Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dar vida tras la muerte: los órganos de la joven que se disparó en clase fueron donados para salvar a otros pacientes

Las córneas y las válvulas cardíacas de la menor ayudarán a pacientes que requieren transplantes

Miércoles 09 de agosto de 2017 • 16:00
SEGUIR
LA NACION
El Colegio Nacional donde se disparó la menor con un revolver calibre 38
El Colegio Nacional donde se disparó la menor con un revolver calibre 38. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

LA PLATA.- Los padres de la adolescente de 15 años que se quitó la vida con un arma en el Colegio Nacional "Rafael Hernández" de esta capital donaron tejidos de la menor que falleció el lunes último.

De este modo, parte de los ojos y del corazón de la nena que se disparó en medio de una clase de geografía, darán vida a otros pacientes que necesitan ser trasplantados.

"Se les consulto a los papás y accedieron a donar tejidos. Donaron válvulas cardíacas y córneas. Si hubiesen podido donar órganos lo hacían también, pero los órganos estaban muy dañados por el tratamiento que se hizo para intentar salvar su vida" explicó a La Nación el director del Hospital San Martín, Alberto Urban.

"En el Hospital hay referentes Incucai son encargados de la ablación. Van a un banco de tejidos para personas que lo necesitan", expresó.

Los padres de la menor estuvieron contenidos por el servicio de salud mental del Hospital San Martín que estuvo desde el primer momento a su disposición.

La joven ingresó a ese nosocomio el jueves que pasó con un cuadro muy grave debido a que la bala ingresó por la boca y salió por el cráneo . Durante los días siguientes tuvo dos operaciones y finalmente falleció a causa de un fallo orgánico muy severo.

Te puede interesar