubut.- Mientras cientos de personas marchaban anteayer por el centro de Bariloche y de El Bolsón para exigir la aparición con vida del artesano Santiago Maldonado, una asamblea popular en esta localidad le reclamó al gobierno nacional la presencia permanente de Gendarmería aquí para garantizar la libre circulación en rutas y prevenir atentados del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) contra personas y bienes.

La comunidad, de 5000 habitantes, ubicada a unos 50 km de El Bolsón, elevó ese reclamo mediante un petitorio suscripto por vecinos y por miembros de la comunidad mapuche de Cushamen, cuyos máximos líderes participaron del acto enarbolando la bandera mapuche.

En los últimos dos años, además de la quema de la estación Bruno Thomae de La Trochita, emblema y orgullo de El Maitén, los vecinos sufrieron más de una decena de agresiones virulentas por parte de RAM: quema de cinco puestos y agresiones a los puesteros y a sus familias en la estancia El Maitén, propiedad de Benetton; incendios en parcelas forestales y productivas; quema de galpones y maquinaria agrícola; sabotaje a las líneas eléctricas, y agresiones y destrozos de vehículos en cortes de ruta.

"El pueblo y las autoridades hemos decidido declarar estos hechos vandálicos como actos terroristas y a sus actores como terroristas", proclamaron en la asamblea, y le exigieron al Poder Judicial la identificación de las personas que usurpan un sector de la estancia Leleque en Vuelta del Río, el autoproclamado Pu lof en Resistencia.

Flanqueado por los lonkos (líderes, en mapuche), Camilo Nahuelquir y Raducindo Calfupan, el vocero de la comunidad mapuche de Cushamen, Antonio Fermín, exigió que se desvinculara en forma definitiva a su comunidad y al pueblo mapuche de todo accionar violento y coercitivo.

"Nos sentimos usados. Condenamos y repudiamos de forma categórica los métodos criminales de RAM que actúan contra nuestros propios hermanos indígenas y exigimos que todo encapuchado sea identificado para demostrar que no son mapuches, sino impostores que se arrogan una representatividad de nuestro pueblo que no tienen", dijo Fermín. Y denunció que existe una justicia "nefasta que no quiere actuar o que mira para otro lado sin importarle el daño que este grupo le produce a la humanidad".

Convivencia pacífica

En diálogo con LA NACION el lonko Nahuelquir expresó: "Siempre hemos convivido. Nuestro pueblo es pacífico, respetuoso y está abierto al diálogo. Jamás usamos la violencia como forma de reclamo y ahora los medios de comunicación hablan de los mapuches como una comunidad violenta que no somos".

Olga Flores, de la comunidad mapuche Flores, en la localidad de Buenos Aires Chico, que enarboló durante el acto la bandera de su comunidad, dijo: "Mantenemos nuestra cultura indígena, pero nos sentimos y somos parte de la sociedad argentina. No apoyamos el reclamo por un Estado Mapuche. Esas son ideas anarquistas que no persigue nuestra comunidad".

Todos los miembros de la comunidad (vecinos en una gran mayoría descendientes de mapuches) apoyaron el reclamo a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para que la Gendarmería pueda garantizar la paz en la Comarca Andina del Paralelo 42, integrada por las localidades de Epuyén, El Maitén, El Hoyo, Lago Puelo, Cholila y El Bolsón.

Con visible hartazgo por los numerosos cortes de ruta "por individuos con la cara cubierta, muñidos de garrotes, hondas, hachas y piedras", por los "puesteros golpeados y sometidos con armas de fuego en medio de la noche" y por los numerosos atentados contra La Trochita, los vecinos decretaron "el estado de asamblea permanente".

Yanina Sanpedro, coordinadora turística de El Maitén, señaló que el ataque a la estación de La Trochita "fue la gota que rebalsó el vaso", después de numerosos atentados que obstruyeron las vías de ese tren, limitaron su recorrido, rompieron vidrios en las estaciones y luego quemaron íntegramente la estación Bruno Thomae.

"Uno puede hasta acompañar sus reclamos por tierras y el acceso al agua por las vías que corresponden y siempre dando a conocer su identidad. Creo que mediante un diálogo serio y no sembrando el terror como lo hacen, ellos conseguirían mucho de lo que reclaman, ya que las leyes amparan a los pueblos indígenas", dijo Sanpedro.

En tanto, anteayer las marchas para que aparezca Santiago Maldonado se desarrollaron con total normalidad en El Bolsón y Bariloche, donde cerca de medio centenar de personas se movilizó de manera pacífica.

Ayer, el Gobierno ofreció una recompensa de $ 500.000 a quien aporte datos que permitan encontrar a Maldonado, que desapareció hace siete días después de un procedimiento de Gendarmería para desalojar un sector de la Estancia Leleque.

Luego de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidiera al Estado argentino "una estrategia integral y exhaustiva" para la búsqueda y localización del activista de La Plata, el Ejecutivo emitió la resolución 801-E/2017, que lleva la firma de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas