Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno proyecta triplicar los créditos hipotecarios el año próximo

A fin de este año se habrán otorgado 50.000 créditos para la vivienda y se proyecta que en 2018 serán 150.000; en 2023 llegarían a un millón; Finanzas trabaja para fomentar la oferta y agilizar los procesos

Miércoles 09 de agosto de 2017 • 12:33
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

Entusiasmado, el Gobierno planea concretar 50.000 créditos hipotecarios hasta fin de este año y triplicar ese número en 2018. Así lo explicó a LA NACION el secretario de Servicios Financieros, Leandro Cuccioli, quien proyectó que para 2023 se podría llegar a entregar un millón de préstamos hipotecarios.

"El crédito hipotecario es sustentable, no tiene cupos y a fin de año se habrán otorgado 50.000 préstamos, cifra que en 2018 se va a triplicar", dijo el funcionario en el décimo piso del Palacio de Hacienda.

El Gobierno quiere triplicar los créditos hipotecarios en 2018
El Gobierno quiere triplicar los créditos hipotecarios en 2018. Foto: Archivo / Maxie Amena

Las cifras del Banco Central reflejan que los préstamos hipotecarios llegaban a $ 397 millones en enero del 2016; un año después, a $ 1611 millones; y, a fines del mes pasado, a 5085 millones de pesos.

En tanto, los créditos ajustables por UVA comenzaron en mayo del 2016 con dos millones de pesos y acumularon $ 13.994 millones a fines de julio último.

Las cifras oficiales marcan que el Banco Nación (con $ 13.292 millones) otorgó la mayor cantidad de créditos entre enero del 2016 y fines del mes pasado, seguido por el Provincia ($ 4390 millones), el Ciudad ($ 4176 millones), Santander ($ 1701 millones), Macro ($ 1523 millones), Galicia ($ 1399 millones) y Banco de Córdoba ($ 854 millones). El Santander entregó el 98% de sus créditos ajustables por UVA; el Provincia, el 89%; el Galicia, el 77%; el Ciudad el 60%; el de Córdoba, el 30%; y el Nación, el 12 por ciento. Cabe recordar que esta entidad pública se sumó a este plan desde abril a partir de la presidencia de Javier González Fraga.

De todos modos, pese a que muchos en el mercado hablan de "boom" del crédito, en el ministerio que conduce Luis Caputo son realistas, porque el stock arrancó en niveles muy bajos en términos regionales. Mientras que la relación de créditos hipotecarios versus PBI es del 77,1% en los Estados Unidos, en la Argentina llega al 0,8 por ciento. En Chile este ratio es del 23,8%, en Brasil del 8,5%, en Colombia es del 6,1% y en Paraguay del 3,4 por ciento.

El ministro de Finanzas Luis Caputo junto al secretario de Servicios Financieros Leandro Cuccioli.
El ministro de Finanzas Luis Caputo junto al secretario de Servicios Financieros Leandro Cuccioli..

El total de créditos en relación al PBI es del 152% en los EE.UU. y del 14% en la Argentina.

Pero por el crecimiento importante de la demanda en los últimos 18 meses del crédito hipotecario, Finanzas también quiere fomentar la oferta y por eso, en el marco del trabajo de coordinación que la cartera realiza con los bancos Nación, Provincia y Ciudad -cuyos titulares se reúnen al menos una vez al mes con Caputo y Cuccioli- se están fomentando los préstamos a los desarrollados inmobiliarios. "La idea es financiar al desarrollador a 36 meses, a partir de la circular del Banco Central que habilitó esta iniciativa. Ya salieron el Ciudad y el Nación, mientras que el Provincia está por salir. Además, esperamos que los privados se sumen rápidamente", explicó Cuccioli.

El funcionario añadió que "hay mucho interés de los desarrolladores y, a los compradores, les permitirá sacar un crédito con el boleto, o si es desde el pozo, con una serie de requisitos".

Cuccioli, que es ingeniero industrial y tiene un MBA de la Stanford Graduate School of Business, descartó que las UVAs -que se ajustan por inflación- puedan desembocar un proceso similar a la circular 1050, ocurrido en la dictadura, cuando los créditos se volvieron impagables para los deudores, ya que se ajustaban por la tasa de interés de corto plazo. En cambio, estos préstamos actuales se ajustan por inflación y la cuota no puede superar el 25 por ciento del salario. Si la inflación supera en más de 10 puntos porcentuales el salario, los créditos incluyen una cláusula obliga al banco a extender el plazo de repago. Además, subrayó que, "si se observa una serie larga, los salarios terminan superando a la inflación".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas