Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Perseguida, dividida y con menos fuerza en la calle, la oposición venezolana tambalea

Mientras el régimen aumenta la represión política con más detenciones, los líderes de la MUD se cruzan por la participación en las elecciones regionales; se apagan las protestas

Miércoles 09 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Henrique Capriles junto al presidente de la Asamblea, Julio Borges y el primer vicepresidente, Freddy Guevara
Henrique Capriles junto al presidente de la Asamblea, Julio Borges y el primer vicepresidente, Freddy Guevara. Foto: AFP / Federico Parra

CARACAS.- La oposición venezolana enfrenta una triple encrucijada que amenaza su supervivencia: una intensificación dramática de la persecución del régimen, divisiones internas por la estrategia a seguir y el enfriamiento de la calle tras cuatro meses de protestas.

Un informe de la ONU sobre la presión del régimen fue ayer demoledor: observa el uso sistemático y desmedido de la fuerza durante protestas, detenciones arbitrarias, tratos crueles y torturas, incluida la violencia sexual.

El repudio internacional no ha variado en una coma el guión revolucionario, que busca resquebrajar la resistencia opositora justo cuando la MUD ha decidido su participación en las elecciones a gobernador, con los radicales en contra y con sus seguidores divididos al 50%, según la última encuesta de Hercon. La encrucijada se completa con el paulatino enfriamiento de la calle en las últimas semanas hasta alcanzar su momento más bajo en 130 días de protestas: la convocatoria al trancón nacional de ayer fue desoída de forma general.

Quien no descansa es el oficialismo. El turno le correspondió de nuevo al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que destituyó anteayer a Ramón Muchacho, alcalde del municipio caraqueño de Chacao, y lo condenó a 15 meses de prisión por permitir las protestas en ese bastión opositor del este de la capital. Todo apunta a que hoy correrá la misma suerte David Smolansky, alcalde de El Hatillo, también otro de los distritos en que se divide Caracas.

De esta forma, sumado Antonio Ledezma, alcalde mayor de la capital, serán tres de seis los alcaldes destituidos de Caracas cuando ya está otra celda preparada, según Maduro, para el cuarto (Carlos Ocariz) y mientras se afila la espada bolivariana contra el quinto (Gerardo Blyde).

Una etapa más de la arremetida revolucionaria, que arroja cifras escandalosas: de 77 alcaldes opositores, 34 fueron destituidos, encarcelados, despojados o inhabilitados. "Todo el peso de la injusticia revolucionaria ha caído sobre mí y sobre Chacao. Se nos condena por luchar por el cambio en Venezuela", protestó Muchacho, que al igual que otros compañeros ha optado por no entregarse al Supremo.

Actualmente permanecen encarcelados los alcaldes Daniel Ceballos (San Cristóbal), Alfredo Ramos (Barquisimeto) y Delson Guarate (Iragorry). En los últimos días también ha huido Gustavo Marcano (Lechería). Ledezma regresó la semana pasada a su arresto domiciliario tras unos días en Ramo Verde.

La embestida llega por los cinco puntos cardinales, como le gusta bromear a Maduro. La ANC aprovechó la noche del lunes para asaltar e invadir el hemiciclo protocolario, que pertenece al Parlamento. En el Salón Elíptico no cabían.

En cambio, la Guardia Nacional impidió la entrada al Palacio Legislativo de los diputados legítimos, una vez más víctimas de la fuerza militar. Sus 112 parlamentarios están amenazados por la ANC, que planea levantarles su inmunidad.

Para apretar aún más la soga del opositor, el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que la MUD no puede presentar candidatos a 7 de los 23 estados en las regionales de diciembre. Así lo decidieron los tribunales revolucionarios, que sí dejan abierta la posibilidad de que sus cinco partidos más grandes inscriban a los suyos.

Una forma de percutir en el debate interno en el peor momento, ya que los opositores tienen plazo hasta hoy para inscribir candidatos de cara a las elecciones del 10 de diciembre. El sofisticado laboratorio del chavismo se puso en marcha horas después del "mayor fraude electoral de la historia de América". Como si fueran las sirenas del Ulises de la Odisea, unos y otros navegaban a toda velocidad dispuestos a estrellarse en los acantilados bolivarianos, inmersos en una guerra fratricida.

La ex diputada María Corina Machado y Ledezma fueron los primeros en llamar a la no participación en unas "elecciones de la dictadura". Le respondió Henry Ramos Allup, líder de Acción Democrática, que aseguró que ellos sí presentarían candidatos. Ambas posturas calentaron las redes sociales, donde se ventilan las diferencias de la oposición a temperaturas que ni el cambio climático consigue.

Familiares de algunos chicos muertos durante las protestas hicieron público su desacuerdo. "Rechazamos llamado a regionales", concretó Rosa Orozco, madre de Geraldine, asesinada en 2014 por un guardia nacional que le destrozó la cara con un disparo de perdigones a quemarropa.

Esta postura, más radical, también exige a la Asamblea que nombre de inmediato un nuevo poder electoral, incluso un gobierno paralelo. La juramentación de 33 magistrados para el Supremo ha provocado hasta ahora tres detenciones, siete asilos en embajadas (cinco en la de Chile y dos en la de Panamá), cinco huidas a Colombia y una a Estados Unidos.

La MUD hará pública hoy su decisión, que será dar los primeros pasos para participar en los comicios a gobernador, a sabiendas de que el oficialismo no pretende competir mano a mano: la última encuesta de Torino Group confirma que la MUD conserva una mayoría muy holgada en 18 estados, tres están casi empatados y sólo dos, dependientes del gobierno central, permanecerían en manos del chavismo.

Condena de 17 países de la región

Ministros de Relaciones Exteriores y representantes diplomáticos de 17 países de América condenaron ayer la ruptura de la democracia en Venezuela y desconocieron la reciente instalación de una Asamblea Constituyente en una reunión en Lima. En un comunicado leído a la prensa por el canciller peruano, Ricardo Luna, expresaron "su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela" elegida el 30 de julio, que suplantó a la Asamblea Nacional controlada por la oposición, y "su decisión de no reconocer a la Asamblea Constituyente" y los actos que emanen de ella. El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, crítico de su par venezolano, había convocado a representantes de la Argentina, Brasil, Chile, México, Uruguay, Paraguay y algunos países de América Central y el Caribe, además de Canadá, para tomar también acciones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas