Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

You Sock: medias con onda: pizzas, Kanye y emojis

Miércoles 09 de agosto de 2017
0

Edad: 29 años

Llegada al país: 2008

Historia: estudió fotografía y moda, hoy tiene su propia firma y además trabaja de recepcionista en un local de crossfit. Su sueño es volver a Venezuela si las cosas mejoran

"Dejé la carrera en Venezuela cuando la situación se empezó a poner fea", asegura Sara Barbera, que llegó a Buenos Aires con la idea de estudiar fotografía junto con su papá, que la acompañó a instalarse en la Argentina.

Después de una especialización en moda y algo de experiencia retratando eventos, noches en boliches y producciones para marcas de ropa, ahora tiene su propia firma de indumentaria.

"Empecé estampando medias, armando los patrones con cómics. Después sumé otros productos de indumentaria como remeras y buzos, y también ofrezco el servicio de estampar diseños de otros, como uniformes de restaurantes con logos", suma.

Para lanzar su negocio destinó US$ 3500 y asegura que la gente se anima a comprar su producto por Internet sin probarlo ni tocarlo porque "no es costoso" y que su gran crecimiento se dio con las ventas al por mayor.

De la Argentina valora la pluralidad de voces en el diseño, que no todos corran detrás de una misma tendencia y que su negocio, aunque fluctúa, esté creciendo bien. Su sueño, sin embargo, es volver algún día a Venezuela. "Si las cosa mejoran, claro, así como están hoy no podría", explicó.

Su familia está en su país de origen y cuando la visitó por última vez se llevó un trago amargo. "La pobreza es tremenda; la inseguridad, inexplicable. Llevé una valija de insumos que iban desde jabón y desodorante hasta medicina", comentó la emprendedora.

Por la tarde trabaja en la recepción de un gimnasio de crossfit, donde también estampa prendas deportivas. "Al menos tres veces por día llega un currículum de un venezolano para pedir trabajo", dijo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas