Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El golf permite pantalones cortos en un torneo grande por primera vez en 99 años

El PGA autoriza las bermudas para las jornadas de práctica debido a las altas temperaturas en Charlotte, Estados Unidos

Miércoles 09 de agosto de 2017 • 11:19
SEGUIR
LA NACION
0
Jordan Spieth, de los Estados Unidos, durante la práctica
Jordan Spieth, de los Estados Unidos, durante la práctica. Foto: AP

En la casa club de Quail Hollow (Charlotte; Estados Unidos), donde se celebrará desde mañana el US PGA -el último grande de la temporada-, se reprodujeron las miradas curiosas, también las sonrisas picaronas y alguna que otra broma. "Hay un montón de piernas sin broncear por ahí.", decía Jimmy Walker, que defiende el cetro tras imponerse el año pasado en Baltusrol Golf Club. "No reconozco a alguno de estos chicos y estoy seguro de que alguno no me reconocerá a mí", se sumaba Lucas Glover, vencedor del US Open en 2009. "Hace un poco de calor, ¿no?", ironizaba Martin Laird, uno de los dos escoceses que pertenecen al circuito de la PGA (el otro es Russell Knox). "No creo que haya nada de malo en que los jugadores muestren la parte de debajo de sus piernas.", señalaba Rory McIlroy, con cuatro grandes a sus espaldas y uno de los favoritos para el triunfo final tras recuperar su mejor juego en las últimas semanas. Una guasa saludable que se extendió durante toda la jornada porque resulta que por primera vez en 99 años, un major permite a los golfistas entrenarse con pantalones cortos.

Es el golf un deporte aferrado a las tradiciones donde las normas de etiqueta son una imposición. Al igual que en Wimbledon el tenista debe ir de blanco y sin marcas que le patrocinen, en un campo de golf no se puede jugar con camisetas o zapatillas sino que es obligatorio usar cuello alto y zapatos adecuados. P

Brooks Koepka (Estados Unidos), Dustin Johnson (EE.UU), Hideto Tanihara (Japón), Kevin Chappell (EE.UU.) en las prácticas previas al torneo
Brooks Koepka (Estados Unidos), Dustin Johnson (EE.UU), Hideto Tanihara (Japón), Kevin Chappell (EE.UU.) en las prácticas previas al torneo. Foto: AP

ero el del driver y los hierros también es un deporte que tiene confeccionado el calendario para perseguir al sol, por lo que la regla obligatoria de utilizar los pantalones largos se había quedado obsoleta, tal y como remarcó en enero de 2016 el European Tour [circuito europeo], que aprobó que los golfistas pudieran realizar las jornadas de práctica y los pro-am [torneos donde se mezclan los profesionales con tres aficionados y se juegan por equipos] en pantalones cortos. "No estamos en la década de los 90. Hay que deshacerse de las viejas reglas que oprimen al golf para volver a convertirlo en un deporte más divertido para todo el mundo", resolvió entonces Ian Poulter. Una reclamación que Estados Unidos ya escucha y acepta.

El 28 de febrero de este año, Paul Levy, presidente de la PGA (asociación de profesionales), anunció que en los majors y en los torneos de la PGA también se adoptaría esta medida. "Es bueno ver cómo se acaban las épocas oscuras. Es un pequeño paso para el progreso de este deporte y da la oportunidad de acercar a los jóvenes al juego", reflexionó Billy Horschel, que este año ganó en Byron Nelson. "Me encanta que hayan tomado esta decisión pensando en los jugadores. Espero que este ejemplo sea tomado en el circuito", convino Dustin Johnson, en la pelea por ganar el laurel del golfista del año. Pero el ejemplo, de momento, se queda ahí porque no está permitido competir en bermudas, aunque desde hace unos años que los caddies sí que pueden hacerlo. "Se trata de que juguemos cómodos. Está claro que no vamos a salir en pantalones cortos en el Abierto Británico si hace 10 grados y llueve. Pero si jugamos en un lugar cálido, no hay razón para que no se puedan usar", reivindicó McIlroy. "Y aquí hace mucho calor, por lo que es perfecto poder jugar con bermudas", agregó Phil Mickelson, que atesora cinco majors. Queda por ver el día en que un profesional salga con pantalones cortos desde el tee del 1. Pero, desde luego, ya falta menos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas