Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El kirchnerismo puso en duda la transparencia del escrutinio

En línea con el Frente Renovador, apuntó a la contratación de Indra para el conteo provisional y reclamó acceso al software

Miércoles 09 de agosto de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Por primera vez en lo que va de la campaña, la oposición sembró dudas ayer sobre la transparencia de las elecciones. Si bien aclaró que no alertaba sobre un posible fraude, el kirchnerismo denunció irregularidades en la organización del escrutinio provisional, a cargo del Ministerio del Interior, y reclamó mayor participación en el control.

"No estamos hablando de fraude, sino de dificultades para la participación en el control de los comicios", dijo el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), Héctor Recalde, en una conferencia de prensa en la que se apuntó al papel del Correo Argentino.

La empresa estatal respondió con un comunicado, en el que negó cualquier anomalía. Pero el kirchnerismo no se quedó solo en el reclamo. Consultado por LA NACION, el Frente Renovador advirtió que comparte varias de las observaciones. "Tenemos mucha preocupación", dijo la diputada Graciela Camaño.

Ricardo Viaggio, gerente general de Indra Argentina
Ricardo Viaggio, gerente general de Indra Argentina. Foto: Archivo / Mariana Araujo

En concreto, el kirchnerismo cuestionó el proceso de contratación de Indra, la empresa española que se encarga del escrutinio provisional; dificultades para acceder al software que se va a usar para la transmisión de datos y la instrumentación de un monitoreo en tiempo de la participación ciudadana en la votación.

"El gobierno nacional no cumplió el compromiso de transferirle el escrutinio provisional a la Cámara Nacional Electoral", dijo el diputado Rodolfo Tailhade, junto a Recalde, Eduardo De Pedro y Teresa García. Ese reproche quedó sin respuesta de la Casa Rosada.

Respecto de la contratación de Indra, la empresa que se encarga del conteo provisional desde 1997, el kirchnerismo objetó que no se haya hecho vía licitación pública, sino por medio de un concurso privado de precios. Se recurrió a ese procedimiento porque el Ministerio del Interior delegó la tarea en el Correo Argentino, que sigue las reglas de una empresa. "Se invitó a cuatro empresas, cotizaron dos y se eligió la más barata", respondieron ayer en Interior.

El kirchnerismo y el Frente Renovador reclaman, además, acceder al software que se usará la noche del domingo y tener fiscales informáticos en el centro de cómputos. "Este año no nos invitaron a la verificación", dijo Camaño. Correo Argentino respondió que el software será depositado en la Cámara Electoral, "en la misma forma y plazo que se hace desde 1997". La empresa aseguró que las agrupaciones tendrán posibilidad de fiscalizar en todas las instancias del proceso.

El último punto de discusión apunta a la contratación de MSA, la empresa que interviene en el proceso de boleta única electrónica en Salta y la ciudad de Buenos Aires, en la instrumentación de una aplicación para móviles, apuntada a controlar en tiempo real el porcentaje de participación ciudadana en los comicios.

El procedimiento, a cargo de los empleados del Correo Argentino, prevé informes a las 12 y a las 16 del domingo. En realidad la tarea fue encargada al Gobierno por la Cámara Electoral, por medio de dos solicitadas, a las que LA NACION tuvo acceso. La empresa detalló, además, que en 2015, en plena administración kirchnerista, se hizo el mismo monitoreo y se contrató también a la firma MSA.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas